En el año 2011 durante la Guerra de Siria, los bombardeos destrozaron la casa de Yusra y la piscina donde entrenaba. Ante este contexto triste y desolado, en 2015 decidió abandonar su hogar junto a su hermana Sarah, subirse a un bote con 18 personas y cruzar el mar Egeo para huir de su país.

La embarcación en la que viajaron se rompió en el medio del mar, y había compañeros que no sabían nadar. Entonces, ambas decidieron exponer su vida, lanzarse al mar, arrastrar el bote durante tres horas y media para llegar a tierra. Así lograron salvar la vida de las demás personas. Finalmente llegaron a la costa de Lesbos y siguieron su trayecto caminando y tomando autobús desde Grecia hasta Alemania, en donde se asentaron en un campo de refugiados.

Tiempo después, la vida de la joven nadadora se llenó de ilusión y color cuando un club de natación la estaba esperando para cambiar su vida y comenzar una vez más sus entrenamientos. No solo esto, sino que un evento deportivo mundial de gran envergadura la esperaba. Se aproximaban los Juegos de 2016.

[También te puede interesar: ¡Histórico! Niña de 13 años ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio]

yusra forma parte del equipo olímpico de refugiados

Yusra fue becada por el Comité Olímpico Internacional y así integra el Equipo Olímpico de Refugiados. Es la segunda vez que este equipo se presenta en los Juegos Olímpicos, dado que el debut fue en Rio 2016.

Tras el anuncio de la participación del Equipo de Refugiados en 2016, el presidente del COI, Tomás Bach lanzó un mensaje contundente: "Al dar la bienvenida al equipo de Atletas Olímpicos Refugiados a los Juegos Olímpicos de Río 2016, queremos enviar un mensaje de esperanza para todos los refugiados de nuestro mundo [...] Estos atletas refugiados mostrarán al mundo que, a pesar de las inimaginables tragedias a las que se han enfrentado, cualquiera puede contribuir a la sociedad a través de su talento, sus habilidades y la fuerza del espíritu humano".

Actualmente, Tokio 2020 recibe a 29 atletas con el impulso de llevar sus testimonios e historias de vida a todos los rincones del mundo con el fin de visibilizar su situación.

Yusra Mardini, por su parte, suele dejar mensajes en Instagram que revelan la situación de los refugiados en el mundo: “Espero que mi historia inspire a otros y demuestre que, incluso las situaciones más desesperadas pueden terminar en triunfo y que renunciar nunca es una opción”, decía en uno de sus posteos.

Recientemente Yusra compartió un video en sus redes sociales que resume la historia del equipo de refugiados. Su mensaje refleja el sentir del mismo en sus propias palabras.

“No compartimos nación ni lenguaje. Cada uno tiene una historia distinta, pero hay algo que todos tenemos en común, decidimos mantener nuestros sueños vivos. Los llevamos con nosotros a través de océanos, desiertos y ciudades. Nos juntamos para formar un equipo más grande que nosotros mismos, uno que desafía bordes y limites, un equipo que le pertenece a todos, porque no importa quienes seamos ni que enfrentemos sino que lo hacemos juntos”

[También te puede interesar: Medallas recicladas en los Juegos Olímpicos de Tokio: un mensaje de solidaridad y sustentabilidad al mundo]

Sobran motivos para alzar la bandera olímpica

Con el fervor de la apertura de las olimpiadas, Yusra compitió en la modalidad de 100m mariposa quedando tercera con un tiempo de 1:06.78 el pasado 24 de julio.

El testimonio de la joven nos invita a reflexionar, agradecer y afrontar los miedos y adversidades con valentía y coraje. ¡Es una historia digna de destacar! los valores olímpicos vislumbran esperanza y amor ante el sacrificio y empatía de Yusra Mardini.

[También te puede interesar: Conoce la historia de Wally Funk, la astronauta de 82 años que viajó con Bezos al espacio]

¿SABIAS QUE EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS EXISTEN EQUIPOS DE ATLETAS REFUGIADOS?