El gorrión común (Passer domesticus) es la especie de gorrión más conocida debido a que se encuentra en la mayoría de los países al ser introducida a todos los continentes excepto Antártida. Es originaria de Eurasia y del Norte América, donde su actual distribución se debe al mascotismo. Los gorriones como mascota fueron liberados tanto accidentalmente como accidentalmente, haciendo que este logre esparcirse por varios territorios. Es un ave pequeña que se observa comúnmente en las áreas urbanas y/o modificadas debido a su gran capacidad de adaptación.

Se cree que la presencia de gorriones en las ciudades son un indicio de una relación armónica entre el hombre y el ave. Pero esta concepción es errónea ya que el gorrión está experimentando una extinción silenciosa debido a que los números de individuos disminuyen cada año.

Según una investigación de la ONG SEO Birdlife, la población de gorriones se redujo en un 15% desde 1998. Y se estima que este porcentaje aumente a lo largo de los años. En las ciudades de Berlín, París y Praga, los números de la especie han llegado a límites alarmantes, mientras que en Londres, Bruselas, y Hamburgo, el ave ya se ha extinguido localmente. Es posible que pronto no existan ciudades con gorriones.

También te puede interesar: No impact man, el documental para aprender a llevar una vida 100% sustentable en la ciudad

gorrión

La vulnerabilidad del gorrión se debe a la contaminación de las grandes ciudades. La alta concentración de ruidos presente en las áreas urbanas perjudica severamente la comunicación entre las aves de esta especie. Por ende, el éxito reproductivo del gorrión es perjudicado.

Asimismo, se ha evidenciado que el armado de los nidos de esta especie son construidos con materiales industriales y hasta con desechos. Las colillas de cigarrillo son el material más presente en los nidos, alterando la supervivencia de los polluelos de gorrión ya que las colillas poseen elementos químicos y nocivos.

“Cada vez son menos los pollos que logran sobrevivir y menos las veces que se reproducen por lo que, aunque en primaveras con buenas características se recupera algo su población, en temporadas peores los bajones son acusados”, detalla Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Seguimiento y Estudio de Aves de SEO Birdlife”.

También se ha detectado que los gorriones no están pudiendo alimentarse correctamente en la ciudades, ya que se han detectado individuos con anemia y malnutrición. SEO BirdLife decreta que el descenso de las especies de gorriones pone en evidencia la contaminación de las ciudades.

san-francisco.jpg
Gorrión con su cría

También te puede interesar: Cardenal Amarillo: un ave en peligro de extinción debido al tráfico ilegal y el mascotismo

Por otro lado, el gorrión común está tan adaptado al hombre y a sus ciudades que ya depende de ellas para sobrevivir. Por ende, si el hombre decide abandonar a un pueblo, es muy probable que los gorriones también desaparezcan. Como medida de manejo de las poblaciones y evitar su extinción se están implementando medidas dirigidas por SEO/Birdlife. Se aconseja llevar a cabo un plan urbano que integre parques, espacios verdes y la mayor cantidad de árboles. También, disminuir la contaminación atmosférica es una prioridad para la salud de la urbe.

FUENTES:

National Geographic

Ecoosfera