• Cursos
  • Suscribete a nuestro newsletter

Hogar

4 colores que no deberías elegir para tu casa y cómo cambiarlos

Si quieres que tu hogar brille y se llene de energía, no deberías elegir estos colores para usar en las paredes.

Rocío Belén Suárez

Actualizada 02/04/2020

Hogar

4 colores que no deberías elegir para tu casa y cómo cambiarlos

Si quieres que tu hogar brille y se llene de energía, no deberías elegir estos colores para usar en las paredes.

Rocío Belén Suárez

Seguramente conoces algo de Feng Shui: es un sistema oriental que permite armonizar el hogar. Hay muchos factores que influyen en que la energía de la casa sea la mejor y fluya libremente.

De todos ellos, uno muy importante tiene que ver con el color. Mientras que hay tonos que atraen la energía, otros generan el efecto inverso y provocan mala vibración en el hogar.

En este post te diremos algunos colores que no deberías usar en tu hogar y cómo puedes reemplazarlos de forma inteligente.

[También te puede interesar: Qué significa a nivel energético tener una plaga en el hogar]

1. Gris oscuro

colores hogar gris

El gris oscuro, plomo o pizarra no es el más recomendado para usar en el interior del hogar. Según los principios básicos del Feng Shui, el gris puede utilizarse en espacios en los que se necesita sobriedad e introspección. Puede ser ideal, por ejemplo, para un estudio.

Sin embargo, también es muy frío y genera sentimientos de depresión, en especial el gris más oscuro. Por eso, no se recomienda utilizarlo solo. En cambio, puede estar bien para combinar con otro tipo de colores más vivos, como el púrpura.

2. Marrón oscuro

Para el Feng Shui, el marrón evoca el pasado. También es el color que nos conecta con el elemento tierra, y da seguridad. Sin embargo, si se lo usa en demasía puede provocar sensación de ahogo, de encierro. Después de todo, a nadie le gusta estar bajo tierra.

El marrón es perfecto para pisos. Estos pueden ser de madera, o simplemente imitarla, pero la sensación que dará será de seguridad, de tener los pies en la tierra. En cambio, debe evitarse para pintar paredes.

En espacios donde busques estar relajado y sentirte cómodo, puedes usar el marrón como parte de la decoración, pero combinado con otros colores, como el blanco o el verde.

3. Negro

feng shui negro

Algunas casas minimalistas utilizan mucho el negro, pero la verdad es que no es un color que atraiga la buena energía. El negro absorbe y, aunque es elegante, también es misterioso e insondable.

Por lo tanto, se recomienda usarlo con mucho cuidado, apenas en los detalles. Puedes usar otros colores oscuros si quieres provocar un efecto de sobriedad. Por ejemplo, un azul apagado puede dar la misma sensación, pero a la vez, transmite paz y serenidad y ayuda a fluir la energía.

4. Blanco puro

En el otro extremo, está el blanco puro. Muchas casas utilizan este color, y es cierto que da amplitud y sensación de limpieza. El problema es que si se utiliza solo puede dar sensación de falta de vida. Además, ralentiza. La energía fluye más lento en espacios completamente blancos.

Lo ideal es combinar el blanco con otros colores, cualquiera que se elija. La idea usarlo para generar sensación de amplitud y limpieza no está mal, pero hay que darle vida. Si prefieres los colores uniformes y menos variedad de tonos, lo ideal es que te inclines por un color manteca claro.

[También te puede interesar: 3 formas de limpiar tu casa de malas energías con laurel]

Y tú, ¿qué colores eliges para tu hogar?

Fuentes:

Rolloid

Los Andes

Instituto Feng Shui


Otros

Entretenimiento

Descubre qué tipo de maga eres según tu signo

¿Quieres saber qué tipo de maga eres y qué poderes posees según tu signo zodiacal? Aquí te lo contamos.

Tendencias

¿Existe la reencarnación? Estas señales prueban que tu alma ha reencarnado

Aquí tienes una lista con las señales que te ayudarán a descubrir si tú o algún conocido tuyo han pasado por el proceso de reencarnación.

Tendencias

El método de 5 minutos que llenará tus días de felicidad y energía positiva

Este sencillo ejercicio te demostrará que sólo necesitas un momento para darte cuenta de que eres feliz.

share