Hoy 28 de enero, se celebra el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2. Este día fue designado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar sobre el cambio climático y los impactos ambientales que la actividad humana ocasiona.

El dióxido de carbono (CO2) es uno de los gases de efecto invernadero (GEI), más conocidos por su impacto en el calentamiento global (también existen otros como el metano, óxidos nitrosos y clorofluorocarbonos). Todos ellos, cuando llegan a la atmósfera, retienen parte del calor que el sol nos envía.

Si bien este proceso es fundamental para la vida en nuestro planeta, cuando la cantidad de estos gases aumenta y se altera el equilibrio, la temperatura promedio del planeta también aumenta y se produce lo que conocemos como calentamiento global.

En este día, se busca impulsar el desarrollo y aplicación de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero:

- El uso energía en nuestro país, proveniente en su mayor parte de combustibles fósiles, provoca gran parte de las emisiones de CO2. Por lo cual es necesario aplicar estrategias de eficiencia energética para tener un menor consumo. Por otro lado, las energías renovables reducen la emisión de CO2 y el gasto de combustibles fósiles.

- El transporte es otro de los grandes emisores de CO2. Utilizar transporte público, ir en bicicleta o a pie, siempre que sea posible, ayuda a disminuir dichas emisiones.

- Reducir el consumo, reutilizar para aprovechar al máximo la vida útil de los productos y reciclar los materiales de los productos que ya no pueden ser utilizados.

- La deforestación de los bosques emite más gases de efecto invernadero que todo el sector de transporte. Los bosques capturan y retienen el CO2, pero en nuestro país se deforesta una hectárea cada 2 minutos, ¡es por eso que resulta urgente proteger los últimos bosques nativos!

El mundo apunta hacia un futuro más sustentable y uno de los pasos más importantes es la reducción y mitigación de la huella de carbono.

banco de bosques

y tu, ¿qué puedes hacer al respecto?

Nuestros bosques no sólo generan oxígeno, son en verdad la casa de miles de especies en peligro y además son los grandes capturadores de carbono de nuestro planeta. Protegerlos de su desmonte significa evitar que miles de toneladas de CO2 sean liberadas a la atmósfera.

Banco de Bosques es una fundación que se dedica a salvar bosques nativos en peligro. En su programa de mitigación de huella de carbono, alienta a personas y empresas a compensar la emisión de gases de efecto invernadero salvando m2 de bosques nativos.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobreel Cambio Climático reconoce a la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques (REDD) como un mecanismo válido en la lucha contra el cambio climático. Banco de Bosques, al igual que muchas entidades ambientalistas, recomienda la mitigación por deforestación evitada, ya que tiene impactos positivos adicionales en términos sociales y de biodiversidad que otros sistemas no tienen.

¿Qué estás esperando? ¡Elige una parcela dentro del mapa satelital de Banco de Bosques y salvá m2 de bosque nativo para siempre!