La energía solar es un recurso que hasta hace algunas décadas era poco utilizado en comparación con otras formas de generar energía eléctrica tales como la hidráulica o eólica. Sin embargo, cuenta con múltiples ventajas y puede beneficiar ciertos espacios en los que el consumo de electricidad es muy alto, tales como las torres de oficinas o en las grandes industrias.

Por dicha razón, en países como España la regulación en cuanto al uso de fuentes de energías limpias como la energía solar, ha permitido que aquellas empresas encargadas de la elaboración de paneles solares tengan más cabida en el mercado, y esto no sólo para las industrias sino también para los particulares.

Beneficios de la energía solar

Al tratarse de un tipo de energía que se obtiene directamente de la radiación solar, sin ningún tipo de intermediación de proceso humano, resulta un medio renovable, inagotable y abundante de energía que puede servirnos para nuestras actividades cotidianas, sin la necesidad de explotar otros recursos que no son renovables.

Sin embargo, si hablamos de beneficios específicos se podrían destacar los siguientes:

Reducción económica en las facturas de luz: gracias a la energía solar puedes generar energía verde y gratuita durante los 25 0 30 años promedio de la instalación de tus paneles solares, lo que puede beneficiar en gran medida la economía del hogar al no pagar este servicio.

Se puede notar el retorno de la inversión: de acuerdo con especialistas en ahorro de energía, la instalación de energía solar fotovoltaica es un producto financiero capaz de generar rendimientos anuales que van desde 10% a más del 30%.

Cuidado del medio ambiente: por supuesto que, en cuestiones medio ambientales, la energía eléctrica supera por mucho a otro tipo de energías que utilizan recursos no renovables, esto gracias a que reducen en gran medida las huellas de carbono, eliminando entre 3 y 4 toneladas de CO2 anualmente.

Aumento del valor de la propiedad: De acuerdo con un estudio del Laboratorio Nacional de Energías Renovables, los edificios y viviendas equipadas con sistemas renovables, como el autoconsumo solar, tienen valoraciones entre un 3 y un 4 porciento más altas que otras viviendas similares en la misma zona.

¿Cómo es que funcionan los Paneles Solares?

Entrando en el tema del funcionamiento de las placas y paneles solares, es importante que comprendas de qué se componen y cómo es que trabajan para aprovechar la energía solar.

Básicamente los paneles solares están compuestos por celdas fotovoltaicas que se conectan eléctricamente entre sí y en paralelo, y a su vez estas están formadas por metales sensibles a la luz, que desprenden electrones cuando los fotones inciden sobre ellos, de tal manera que convierten la energía luminosa en energía eléctrica.

paneles solares

A la hora de instalar las placas solares, existen diferentes alternativas que pueden elegirse, en función de las necesidades particulares del sitio en sí:

Instalación solar térmica: En este tipo de instalaciones sólo se utiliza el poder calorífico de la energía solar para transferirlo a algún dispositivo, como un calentador de agua, por ejemplo.

Instalación solar fotovoltaica: En general, estas son las que transforman la energía solar en eléctrica.

Instalación fotovoltaica aislada: En este tipo de instalación, nuestro edificio genera su propia energía y no está conectado a la Red Eléctrica.

Instalación fotovoltaica conectada a red: Este tipo de instalaciones se combinan con los medios convencionales, de tal manera que, en caso de escasear la energía solar, los edificios se puedan alimentar de la energía eléctrica.

Así como en España, en el resto del mundo la energía solar ha representado una forma más sustentable de generar electricidad.

¿Y tú qué opinas de la energía solar?