Tenemos el caso de una influencer que se niega a usar filtros y presume su “bigote” para derribar los estándares de belleza. Se llama Joanna Kenny y dice amar los cuerpos reales, no las ficciones digitales.

También te puede interesar: ¡Hasta siempre Tokio 2020! Historias de atletas que dejaron su huella Olímpica en este evento emblemático

FotoJet
Foto: Instagram @joannajkenny

Un mundo lleno de estereotipos imposibles de alcanzar

Las redes sociales han hecho estallar las selfies, las fotos con filtros y la consigna de estándares estéticos poco reales. Es un escenario muy exigente, sobre todo para las mujeres que deben adaptarse a estos criterios de belleza.

Muchas fotos se hacen tanto de cuerpo como de rostro. Se exige una cara sin imperfecciones: nada de acné, ausencia de poros abiertos, nada de manchas, simetría y piel lisa. Algo que no es sencillo de conseguir.

Se difunde así una idea de belleza que genera inseguridad en muchas féminas. Aquellas mujeres que no tienen una imagen perfecta son criticadas. También, padecen de comparaciones. Es una situación que causa inseguridad.

Algo curioso es que muchos filtros editan las fotos. Logran cambiar la realidad para hacerla parecida a los paradigmas estéticos. No obstante, la influencer Joanna Kenny apuesta por mostrar la realidad de su cuerpo y su rostro.

rostro imperfecciones influencer
Foto: Instagram @joannajkenny

La belleza del rostro natural y real

Mucho se habla del ecofeminismo: una cultura donde las féminas no dependan de criterios masculinos. Una suerte de ecosistema nueva, diferente al machismo. Dentro de esta idea, se dilucidan nuevos patrones estéticos.

Es así como Joanna Kenny ha subido a su Instagram fotos de ella despojadas de retoques. Se muestra como es, no solo sin filtros; también exhibiendo su rostro sin arreglos ni maquillajes. Su deseo es mostrar la realidad.

¿Y cuál es la realidad? Pues, que las mujeres no tienen siempre un cutis de porcelana. Para alcanza esa belleza se necesita de esfuerzo: maquillaje, atención y retocar las fotos con filtros. Una realidad que muchos ignoran.

Fuente: Instagram @joannajkennyj

La idea es que las mujeres se sientan bien consigo mismas

Muchas celebridades que promueven un mensaje "body positive" y libre de estereotipos de belleza. Y es que la presión social por buscar la belleza es muy fuerte. Además, no es algo que tenga repercusiones positivas.

En su Instagram @joannajkenny esta mujer coloca fotos de sí misma. Lo hace con su cuerpo tal como es, sin retoques que tapen su celulitis y demás "imperfecciones" propias de un cuerpo real. También, sube sus selfies sin depilar el bozo. Asimismo, sin una gota o polvo de maquillaje.

También te puede interesar: Maltrato animal en los JJOO: Entrenadora dio un puñetazo a un caballo y fue expulsada

¿Estás de acuerdo con la idea de la influencer Joanna Kenny? Es un mensaje que apunta a que las mujeres sepan que son reales y deben estar felices con sus cuerpos.

Fuente:

UPSOCL