En meses donde los hogares pasaron a ser el gran refugio de todos y el trabajo migró hacia dicho epicentro, nos encontramos con algunos obstáculos. El orden, la paz y la armonía pasaron a ser pilares fundamentales a la hora de armar esos espacios.

El comedor dejó de ser comedor, para convertirse en un auténtico coworking, las habitaciones pasaron a ser importantes salas de reuniones y nuestro mayor aliado pasó a tener nombre: la tecnología. El zoom se llevó el primer puesto a la hora de decidir: “¿dónde nos juntamos?”, “¿en qué salita nos reunimos?”, “¿dónde brindamos?” ...

En medio de esta nueva vida, los dispositivos electrónicos tomaron gran relevancia, así como también los accesorios complementarios, que hicieron del home office un espacio cómodo, agradable, y sobre todo funcional, donde pasar gran parte del día comenzó a cobrar sentido.

Los rincones de trabajo se vistieron de colores y diseños. Ya no estaba tan mal trabajar desde casa. Los dolores que habían aparecido a principios de la Pandemia, que poco tenían que ver con ella, estaban desapareciendo, y trabajar desde el hogar comenzaba a ser más saludable.

La ergonomía en el trabajo remoto pudo ser posible gracias a marcas como Flica, que buscaron, rápidamente, satisfacer todas las necesidades que surgían de este contexto.

MOUSEPAD Y ALFOMBRILLA DE ESCRITORIO

Dos productos que se creían obsoletos con los avances de la tecnología, sorprendieron al ser los más elegidos por los consumidores.

Con gran variedad de colores y diseños, los pads y las alfombrillas de cuero ecológico, con base antideslizante, llegaron a cada rinconcito de la argentina para sumarse a los espacios de trabajo y hacer la rutina más llevadera y agradable.

Dos productos esenciales a la hora de trabajar con la computadora y no rayar los muebles.

flica flica

SOPORTES

Donde los aparatos electrónicos pasaron a primer plano, los soportes/stands se subieron al escenario para hacer de su uso un hábito saludable. Tener la notebook, el celular y la tablet elevados a la hora de trabajar es sumamente importante para relajar el cuello y la espalda, evitando así dolores musculares y contracturas frecuentes.

Pensados para ser transportados, este trío de acrílico se compone de piezas encastrables y súper fáciles de armar y desarmar.


MOUSE INALÁMBRICO

Para terminar de armar un escritorio completo, no pueden faltar los mouse inalámbricos que facilitan el trabajo en la computadora.

Flica fue por todo y desarrolló dos diseños únicos en el mercado, que combinan la estética y la calidad en una pieza.

Se caracterizan por ser silenciosos, de conexión estable y con un rango de alcance de hasta 15 mts. Compatibles con el 99% de los sistemas operativos y pensados para cualquier ordenador con puerto USB.

Creados para que tomen protagonismo en cualquier espacio de Home Office, y se lleven todas las miradas.

flica flica