Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Esta mujer vivió un año según un libro de autoayuda. ¿Imaginas qué pasó?

Los libros de autoayuda prometen cambiar tu vida, pero, ¿has puesto en práctica todo lo que dicen? Esta mujer lo hizo y así le fue.

Tendencias

Esta mujer vivió un año según un libro de autoayuda. ¿Imaginas qué pasó?

Los libros de autoayuda prometen cambiar tu vida, pero, ¿has puesto en práctica todo lo que dicen? Esta mujer lo hizo y así le fue.

Rocío Belén Suárez

Actualizada 26/03/2019

Aunque sabemos que es imposible, todos tenemos, en el fondo, un mismo sueño: ser perfectos. Queremos tener un buen cuerpo, ser súper cultos y, al mismo tiempo, ser trabajadores ejemplares, emprendedores, buenos padres y amigos, y... ¡Podría seguir todo el día!

La realidad que a veces no queremos aceptar es que nadie es perfecto. Ni siquiera esa gente que vemos en Instagram y que realmente lo parece. Nosotros tampoco lo seremos jamás. Y aún así, lo deseamos tanto.

Los libros de autoayuda son una promesa de que sí es posible. De que podemos mejorar, de que podemos atraer lo bueno, y cambiar para siempre nuestra vida. Pero, ¿esto es realmente así?

¿Alguna vez has seguido al pie de la letra los consejos y ejercicios de los libros de autoayuda que has leído?

Marianne Power, una periodista británica, decidió intentarlo. Se lanzó a experimentar y poner en práctica sin chistar todos los consejos de 12 libros de autoayuda por un año, leyendo uno por mes.

[También te puede interesar: Señales de que vas por el camino correcto hacia ser la persona que quieres]

¿Te imaginas el resultado?

La crisis de los 30 y los libros de autoayuda

Marianne Power es una periodista británica que, a sus treinta y pocos, atravesó lo que llamamos habitualmente “la crisis de los 30”. O al menos, una crisis existencial.

Es que entrada en la treintena, Marianne solo disfrutaba de su trabajo, pero sentía que el resto de su vida se iba al tacho. No tenía pareja, estaba lejísimos de tener hijos, no tenía una casa propia y estaba repleta de deudas. Básicamente, no se parecía en nada a las personas de su edad exitosas que veía por todos lados.

Desesperada, tuvo una idea brillante: usaría libros de autoayuda para mejorar su vida. Pero quiso hacer un experimento completo.

Entonces, decidió que durante 12 meses leería un libro de autoayuda al mes, y lo pondría en práctica al pie de la letra. Si elegía cada mes un área diferente de su vida… ¡en un año tendría una vida nueva y maravillosa!

Una vida nueva, sí. ¿La que esperaba?

La verdad es que pasado ese año, Marianne sí que logró tener una vida nueva. Escribió un libro contando su experiencia con los libros de autoayuda. Por lo cual, las cosas mejoraron para ella. Además, asegura que logró encontrar bastante estabilidad en diferentes aspectos de su vida.

Sin embargo, los resultados no fueron tan mágicos como esperaba. No fue un progreso lineal hacia el éxito: por momento las cosas fluían bien, pero en otros, seguía odiando su vida igual que siempre.

Sus problemas con el dinero nunca se solucionaron del todo, pues es su talón de aquiles, aunque se siente más segura en otros.

Básicamente, algunas cosas y libros la ayudaron de verdad y otros, simplemente, no cambiaron nada.

Conclusión: ¿sirven los libros de autoayuda?

Luego de su experimento, Marianne llegó a la conclusión de que, como todo en esta vida, nada es definitivo.

Algunos libros le sirvieron mucho, pero otros, no tanto. Las cosas que más le costaban antes, le siguen costando ahora. Y, sin lugar a dudas, más allá de cuántos libros de autoayuda utilices, la vida siempre tendrá sus momentos lindos y sus momentos difíciles.

Cuando empecé estaba en un hoyo y creí que después, mes a mes, iría subiendo progresivamente hasta situarme en la mejor versión posible de mí misma. Pero fui hacia arriba, hacia abajo, hacia más abajo… Hasta llegar, sin embargo, a un punto intermedio bastante interesante”, asegura la periodista en una entrevista con El Periódico.

Y afirmó que lo más importante de todo para estar bien es dejar de comprarse con vidas y modelos completamente irreales: “La gente se compara sin parar, y se compara con vidas que no son reales. Yo subo fotos a Instagram de mi gira promocional, sonriendo, visitando lugares… Pero nunca voy a colgar de los momentos en que estoy amargada y consumiendo Netflix compulsivamente

[También te puede interesar: Así son las mujeres que no se dan por vencidas hasta alcanzar sus sueños]

¿Qué opinas sobre la historia de Marianne? ¿Te sientes identificado?

Fuentes:

Cultura Más

El Mundo


Otros

Tendencias

Esta joven dejó su carrera para volver a ser mesera y no se arrepiente

La vida actual nos lleva muchas veces al límite. Esta chica decidió que necesitaba un cambio de vida: ha vuelto a sus orígenes y está feliz.

Entretenimiento

La mujer que pasó de limpiar casas a descubrir constelaciones

La frase "mi criada lo puede hacer mejor que ustedes" dio inicio a la carrera de una mujer que hizo magníficos descubrimientos. Conoce su historia.

Entretenimiento

15 frases de José Saramago para conocerte a ti mismo

¿Qué tanto te conoces? Estas frases pueden hacer un click en tu vida para encontrarte nuevamente.

share