Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entretenimiento

Esta reflexión te ayudará a comprender cómo funciona la confianza en ti mismo

¿Crees que las cosas no te salen bien? Esta parábola te ayudará a reflexionar sobre la importancia de la autoconfianza.

Entretenimiento

Esta reflexión te ayudará a comprender cómo funciona la confianza en ti mismo

¿Crees que las cosas no te salen bien? Esta parábola te ayudará a reflexionar sobre la importancia de la autoconfianza.

Rocío Belén Suárez

27/06/2018

Muchas veces nos encontramos atrapado en una serie de dificultades. Problemas económicos, familiares, en el trabajo o en la casa. O en todos al mismo tiempo. Y tendemos a pensar "¿Por qué me pasa esto a mí?", "¿Por qué tengo tanta mala suerte?".

Nos quedamos paralizados frente a la adversidad, sin saber cómo actuar, y eso no hace más que empeorar la situación; es que en general, las cosas no se arreglan solas.

Si te ha pasado alguna vez, o si estás pasando por eso ahora, tal vez necesites leer esta historia de reflexión, que te ayudará a ver las cosas de otro modo.

_____

Esta es la historia de un exitoso hombre de negocios, que una vez, ante una sucesión de hechos desafortunados, se encontró lleno de deudas. Los acreedores se acercaban y sus principales proveedores exigían el pago o le pedirían la quiebra, lo que haría cerrar su negocio. El hombre no veía salida posible.

Desesperado y angustiado, un día se encontró a sí mismo sentado en un banco del parque preocupado por su situación, pensando qué podía hacer para salvar a su empresa de la quiebra inminente.

Justo en ese momento un anciano se acercó y se sentó junto a él.

-Puedo ver que algo te está molestando, hijo. ¿Qué es? -preguntó el anciano. Ante su tristeza y desesperanza, el empresario le contó al anciano todo lo que le estaba pasando, pues necesitaba hablarlo con alguien.

Ante su sorpresa, después de escucharlo el anciano le dijo:

-Creo que puedo ayudarte.

Le pidió al hombre su nombre, y sacó de su bolsillo una chequera. Escribió un cheque y lo puso en la mano del hombre diciendo:

-Toma este dinero. Nos vemos aquí en exactamente un año a partir de hoy y usted puede devolverme el importe en ese momento.

Luego se volvió y desapareció tan rápido como había llegado.

El dueño del negocio miró hacia abajo para ver que el cheque en su mano era de US$ 1.000.000, firmado por John D. Rockefeller, uno de los hombres más ricos del mundo.

El empresario pensó: "Todos mis preocupaciones de dinero han sido borrados en un instante!"

Sin embargo el empresario mantuvo su mente fría, y decidió poner el cheque en su caja fuerte, antes de ir a cobrarlo. No quería seguir sumando deudas, por lo que decidió que sólo lo usaría como último recurso.

Con renovado optimismo, volvió a sus negocios. Sabiendo que nada podía salir mal, porque tenía la solución a sus problemas en una caja fuerte, negoció mejores ofertas, mejores plazos de pago y se abrió paso con grandes ventas. A los pocos meses, estaba libre de deudas y ganando dinero una vez más, sin siquiera tocar el cheque.

Exactamente un año después regresó al parque con el cheque sin cobrar. El anciano no apareció por algún tiempo, sin embargo, el ejecutivo decidió esperar un rato más. Un rato después, el anciano llegó, pero parecía desconocer al hombre.

Detuvo al anciano y estaba a punto de entregarle el cheque con entusiastas palabras de gratitud al ver a una enfermera venir corriendo hacia ellos. El hombre se mostró asustado, pero la enferma tomó por los hombros al anciano y le dijo al empresario:

-Estoy muy contenta de haberlo atrapado. Espero que no le haya estado molestando.

El empresario le aseguró que no, y la mujer le dijo:

-¡Menos mal! Es que siempre está huyendo de la casa de reposo y diciendo a todos que es un famoso multimillonario -se rió, y se llevó al anciano del brazo, dejando al empresario anonadado.

_____

La enseñanza

Lo que demuestra esta historia es que, en realidad, las soluciones generalmente están en uno mismo. A veces, necesitamos una señal, buscamos desesperadamente algo que nos dé certezas.

Pero en realidad, necesitamos esas cosas para volver a confiar en nosotros. Para tomar la iniciativa y saber qué hacer.

El empresario hubiera sido capaz de resolver las cosas aunque no se hubiera encontrado con el anciano. Sólo que estaba tan preocupado lamentándose de su suerte, que no le quedaba tiempo para pasar a la acción.

Tú no necesitas un cheque falso para volver a confiar en ti.

Sólo necesitas recordar que sí tienes la posibilidad de salir adelante, si te dedicas a ello en vez de lamentar lo que ya no puedes cambiar.

¡Anímate a ser dueño de tus propias decisiones, con mucha confianza en ti mismo!


Otros

Entretenimiento

El cuento de la vaquita te demuestra que es necesario salir de tu zona de conf..

Muchas veces nos encontramos estancados por miedo. El cuento de la vaquita demuestra que el cambio no es tan malo.

Entretenimiento

¿Hay cielo e infierno en vida? Esta enseñanza te hará reflexionar sobre ello

Quizá nosotros mismos tenemos el poder de decidir hacia dónde vamos.

Entretenimiento

Los 15 pensamientos de Einstein que te harán cambiar tu perspectiva sobre todo

Además de ser un científico notable, fue un gran humanista, con ideas brillantes que revolucionarán tu pensamiento.

share