/ambiente/la-historia-de-la-reevolucion-contra-el-descarte-en-primera-persona_89550602.html La historia de la (re)evolución contra el descarte en primera persona | Bioguia

Ambiente

La historia de la (re)evolución contra el descarte en primera persona

Celeste y Valeria son las directoras de Tica, una empresa que hace tazas con larga vida útil, para luchar contra los plásticos de un solo uso y la cultura del descarte.

02/02/2021

La historia de la (re)evolución contra el descarte en primera persona

Ambiente

TICA

La historia de la (re)evolución contra el descarte en primera persona

Celeste y Valeria son las directoras de Tica, una empresa que hace tazas con larga vida útil, para luchar contra los plásticos de un solo uso y la cultura del descarte.

La historia de la (re)evolución contra el descarte en primera persona
TICA

Celeste y valeria: psicólogas, madres y empresarias sustentables

En diciembre de 2017, Cele Mangiardi (directora y fundadora de TICA) conoció acerca de las Empresas B, de la necesidad de tener un propósito, de cómo a partir de un negocio, se puede generar un beneficio para la comunidad y para el medioambiente.

En marzo de de 2018, empezó un Camino +B dentro de un emprendimiento familiar, para convertir a PURA en una empresa que hoy “no para de generar impacto social y ambiental”. En ese camino aprendió, encontró su pasión, definió su norte.

Con espíritu emprendedor y un propósito claro, transformar el descarte en nuevas prácticas que reparen el daño que nos hacemos, decidió iniciar TICA. Todo nace de una preocupación, de un problema, y de la búsqueda de soluciones.

Celeste es mamá de Bauti, Salva y Delfi (por orden de aparición). También es psicóloga, emprendedora y amante del café. Veía el uso y el descarte al ritmo actual era inviable para nosotros y para el planeta.

Se cuestionaba sobre el mundo que estamos creando, sobre lo que va a quedar para nuestros hijos, y sobre todo, si es esto lo que elegimos, o podemos hacer algo distinto, romper esta dinámica que tanto daño nos hace.

Valeria (mamá de Zoe, Gaia y Uma), también psicóloga, y también amante de los cambios y del cuidado (del otro, del planeta) trabajó como gerente de Recursos Humanos en empresas multinacionales hasta que un día largó todo para dedicarse a la consultoría como forma de vida y de llevar mejoras, cambios, a personas y organizaciones.

Así conoció a Cele, y de su mano entró en ese mundo maravilloso de las empresas de triple impacto, y en seguida entendió que es en este tipo de organizaciones donde sus valores, conocimientos y experiencia confluyen y se alinean completamente.

Celeste Mangiardi y Valeria Greco, además de ser Directoras en TICA, comparten profesión (las dos son psicólogas), se hicieron camino como emprendedoras siendo también madres de familia numerosa y son las dos apasionadas de los deportes acuáticos y cuidado de la naturaleza.

tica, una empresa que lucha contra el descarte indiscriminado

"¿Cómo puede ser que una taza las represente?" "¿Qué tiene que ver un producto térmico, de diseño, con su trabajo y con sus valores?", nos preguntó una amiga cuando le contamos sobre TICA. La respuesta es simple: TODO.

Entendemos que el uso y descarte al ritmo actual es inviable para nosotros y para el planeta. Nos cuestionamos si como sociedad y como individuos somos conscientes del mundo que estamos creando, si es este es el mundo que elegimos.

Frente a esta situación, nos preguntamos: ¿es posible crear una empresa que pueda romper esta dinámica que tanto daño nos hace? Queremos evolucionar hacia un nuevo consumo. Necesitamos nuevos hábitos que nos hagan bien, donde el descarte indiscriminado no sea ni siquiera una opción.

Es tiempo de hacernos cargo del impacto negativo de nuestras elecciones y buscar una solución que cuide a las personas y al planeta.​​​​​​​​​​​​​​

tica

¿De qué hablamos cuando hablamos de descarte?

Somos parte de una sociedad acostumbrada a usar y tirar en un loop infinito. Y no estamos hablando solo de productos de consumo. Se trata de una lógica tan arraigada en nuestra sociedad que también llegó a las relaciones humanas.

El propósito de TICA busca dar vuelta esta lógica y para lograrlo, necesitamos más personas que se sientan inspiradas por esta lucha.

Los negocios y el cuidado, el impacto positivo pueden (y deben) ir juntos. En cada decisión de compra, de contratación se ponen en juego nuestros valores, lo que pensamos de la gente y las cosas, la forma en que nos conectamos con los demás y con el mundo. Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras.

video consumo responsable

Lo que usas demuestra / simboliza también tus valores.

TICA es cuidado. Cuidado del medio ambiente, de nosotros mismos y de los demás. Es impacto en el clima, pero no como algo abstracto y lejano, es cuidado cercano, “empezando por casa” (o por la oficina, sea lo que cada uno entienda por oficina en esta nueva realidad), es impactar en el clima (ambiental porque reducimos el descarte de plásticos/ vasos de un solo uso) y también en el laboral (porque con la taza como símbolo estamos unidos en valores compartidos).

En TICA, empezamos por una taza, pero vamos por más. Y no podemos solos. Por eso, nuestra invitación es a hacer el cambio entre todos, en comunidad. A sumarse contra el descarte, por las personas y por el planeta.

Hoy, en la empresa de nuestra amiga cada uno tiene su TICA, símbolo de su propia lucha contra el descarte.

Por: Valeria Greco.


Otros

Tendencias

Londres está sufriendo un éxodo masivo de su población por Covid-19

Desde la Segunda Guerra Mundial no se veía una caída tan grande en la población del Reino Unido, actualmente solo hay 700.000 personas.

Tendencias

Joe Biden quiere poner una persona afroamericana en los billetes de 20 dólares

El nuevo presidente norteamericano muestra un perfil distinto al de su predecesor, Donald Trump. Por ejemplo, es más abierto a la condición de múltiples razas en Estados Unidos.

Tendencias

Las vacas abandonadas junto a la nuclear de Chernobyl se volvieron salvajes

El accidente nuclear aconteció el 26 de abril de 1986. La zona fue afectada y buena parte de su fauna ha quedado a la merced de la radiación, y el ganado vacuno es un ejemplo de ello.

share