Dentro de los desastres más graves que atentan contra la biodiversidad se encuentran los derrames de petróleo producidos en los mares y océanos. Tal es el caso de lo sucedido recientemente en las costas de Perú.

El gobierno peruano informó a la ciudadanía que el derrame fue aproximadamente de unos 11.900 barriles de petróleo. ¡El peor desastre ecológico ocurrido durante los últimos tiempos en Lima!

Yuri Hooker, biólogo marino y director del laboratorio de biología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia confesó, al portal Mongabay, que las principales víctimas afectadas por esta problemática son las aves marinas y mamíferos acuáticos, entre ellas: nutrias y lobos marinos, como así también los peces de superficie, pejerreyes, lisas y el plancton.

Como consecuencia, esta irreparable situación ha acabado con la vida de miles de especies, de hecho, se han encontrado en las orillas cadáveres de pingüinos de Humboldt, pelícanos, zarcillos. Como si fuera poco, animales que ya estaban en situación de extinción, parecen haber desaparecido ante el derrame de petróleo.

  • LOS EFECTOS SON ARRASADORES

Tomando en consideración las palabras de Guillermo Ramos Bardalez, biólogo y administrador técnico en Lima del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre Serfor:

“El daño ecológico es tremendo. Hay toda una cadena rota: no solamente de fauna grande, sino también de plancton, crustáceos, moluscos. Hay invertebrados varados totalmente negros por el petróleo, y eso dice mucho de lo que habrá dentro del mar ahora mismo”.

En medio de la situación, el Colegio de Ingenieros brindó fuertes declaraciones. Máximos referentes y autoridades ambientales señalaron al portal El País, que hasta el 25 de enero inclusive, se localizaban contaminadas nada más ni nada menos que 11.637 hectáreas de mar y litoral.

De acuerdo al biólogo Deyvis Huamán, especialista de la dirección de gestión de las áreas naturales protegidas: “Registramos diariamente diez aves muertas en el islote Pescadores desde el 18 de enero que salimos a campo: chuitas, cormoranes, guanay, piqueros y pingüinos”. Y no sólo eso, si no que también alarmó ante la posible extinción local de las nutrias marinas.

Foto: BBC

Por el momento, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas dio a conocer que al menos 180.000 aves corren riesgo de vida debido a la contaminación ocasionada por el petróleo. Alrededor de 136.063 ejemplares de cormorán guanay podrían fallecer junto a 43.126 piqueros y 207 pingüinos de Humboldt.

A la vista está, científicos y especialistas manifiestan el daño generado en los ecosistemas. ¿Estaremos a tiempo de preservar la vida en los mares y océanos?

De hecho, el ingeniero pesquero Elmer Nieves confesó que aún hay componentes del petróleo disueltos en el agua y significa un grave peligro, ya que caen al fondo y las especies filtradoras absorben en instantes los químicos.

ALGUNOS EFECTOS DE LOS HIDROCARBUROS SOBRE LA VIDA SILVESTRE:

  • Pérdida de la vida por asfixia en cuestión de segundos.
  • Los organismos absorben los componentes tóxicos y, por ende, se envenenan.
  • Las especies recién nacidas quedan devastadas y no sobreviven.
  • Aumento de infecciones.
  • La reproducción y propagación a la fauna y flora marina se torna disminuida.
  • Falta de comunicación y eficacia en los procesos vitales debido a los componentes del petróleo absorbidos por los animales.

Es menester que los gobiernos se comprometan e implementen políticas ambientales que preserven la naturaleza y no dejen al medio ambiente en manos de empresas extractivistas, que sólo buscan el beneficio económico.

¿QUIÉN SE RESPONSABILIZARÁ POR LA PÉRDIDA DE TANTA BIODIVERSIDAD?