Entretenimiento

6 instrumentos musicales que puedes dominar en poco tiempo

¿Tienes como asignatura pendiente aprender a tocar un instrumento musical? ¡Nunca es tarde para comenzar! Alguno de estos puede ser la opción ideal para ti.

Rocío Belén Suárez

25/06/2018

Entretenimiento

6 instrumentos musicales que puedes dominar en poco tiempo

¿Tienes como asignatura pendiente aprender a tocar un instrumento musical? ¡Nunca es tarde para comenzar! Alguno de estos puede ser la opción ideal para ti.

Rocío Belén Suárez

Todo músico sabrá que dominar un instrumento es una tarea de años. Pero también es cierto que algunos instrumentos musicales son más fáciles de dominar que otros.

Si quieres hacer una carrera musical, deberías pensar en anotarte en una escuela de música, y aprender con profesores idóneos, no sólo las reglas del instrumento en cuestión, sino también las bases de la teoría musical.

Pero quizá, no quieres ser músico. Sólo que en tu cajón de asignaturas pendientes, está ese ítem de la lista “aprender a tocar un instrumento”.

Lo quieres hacer por amor propio, y para saber lo que se siente. Además de para alardear un poco con tus amigos, y poder compartir canciones en una fogata o en un viaje.

Si ese es tu caso, este post es para ti.

Estos instrumentos musicales se pueden dominar en poco tiempo y practicando por tu cuenta. No te convertirás en un concertista, pero al menos podrás quitar ese ítem de tu checklist y… ¿Quién sabe? Quizá termines amándolo y convirtiéndote en un verdadero experto.

1. Tambor de batería

Si tu sueño siempre fue ser un baterista, puedes empezar con el tambor. Es una pieza muy importante de la batería, y un instrumento muy querido por las bandas de música y orquestas alrededor del mundo.

Este instrumento es esencial para mantener el tiempo y, si te ayudas de un metrónomo, no sólo aprenderás a tocar un instrumento. También te ayudará a afinar el oído al tempo musical, lo que te servirá para cualquier otra aventura musical que quieras emprender.

Para empezar, elige palos ligeros, que son más fáciles de usar que los pesados. Comienza de a poco concentrándote en la precisión y el control. Sólo una vez que tengas más o menos dominada la técnica básica, comienza a agregar mayor velocidad y potencia.

2. Flauta dulce

Ya sé que estarás pensando en ese horrible instrumento de plástico que te hacían tocar en la escuela. Pero la flauta dulce de madera tiene el mismo funcionamiento sencillo (siete orificios para los dedos, más un orificio en la parte posterior para el pulgar para conseguir las notas), y es mucho más placentera de tocar.

Además, si logras dominar bien su técnica, puedes pasarte a alguno de sus primos más sofisticados, como el clarinete.

3. Ukelele

Si la guitarra es un desafío demasiado grande para ti, el ukelele es una buena manera de aproximarse a los instrumentos de cuerda. Tienen sólo 4, y son considerablemente más pequeños (lo que a su vez, los hace más cómodos de mover y más económicos).

Disfruta de la sensación hawaiana que da la música de este precioso instrumento, y aprende con él los principios básicos de un instrumento de cuerdas. El acorde más fácil para comenzar: DO (C), que sólo requiere poner un dedo en una cuerda.

4. Cajón peruano

Este clásico instrumento de percusión del altiplano parece a simple vista una mera caja. Pero en realidad, es mucho más que eso. Está hecho de tal manera que golpeándolo a los lados, con las manos o con palos, se crea un sonido rico y expresivo.

Puede hacer las veces de bajo o de tambor y es un perfecto acompañamiento para cualquiera de tus canciones favoritas.

5. Armónica

Por más pequeña que sea, la armónica es un instrumento poderoso. Escucha cualquier canción que incorpore armónica y verás cómo cambia radicalmente cuando esta entra en escena.

De hecho, no creas que es tan simple como soplar y hacer melodía. Si bien esa es la base, debes saber en qué parte de la armónica poner los labios, y cuándo inhalar o exhalar.

Lo bueno es que una vez que consigues dominarla, es una gran compañera en cualquier momento; puedes llevarla siempre en el bolsillo, y nunca te faltará un poco de música, ni siquiera en momentos de soledad.

6. Xilófono

Si tu ambición secreta es aprender a tocar el piano, esta puede ser una manera fácil de comenzar a pensar en ello. El xilófono es, en realidad, un instrumento de percusión.

Pero como cada lámina se afina de acuerdo a una nota, y el orden de las notas es similar al de un piano, muchas veces se dice que el xilófono es un piano de percusión.

Hay xilófonos muy complejos, pero si empiezas con uno simple, no te costará demasiado trabajo encontrarle la vuelta.

Fuentes:

Mentalfloss

Multison


Otros

Ambiente

Conoce qué puede pasar en el mundo si cada uno de nosotros planta un árbol

El 23 de septiembre en Buenos Aires se realizará una plantación colectiva de árboles, celebrando y compartiendo un día en la naturaleza.

Entretenimiento

El mensaje del cantante de rock que interrumpió su concierto para denunciar u..

"Si tienes la intención de hacer eso otra vez, vete de aquí y no vuelvas. Sigamos con el concierto."

Salud

Cómo la música puede mejorar tu vida según la ciencia

Desde las melodías más sencillas hasta el metal pesado pueden mejorar tu vida.

share