Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Reemplaza el "no llores" por estas frases más amorosas para calmar a tu hijo

¿Qué otras frases podemos decir para no caer en estas palabras que, en lugar de llevar serenidad, podrían angustiar más a nuestros hijos?

Tendencias

Reemplaza el "no llores" por estas frases más amorosas para calmar a tu hijo

¿Qué otras frases podemos decir para no caer en estas palabras que, en lugar de llevar serenidad, podrían angustiar más a nuestros hijos?

Vera Juárez

17/07/2019

El llanto es una de las primeras respuestas que tenemos desde niños a necesidades tan básicas como el alimento o el afecto. Si bien todos los padres entienden esto, el llanto de un hijo o hija puede volverse intenso y generar estrés, irritación, enojo, y angustia, entre otras tantas cosas.

Automáticamente, se suelen decir frases como "no llores", que pueden sonar como si fuera un reto. En muchos casos, esto se debe a la sensación de que la situación nos supera.

¿Qué otras frases podemos usar para no caer en estas palabras automáticas que, en lugar de llevar serenidad podrían angustiar más a los pequeños?

[También te puede interesar: Un niño de 8 años es capaz de resolver este acertijo, ¿puedes hacerlo tú?]

esto-pasa-cerebro-niño-cuando-gritas

"Aquí estoy"

A veces los niños solo demandan atención y contención. Saber que estamos ahí puede llevarles tranquilidad, por lo que es una buena idea decirlo.

"Llora si lo necesitas"

Muchas veces, sin querer, terminamos evitando que los niños expresen sus emociones. Puede que estén cansados, molestos o tristes, y a esa edad aún no tienen control de sus emociones. El llanto puede ser una descarga. Dejar que se desahoguen puede ser una buena decisión.

"¿Puedo ayudarte?"

A veces, los niños pueden angustiarse si no saben cómo resolver algo. Decirles que cuentan con nuestra ayuda puede hacer que se sientan mejor y con más calma. Esto también les servirá a futuro para afrontar los problemas sin estresarse.

"Te entiendo"

Si se sienten mal o tristes, y decimos frases como "no es para tanto" o "no llores por esa tontería", de cierta manera estamos desvalorizando lo que les pasa, por más que no queramos hacerlo. Diciéndoles que los entendemos mostramos empatía y, sobre todo, les enseñamos que lo que sienten es válido.

[También te puede interesar: Un estudio determinó que los niños comparten la mayoría de sus genes con su abuela, no sus padres]

Una madre de la mano con su hijo

"Te escucho, ¿qué te pasa?"

Llorar puede ser una manera de llamar la atención, y la razón es en verdad otra que está por detrás. Siéntate con tu hijo, habla con él, escucha lo que le pasa para que puedas ayudarlo a entender sus emociones.

"Todo va a estar bien"

Frases como estas pueden ayudar a tu hijo a sentir calma y saber que no pasa nada, que tienen tu respaldo.

"Mañana lo verás con otros ojos"

Las emociones no son permanentes, a veces pasan con solo descansar. Hazle saber eso a tu hijo: dile que mañana quizás vea las cosas de otra forma.

Y siempre, y sobre todas las cosas, hazle saber que lo quieres y que es importante para ti.

Fuentes:

Bebes y mas


Otros

Tendencias

Esta fórmula casi mágica te permite calcular la altura que tendrán tus hijos

Esta antigua y sencilla fórmula puede darte un estimado de la altura que alcanzarán tus pequeños en el futuro.

Salud

Por qué los médicos alientan a guardar los dientes de leche de los niños

Aunque guardar los dientes de tus hijos puede sonar extraño, han encontrado una razón muy importante por la cual valdría la pena hacerlo.

Entretenimiento

20 frases para encontrar la luz en los momentos más adversos

Siempre que tus esfuerzos parezcan no dar resultados y pienses que el mundo va en tu contra, recuerda estas frases.

share