El conflicto Ucrania-Rusia ha sido uno de los temas centrales en los medios de comunicación de todo el mundo en las últimas semanas. Incluso, muchos han comenzado a hablar sobre la posibilidad del comienzo de la tercera guerra mundial.

Y es que la guerra Ucrania-Rusia ha estallado cuando parecía que la población comenzaba a recuperarse de la pandemia por Covid-19 que llevó dos años -y aún continúa-, y a preocuparse por las crisis consecuentes.

Sin embargo, pese a que está en boca de todos, es poca la información que se conoce sobre las consecuencias que el conflicto Ucrania-Rusia traerá a nivel salud, contaminación e impacto ambiental.

Por eso, este artículo brindará información breve y sencilla para explicar cuáles son las causas de la guerra Rusia-Ucrania y cuáles son las consecuencias que la misma producirá en el medio ambiente y en las personas.

[Tal vez te pueda interesar: ¿Estamos al borde de una Tercera Guerra Mundial? El conflicto entre Rusia y Ucrania explicado con sencillez]

Guerra Rusia-Ucrania: antecedentes

Antes de comenzar a hablar sobre el impacto ambiental y en la salud que tendrá el conflicto Ucrania-Rusia a nivel mundial, es necesario dejar en claro algunas cuestiones vinculadas a la guerra.

La misma se desató el pasado 24 de febrero cuando el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó a sus tropas bombardear e invadir su país vecino, Ucrania. Esto provocó conmoción ya que es la primera gran agresión en Europa desde la Segunda Guerra Mundial en 1945 y el fin de la dictadura nazi en Alemania.

guerra Rusia- Ucrania
Foto: Adobe Stock

Para comprender por qué se producen este tipo de enfrentamientos y por qué se desató la guerra Rusia-Ucrania, es preciso recordar que durante parte del siglo XX, Rusia existía dentro de un estado más grande que se llamó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la famosa URSS.

Este territorio se convirtió en el primer Estado socialista del mundo, dirigido por los bolcheviques, un partido antiliberal y antidemocrático. Cuando se consolidó, la URSS invadió y recuperó algunos de los territorios que había perdido y los incorporó a la URSS. Entre ellos Ucrania, un territorio muy amplio del que una parte quedó en manos de Polonia.

En los comienzos, los bolcheviques permitieron el florecimiento de la cultura y la lengua ucraniana, pero con el tiempo se hizo muy restrictiva y llevaron al país a la ruina. Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis invadieron la URSS y provocaron una enorme destrucción en Ucrania. Con el tiempo, el país se recuperó y llegó a ser uno de los territorios más importantes de la Unión.

En 1991, tras muchos conflictos, la URSS se disolvió y los países que la componían se hicieron independientes. Ucrania entre ellos. Sin embargo, la cuestión no era tan sencilla: casi la mitad de la población tenía como lengua el ruso y se sentían vinculados a ese país. Había mucha indecisión acerca del camino que tenía que tomar el país.

Los años pasaron y la situación era cada vez más tensa. En ese contexto, y con una política ucraniana en crisis, en el 2014 Vladimir Putin ordenó a sus tropas invadir de forma anónima la península de Crimea. Incluso, impulsó levantamientos en Donetsk y Lugansk, provincias fronterizas a Rusia.

Estallido de la guerra Rusia - Ucrania

Con el tiempo, Rusia incrementó la presión y llevó a sus ejércitos a la frontera con Ucrania. Hasta el pasado 24 de febrero, cuando comenzó el ataque por aire, tierra y mar, bombardeando ciudades, aeropuertos y vías de comunicación. La guerra podría terminar con Ucrania uniéndose a territorio ruso.

Algunos expertos han señalado que este conflicto de Ucrania-Rusia podría poner en riesgo la seguridad y estructura de Europa, y generar más enfrentamientos militares que podrían terminar en una tercera guerra mundial.

Pese a que mucho se ha hablado de este enfrentamiento, aún no se conocen las razones específicas de Putin para provocar esta guerra que ya lleva semanas. Según declaraciones del presidente Ruso, Ucrania tiene que ser “liberada de los Nazis” y ha señalado que no puede volverse parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Esto se debe a que Ucrania durante muchos años ha buscado la protección de la Unión Europea intentando unirse a dicha organización.

Impacto ambiental del enfrentamiento Ucrania-Rusia

Si de consecuencias ambientales por la guerra Rusia-Ucrania hablamos, no es difícil imaginar en algunas de ellas, dado la cantidad de fábricas, plantas nucleares y sustancias tóxicas presentes en la zona. A esto, hay que sumarle la contaminación propia de cualquier guerra producto de las bombas, las armas y el fuego.

Incluso, al pensar en Ucrania, es fácil que se venga a la cabeza el caso de Chernóbil, accidente nuclear ocurrido en 1986 en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte del país. El mismo fue considerado una de las peores catástrofes ambientales y el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares, junto con Fukushima I, ocurrido en Japón en 2011.

Por estas razones, no es ilógico pensar que en un lugar donde ocurrió todo esto sea una zona propensa a tener consecuencias ambientales graves. Incluso algunos investigadores, especialistas en contaminación ambiental, han alertado que esta guerra podría dejar peores riesgos que la catástrofe de Chernóbil.

guerra Rusia- Ucrania
Foto: Adobe Stock

Sin embargo, los riesgos ambientales se ven de forma progresiva y con el correr del tiempo, por lo que por esta misma razón muchas veces no son tenidos en cuenta como parte de las consecuencias bélicas. Es decir que pese a que la guerra Ucrania - Rusia finalice, los problemas de contaminación ambiental y de salud no se podrán ver o evaluar hasta pasados algunos años. Pero veamos más en detalle cuál será el impacto ambiental.

Según algunas fotos publicadas recientemente durante el conflicto de Ucrania-Rusia el suelo se ha comportado de manera extraña, ya que se produjeron levantamientos en algunas zonas y hundimientos en otras.

En principio hay que mencionar que en muchas de las ciudades, fábricas y granjas en las que se producen bombardeos existen túneles subterráneos, en algunos casos abandonados. Muchos de ellos han sido inundados y producto de esto se generó el desplazamiento de la superficie transportando consigo sustancias químicas y tóxicas. Esto representa una verdadera amenaza para el suministro de agua en la región.

Un ejemplo de todo esto es Donbás, ciudad que, además de todo lo mencionado, ha sido durante mucho tiempo la principal fuente de carbón de Ucrania.

Además, es una zona donde existen minas donde se realizaron pruebas nucleares en la década de 1970, que siguen siendo potencialmente radiactivas. En ese contexto, hay que considerar que la mayoría de estas industrias y plantas nucleares han sido atacadas por bombas y aviones rusos, lo que ha provocado la fuga de residuos radiactivos que se encontraban en los depósitos de zonas urbanas como Kiev, Jarkiv y Mariupol. Esto ha provocado la explulsión de partículas tóxicas hacia el aire y el agua.

Si bien Ucrania era considerado como un país con baja calidad de aire, siendo una de las peores zonas de Europa en materia de contaminación, estas fugas enormes han empeorado la situación.

Pero, ¿qué quiere decir todo esto? Las bombas, balas, los misiles, los aviones y los tanques, sumado a toda la fuga radiactiva, contaminan cada vez más el aire que es a su vez respirado por la población. Además, las explosiones arrojan materiales de todo tipo como metales pesados, hormigón y hasta asbesto de los edificios.

guerra Rusia- Ucrania
Foto: Adobe Stock

Todo esto, con el tiempo, puede producir diversas enfermedades pulmonares y cáncer, por mencionar solo algunos de los problemas que deberá enfrentar la población. Las enfermedades respiratorias infecciosas son una de las mayores consecuencias en lo que respecta a la salud.

Sin embargo, como estas complicaciones recién podrán verse en algunos años, muchas veces no son tenidas en cuenta en los análisis, como sí las destrucciones de las ciudades y la crisis económica. Pero es clave tener en cuenta estas situaciones y evaluar quién se hará cargo de la contaminación atmosférica, así como del agua.

Esto no es sólo un problema de Ucrania-Rusia sino que es un conflicto mundial, ya que las partículas que se liberan a la atmósfera viajan y pueden llegar a otras partes del mundo.

¿Te has puesto a pensar en los riesgos ambientales de un conflicto bélico? ¿Cuáles otros sumarías? ¿Quién se responsabilizará de todas estas consecuencias?

Fuente: Bioguía y GQ México