Ambiente

Descubre cómo viaja el plástico de la carretera al Ártico

Cada vez son más las señales de que debemos cambiar nuestro estilo de vida, y esta vez se evidencia en la contaminación del Ártico.

María Angélica Piñero Vivas

Actualizada 03/09/2020

Ambiente

Descubre cómo viaja el plástico de la carretera al Ártico

Cada vez son más las señales de que debemos cambiar nuestro estilo de vida, y esta vez se evidencia en la contaminación del Ártico.

María Angélica Piñero Vivas

Una nueva realidad sobre la contaminación sale a la luz, los frescos, los trozos de las piezas de los vehículos y el desgaste constante de los neumáticos; pueden llegar a liberar toneladas de microplástico a la atmósfera todo los años. Estás partículas de plástico son capaces de viajar grande distancias y llegan hasta el Ártico.

Aunque el microplástico no solo contamina el Ártico, los diferentes tamaños de partículas viajan por el aire y terminan depositándose en los diferentes ecosistemas marinos, terrestres y al llegar a las fuentes de agua dulce se dispersan a otras vías.

¿De dónde viene la contaminación por microplásticos?

El 30% de la contaminación por microplásticos en el agua dulce y en el océano proviene de las partículas; estas se desprenden cuando los autos viajan por las carreteras. La contaminación de este tipo se produce en las zonas más pobladas del mundo, como por ejemplo, Europa, Asía y Estados unidos. Una vez que llegan a la atmósfera pueden flotar allí durante días y terminan en lugares tan lejanos como el Ártico.

A este resultado llego el estudio que se publicó en la revista Nature Communications, esto dio pie a la simulación de las diferentes rutas de viaje del microplástico y poder así por primera vez cuantificar de manera global su propagación.

Estos son los microplásticos que llegan más lejos

Trafico de vehículos generando mucha contaminación en el aire por el humo

El estudio reveló que los de mayor tamaño se quedan cerca de la fuente que los produce, mientras que los más pequeños de 2,5 micrómetros y menores a esa medida, son transportados en el aire en distancias muy grandes.

Un grupo de científicos pudo calcular que las partículas pueden pasar de 5 a 11 días en la atmósfera y terminan en otra zona del país donde se produjeron. Pero, las partículas más pequeñas pueden viajar por el aire durante 18 y hasta 37 días. Es por eso que pueden llegar al Ártico y a los océanos.

Otro dato importante que se dio a conocer en esta investigación, que se estimó mediante la simulación que en el año, son depositados 29.000 toneladas de microplástico, que proviene de la erosión de los neumáticos.

De estas toneladas, un poco más de 8.000 fueron depositadas en las diferentes superficies de nieve y hielo del planeta (las diferentes montañas y los polos). Otras 16.000 en los océanos y por último alrededor de 12.000 en la tierra.

Trozo gigante de hielo flotando en el mar azul al lado de un glaciar

Los países que más contaminan el ártico

Gracias a esto se descubre que el microplástico en el Ártico proviene de la región norte de Europa y de los Estados Unidos. En la época de primavera e invierno, es cuando se produce mayor movilidad de este contaminante. Esto es preocupante, ya que estas partículas podrían estar acelerando el deshielo de los grandes glaciales del planeta.

¿BUSCARÍAS FORMAS ALTERNATIVAS DE MOVILIZARTE PARA DISMINUIR LA CONTAMINACIÓN? Déjanos UN COMENTARIO CON TU Repuesta

Fuente:

ECOPORTAL


Otros

Ambiente

La resurrección veraniega de los incendios zombis en el Ártico

Los incendios árticos invernales, que arden bajo tierra durante los periodos de bajas temperaturas, pueden favorecer una nueva oleada de megaincendios este verano.

Ambiente

Lo que las fotos de la pandemia no nos muestran

Las fotos del agua clara en los canales de Venecia se volvieron virales durante la cuarentena. Pero, ¿qué pasaría si, en vez de tomarle una foto al agua, le realizamos una radiografía?

Ambiente

4 problemas ambientales urgentes que podemos ayudar a solucionar

La deforestación, la contaminación, la sobreexplotación de recursos naturales y la invasión y tráfico ilegal de especies son muy preocupantes.

share