La Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), se celebrará en Glasgow el próximo mes de noviembre, la 26ª reunión del grupo llega en el momento más crucial.

Este evento se realiza anualmente, aunque se pospuso el año pasado debido a la pandemia. Los líderes mundiales asisten, pero muchas de las discusiones tienen lugar entre ministros y otros funcionarios de alto nivel que trabajan en cuestiones climáticas.

También te puede interesar: La mayoría de las personas en el mundo sigue respirando aire contaminado

Un informe sobre la situación actual que enfrenta el planeta publicado por la ONU en agosto mostró que la temperatura mundial está aumentando más rápido de lo que los científicos pensaban.

Explican que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al menos a la mitad en esta década es crucial para evitar los impactos más catastróficos de la crisis climática.

El secretario general de la ONU, António Guterres, hizo un llamado el martes a los líderes mundiales para que actúen, advirtiendo que la humanidad está en camino de una "catástrofe" climática.

Junto a "covid-19", "clima" fue una de las palabras estrellas en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, donde Estados Unidos y China anunciaron nuevos compromisos para enfrentar la crisis. Esto sugiere que puede que los dos mayores emisores del mundo estén dispuestos a cooperar y tomar medidas más audaces.

Por su parte, Alok Sharma, miembro del Parlamento británico y presidente de la COP26, ha dicho que quiere que la conferencia de este año llegue a un acuerdo sobre varios objetivos clave, entre ellos:

También te puede interesar: Greta Thunberg exige actuar contra el cambio climático y acabar con el "bla, bla, bla"

deforestación
  • Terminar con la deforestación para el final de la década, ya que los bosques juegan un papel crucial en la eliminación de carbono de la atmósfera.
  • Reducir las emisiones de metano, un gas potente con más de 80 veces el poder de calentamiento del dióxido de carbono.
  • Mantener vivo el objetivo de 1,5, establecido en el Acuerdo de París, un objetivo que algunos países productores de combustibles fósiles han resistido, al menos en términos de fortalecer el lenguaje vinculado al mismo en cualquier acuerdo.
Fuente: Shutterstock

Aunque algunos de los mayores contaminantes del mundo han dado señales positivas, parece que varios países acuden a la reunión con el objetivo de oponerse a objetivos más ambiciosos.

Con base en el Acuerdo de París, los países presentaron sus compromisos para reducir las emisiones, también conocidos como Contribución Determinada a Nivel Nacional o NDC. Se suponía que todos los signatarios actualizarían sus NDC antes del 31 de julio de este año, pero alrededor de 70 aún no lo han hecho.

"Sobre el papel, el Acuerdo de París se diseñó como un proceso cíclico: 'nos vemos en cinco años, con mejores planes y esfuerzos renovados'", dijo Lola Vallejo, directora del programa climático del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales. "Realmente esperamos que los países presenten compromisos nuevos y mejorados", agregó.

Además Vallejo explica que "algunos países no han presentado compromisos o, (entre) aquellos que han presentado compromisos, una buena parte todavía son insuficientes, la mayoría no está exactamente en línea con (el límite de) 1,5".

También te puede interesar: El Reino Unido quiere que toda la electricidad sea generada de fuentes renovables en 2035

Fuente:

cnnespanol.cnn.com