Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Esta pequeña acción puede cambiar al máximo tu forma de relacionarte con el mundo

Para abrir la mente al extremo a veces solo necesitamos un pequeño empujón. Esta acción puede ser la clave que necesitas.

Rocío Belén Suárez

20/05/2019

Tendencias

Esta pequeña acción puede cambiar al máximo tu forma de relacionarte con el mundo

Para abrir la mente al extremo a veces solo necesitamos un pequeño empujón. Esta acción puede ser la clave que necesitas.

Rocío Belén Suárez

Muchas veces nos sentimos bloqueados, desorientados, sin saber hacia dónde ir. Es más. Entre la cantidad de pantallas a las que estamos expuestos permanente, y la tecnología que parece resolver todo por nosotros, puede que te sientas lento. Un poco atontado, por decirlo de alguna manera. ¿Te pasa?

Pues creo que a todos nos pasa un poco. Muchas veces andamos como autómatas y pasamos por el mundo sin prestar la más mínima atención. Si bien esto no siempre es fácil de revertir, hay una pequeña acción que puede cambiar por completo el modo en el que te relacionas con el mundo.

[También te puede interesar: 4 razones por las que escribir puede ser mejor terapia que ir a un psicólogo]

ciudad gente

Al dejar por escrito lo que te sucede, incluso las cosas que tienes que hacer, ayudas a tu cerebro a tomar consciencia de lo que haces y consigues un efecto positivo en tu mente. Si lo empiezas a hacer seguido, descubrirás que estás mucho más atento a todo lo que sucede a tu alrededor.

Estas son algunas de las maneras en las que puedes hacerlo.

1. Escribe cartas

Si tienes un amigo lejos, o un familiar que no ves muy seguido, ¿qué tal jugar a escribirse cartas semanalmente? Sí, ya sé que existe el Whatsapp. Pero escribir una carta supone la acción de sentarse frente a un papel y reflexionar acerca de lo que ha pasado en el último tiempo.

Te ayuda a resumir, al tiempo que te permite destacar lo importante y dejar a un lado lo superficial.

Si no quieres escribirle a alguien, ¿por qué no escribirte a ti mismo? Al menos, funcionará como ejercicio.

2. Listas y mapas conceptuales

Hacer listas siempre es una buena manera de organizar tus pensamientos. Lo mismo sucede con los mapas conceptuales. Si tienes un problema, por ejemplo, puedes listar los pros y los contras de diferentes opciones, sacar flechas con posibilidades, hacer anotaciones adicionales.

Puede parecerte poca cosa, pero tu mente empieza a acomodar mucho mejor la información si la pones por escrito (de puño y letra) que si simplemente lo piensas.

3. Anótalo todo

En realidad, no es necesario anotarlo todo todo. Pero sí es bueno que comiences a hacerte el hábito. Escribir en una hoja la lista de la compra en vez de llevarla en una app, tomar apuntes en una reunión o en una charla informativa, apuntar una idea que se te cruza por la cabeza son algunas opciones.

[También te puede interesar: Campaña para escribir mejor: reglas básicas de ortografía para una mejor convivencia]

Recuerda que la acción misma de escribir te conecta con el presente, y también ayuda a tu cerebro a procesar mucho mejor la información.

¿Tienes la costumbre de dejar las cosas por escrito? Si no, ¿empezarás a implementarlo?

Fuente:

Aleteia


Otros

Entretenimiento

Test de 5 minutos muestra las primeras señales de Alzheimer

Para identificar los cambios y descubrir si un individuo tiene un problema, un neurólogo americano desarrolló un test capaz de detectar en cinco minutos las primeras señales de la enfermedad.

Entretenimiento

Quienes escriben a mano son más inteligentes: esto pasa en el cerebro cuando ..

Estudios recientes ratifican la importancia de aprender a escribir a mano.

Entretenimiento

5 reglas para siempre tener la razón: cómo argumentar de forma correcta

Aprende a dominar el arte de la argumentación.

share