En diversas ocasiones las rutinas de trabajo se tornan un poco cargadas debido a varios factores que quizás no sabemos manejar.

¿No crees que la modalidad de teletrabajo vino para quedarse? Mientras algunas personas prefieren la presencialidad, otros están fascinados con el home office. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación nos posibilitan potenciar nuestras capacidades generando la opción perfecta entre la gestión de proyectos y la planificación de horarios y tareas.

De hecho, no debemos olvidar que producto del confinamiento por la crisis sanitaria del Covid-19, las empresas han dado un giro rotundo, en torno a la transformación digital, para continuar ejerciendo sus labores. ¡Una excelente alternativa para ser más productivos aun a la distancia!

¿Sabías que la convergencia tecnológica y la flexibilidad laboral ocasionan impactos positivos para el entorno profesional? Pues claro, son factores imprescindibles en el desarrollo de una empresa y como si fuera poco, esto contribuye a lograr nuevas satisfacciones emocionales a cada miembro del equipo de trabajo.

Otro aspecto de suma importancia es la comunicación entre los trabajadores, obtener feedback con frecuencia es una buena razón para intercambiar ideas, puntos de vista, solucionar problemas y, además, cumplir los objetivos propuestos darán como resultado un buen clima laboral y por ende, alcanzar las metas propuestas.

Y tú… ¿Implementas estrategias de innovación y brindas posibles soluciones a tu equipo?

¡SEGÚN LA CIENCIA TUS REUNIONES DE TRABAJO PUEDEN SER MÁS PRODUCTIVAS!

Steven G. Rogelberg, profesor de Ciencias Organizacionales, Gestión y Psicología de la Universidad de Carolina del Norte, ubicada en Estados Unidos, abordó la temática en su obra titulada, “La sorprendente ciencia de las reuniones”. ¡Estupendo!

El experto en organizaciones brindó recomendaciones para que optimices tu tiempo, de esta manera lograrás que las conferencias y comunicación entre los pares superen los objetivos esperados.

También te puede interesar: 5 claves a tener en cuenta para superar la "ergofobia", el miedo a volver al trabajo

En relación al estudio, llevó a cabo encuestas corporativas que le posibilitaron acercarse a la premisa de su investigación: ¿De qué manera las reuniones pueden ser realmente útiles?

La decoración y los artículos son esenciales a la hora de hacer home office
La decoración y los artículos son esenciales a la hora de hacer home office

7 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA DESARROLLARTE EXITOSAMENTE:

  • Ganar conciencia de que cada uno puede ser el problema

“No asuma que una reunión está funcionando. Realice una encuesta de tres minutos con las personas que asisten regularmente a sus reuniones sobre lo que va bien, lo que no va tan bien y qué puedo hacer mejor”, afirma Rogelberg.

  • Pregúntese si realmente necesita realizar una reunión

Retomando las palabras del especialista: “Una de las cosas que defiendo es que un líder pueda pensar en su agenda no necesariamente como temas, sino como preguntas que deben responderse”. Y sugiere que se opte por otras herramientas de comunicación en el caso de que la reunión sea solo para distribuir información y anuncios.

  • No utilice por defecto reuniones de 60 minutos

El aprendiz propone revertir la convención que indica que una reunión debe durar una hora.

  • Asegúrese de que los empleados remotos no se sientan anónimos

Seguramente más de una vez te ha sucedido que en los encuentros laborales, pocos son los que encienden las cámaras. En este punto, Steven tiene una postura firme, insta a que los empleados remotos activen sus cámaras, para que se los pueda observar y, además, escuchar su voz. “Queremos que la gente se dé cuenta de que no son anónimos”, exclamó.

Dismorfia de Zoom: el trastorno por exceso de videollamadas en pandemia
  • Que las reuniones sean de pocos participantes

“No existe un número mágico per se, porque depende de lo que estés tratando de lograr”, anuncia Rogelberg. “Una vez que las reuniones comienzan a tener más de ocho personas, las habilidades de facilitación necesarias deberán ser realmente altas. Y la mayoría de la gente no tiene esas habilidades”.

  • Lluvia de ideas por separado o en silencio

¡La participación es clave! “Cuando las personas hacen una lluvia de ideas verbalmente, solo un número limitado de personas pueden hablar a la vez” dijo el profesor.

  • Sepa cuándo terminar la reunión

Controlar el tiempo y dar fin es un buen indicativo para no echar a perder el tiempo que podría ser utilizado en otras tareas. “Está bien terminar la reunión si es completamente disfuncional”, precisó Rogelberg. “Francamente, está bien si ese líder dice: ‘¿Sabes qué? ¿Por qué no nos detenemos aquí? Hemos podido cubrir esto, esto y esto’”.

Para finalizar, los tips mencionados serán de gran ayuda si los aplicas en tu rutina laboral, induce a tus compañeros a ponerlos en práctica y se un profesional destacado, responsable, proactivo y autodidacta.

¿QUÉ TAN DISPUESTO ESTÁS PARA IMPLEMENTARLOS?