Mucha gente pregunta: por qué la reina Isabel II le pidió a Barack Obama que se fuera de una cena oficial. No obstante, no es un hecho tan grave como muchos piensan. En realidad, fue una medida de estricto cronograma.

También te puede interesar: Esta es la isla que se despide de Isabel II para convertirse en la república más joven del mundo

Un banquete de recepción para Barack Obama

Durante el año 2011, el entonces mandatario de USA estaba en suelo británico. Se sabe que Barack Obama es un excelente conversador. Por lo tanto, la reunión era muy amena y al parecer la estaban disfrutando.

No obstante; la monarca se acercó al entonces canciller del Reino Unido, George Osborne. Le dijo que le comentara al presidente Obama que ya era tarde, que ella tenía sueño y deseaba retirarse a su cama.

El excanciller se sintió incómodo. Le parecía descortés indicarle a un jefe de estado invitado el cese abrupto de una cena pensada para recibirlo. No obstante, ocurre que la cena se estaba prolongando mucho.

Fuente: Bekia

su majestad británica es estricta con los horarios y el protocolo

Se comenta que la reina Isabel II es inflexible con los eventos: empiezan a la hora pautada y se terminan en el momento acordado. Al parecer, la cena con Obama se estaba postergando por varios minutos.

La reina no estuvo de acuerdo con que el mandatario invitado prolongase su participación. El entonces mandatario estaba conversando, contando el lector. Pero ya la hora de la cena pautada había terminado.

Además, su majestad ya empezaba a sentir el peso de la edad. Por eso, solía retirarse temprano descansar. Lo cierto es que el presidente norteamericano tuvo que retirarse, por solicitud de la monarca.

Es una peculiar anécdota, que demuestra la estricta que es la reina inglesa. Comentarios similares se han hecho respecto otros eventos. No hay que olvidar que la agenda de Isabel II también es bastante ajetreada.

reina isabel
Fuente: XL semanal

La salud de la reina ha ido mermando

Es algo natural, ya que supera los 90 años. Además, jamás ha tomado vacaciones ni descansado. Siempre dado el servicio de la monarquía. Ella considera que es en su trabajo, su destino y toda su razón de ser.

Ella no está dispuesta a aplicar. Permanecerá el trono mientras esté con vida. De hecho, su reinado es el más extenso de toda la historia británica. Tan solo por este detalle, ya quedará marcada en la historia.

También te puede interesar: Afirman que la Tierra tendrá un anillo como el de Saturno, pero de basura espacial

¿Era de imaginarse semejante situación con Obama? La realidad es que estas cosas pueden ocurrir, incluso en reuniones con altos mandatarios.

Fuente:

LA NACION