Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Éste es el significado de las 5 fantasías sexuales más comunes

Aunque no se cuenten, todos tenemos alguna fantasía sexual que enciende nuestra imaginación. ¿Cuál es el significado de las más comunes?

Tendencias

Éste es el significado de las 5 fantasías sexuales más comunes

Aunque no se cuenten, todos tenemos alguna fantasía sexual que enciende nuestra imaginación. ¿Cuál es el significado de las más comunes?

Vera Juárez

11/07/2018

Las fantasías sexuales son representaciones que creamos en nuestra mente, ya sea voluntariamente o no, y que, como lo dice su nombre, se relacionan con la sexualidad.

Aunque a algunos le de pudor reconocerlo, la mayoría tiene alguna fantasía sexual rondando en su cabeza. En general, comienzan con el despertar sexual de la pubertad y pueden continuar hasta el final de la vida.

[Lee también: Qué le ocurre a tu vagina con el paso del tiempo]

A diferencia de lo que suele creerse, las fantasías sexuales justamente son eso: fantasías. La idealización misma hace que llevarlas a la práctica sea, a veces sea como ir en contra de su efecto. Incluso además, a menudo van en contra de las creencias o valores que uno dice tener. Por eso, concretarlas no sería tan fácil.

Pero, sea como sea, todos seguramente tenemos alguna rondando por nuestra cabeza. Si estás en pareja puede ser un factor que encienda el deseo el solo imaginar de a dos alguna fantasía; o puede incluso que tus propias fantasías te enciendan a ti personalmente. ¿Por qué? Porque todas ellas tienen que ver con el propio deseo.

[Lee también: ¿18 horas de orgasmos? Esta pareja lo consigue, y este es su secreto]

Nadie está leyendo en este momento tu mente. Pero seguramente estés pensando en esas fantasías que tienes por ahí. Conoce qué significan las fantasías sexuales más comunes.

1. Amores prohibidos

Es muy común tener un "amor platónico". Puede que sea alguien del trabajo, un viejo amor, o un amigo/a de siempre, o incluso la pareja de alguien que conoces (recuerda que estamos en el plano de la imaginación).

A veces esto puede tener que ver simplemente con lo más propio del deseo: que es irrealizable. Nos gusta porque es algo que idealizamos. Nos genera la adrenalina de lo prohibido, nos seduce. Seguramente también en esa idealización hay algo que personalmente deseamos (como la seguridad, o el dejarse llevar) que estemos depositando en una figura externa. Seguramente si la viéramos tal cual es, distaría mucho de cómo nos la imaginamos.

2. Deseos de sumisión - dominación

La relación de amo y esclavo es una forma de vincularse que viene desde tiempos muy antiguos. Y esa relación también se ha trasladado a otros planos, especialmente el de la pareja. Históricamente la mujer ha estado relegada al rol de sumisión y el hombre, al de dominación. Pero en el plano de la fantasía, aunque conscientemente puedas estar en contra de esto y luchar por la igualdad, puede encenderte estar en alguno de los dos lugares. Y eso, no es anormal para nada. La clave siempre, si lo llegas a concretar alguna vez, es que siempre sea acordado y disfrutable para ti.

3. Tríos

Ésta es una de las fantasías sexuales más comunes, especialmente en las parejas. En este caso, a veces puede tener que ver con el deseo de volver a sentir la pasión del comienzo, dentro del marco de la propia pareja, es decir, sin infidelidad, compartiendo con el otro ese momento.

Otras veces tiene que ver con el deseo de experimentar diferentes lógicas de placer, y formas de satisfacción distintas a lo habitual.

4. TENER RELACIONES EN ESPACIOS PÚBLICOS

Esta fantasía sexual tiene que ver con el deseo por lo prohibido, por hacer algo privado en un sitio en el que no se debe. Despierta la adrenalina del riesgo, de omitir los límites y meterse en problemas.

5. EXPERIENCIAS CON ALGUIEN DEL MISMO SEXO

En general, en nuestras primeras experiencias de sexualidad, estuvieron ahí nuestros amigos o amigas, con quienes compartíamos dudas y demás. Esto no quiere decir necesariamente que seamos homosexuales, pero sí quizás alguna experiencia de ese tipo podría haber quedado reprimida.

También puede tratarse de curiosidad, e incluso de la búsqueda de experimentar por fuera de lo habitual, junto a quien conoce tu tipo de cuerpo tan íntimamente como tú.

Lo bueno de las fantasías sexuales:

- Incrementan el deseo sexual.

- Mejoran la autoestima.

- Ayudan a ganar confianza.

- Pueden modificarse, adaptarse, cambiar.

- Nos traen información sobre lo que nos genera placer.

- Nos ayudan a experimentar con nuestra sexualidad.

Fuentes:

PsicologíayMente

ActitudFem


Otros

Tendencias

5 famosos que no se sabe con certeza si aún viven o son dobles idénticos

Supuestamente están vivos, pero hay algunos indicios para pensar que tal vez ya murieron.

Tendencias

5 Señales de que estás en pareja (o vas a estarlo) con la persona correcta

¿Cómo saber si tienes al lado a la persona correcta para ti?

Tendencias

El extraño caso de la mujer que quedó embarazada de otro hombre cuando ya estaba esperando un hijo

Dio a luz a dos bebés de padres diferentes. ¿Cómo es posible?

share