En los últimos años, Coca Cola ha hecho público su compromiso con el cuidado del planeta a través de algunas campañas en las que la empresa prometió gestionar su producción de una manera sostenible.

Pero... ¿son reales estos esfuerzos, o son simplemente una estrategia de marketing? ¿Y si son reales, son suficientes para revertir el daño que hacen al ambiente? En esta nota te contamos en qué consisten algunas de las medidas más importantes que la compañía ha anunciado en los últimos años, y cuál es el impacto de su producción en el planeta.

[También te puede interesar: Estos son los 12 desastres ambientales más graves que ha sufrido el planeta]

Origen de la marca

Los primeros registros de una de las marcas de refrescos más famosas del mundo son de fines del siglo XIX, cuando en 1886, un farmacéutico de Atlanta, John Pemberton, buscaba crear un brebaje medicinal con una mezcla de hojas de coca y semillas de cola.

Sin embargo, seis años antes en Aielo de Malferit, un pequeño pueblo valenciano, en España, habían inventado un jarabe con un sospechoso parecido, la Nuez de Kola Coca. Los autores fueron tres amigos del pueblo, que crearían una innovadora destilería que surtiría a la Casa Real y que les valdría numerosas medallas de oro y distinciones internacionales por la originalidad de sus licores.

En 1953, ambas bebidas cruzarían sus caminos, cuando Coca Cola, para ese entonces ya era una gran empresa americana, se encontraba en plena apertura de mercados. Al aterrizar en España, se toparía con un obstáculo: una bebida de nombre parecido y con la misma base que, según las leyes españolas, impedían su comercialización para evitar confusiones. Los delegados de la compañía estadounidense no tuvieron más remedio que acercarse hasta Aielo de Malferit y comprar la patente.

coca cola

es la empresa que genera más contaminación por plástico en el mundo

A lo largo de los años esta empresa, se ha convertido en una de las más contaminantes en el mundo. Según el movimiento ecologista Break Free From Plastic (BFFP), realizado en 2019, Coca-Cola es el mayor contaminador de plástico del planeta. No es el primer dato sobre la producción no sostenible de la compañía de refrescos, que produce 200.000 botellas de plástico por minuto.

Los desechos plásticos producidos por Coca-Cola son más del doble de la cantidad del segundo lugar mundial (Nestlé, con 4.846 piezas), Pepsi (3.362), Mondelēz, Unilever y Mars, entre otros. BFFP dice que una reducción urgente de la producción mundial de plástico es la única respuesta real a la crisis.

Según Break Free From Plastic (BFFP), de la cantidad total de plástico producida desde la década de 1950, solo el 9% se ha reciclado en todo el mundo, mientras que el resto se ha quemado, vertido o contaminado el medio ambiente.

[También te puede interesar: ¿Cuáles son las industrias más contaminantes para el planeta?]

una playa cubierta de residuos plasticos

se necesitan 35.4 litros de agua para producir medio litro de refresco

En México, Coca Cola consume el agua en cada uno de los 32 estados del país de dónde extrae más de 55 mil millones de litros de agua al año. Por ejemplo en la ciudad de Toluca tienen permitido extraer más de 3 mil millones de litros anuales pese al extremadamente alto estrés hídrico en la zona.

Yucatán es el tercer estado con más concesiones de agua para chatarra, en Mérida hay 17 pozos de Coca Cola con una autorización para extraer 4.400 millones de litros de agua. Esto es preocupante, considerando que en algunas de las comunidades indígenas mayas en la Reserva de Cuxtal en esa ciudad, “el abastecimiento no es continuo y solo se prende la bomba dos o tres veces al día”, según Rodrigo Migoya von Bertrab, director general de la asociación Niños y Crías A.C.

Coca-Cola Holanda reveló en un informe que se necesitan 35.4 litros de agua para producir medio litro de refresco.

escasez de agua

algunas de las Medidas para proteger el ambiente

Sin embargo, ante el cambio de paradigma y la creciente demanda de los consumidores por productos que no solo sean saludables, sino también sustentables, Coca Cola ha puesto en marcha algunas iniciativas para intentar revertir su impacto.

Cuidado del agua:

En alianza con Fundación Vida Silvestre Argentina, Fundación Avina y Proyecto Agua Segura se logró sostener el compromiso con el cuidado del agua, protegiendo cuencas, reabasteciendo el agua utilizada en las bebidas, reduciendo el consumo del agua en las plantas y devolviendo a la naturaleza el 220% del agua que se utilizan en los procesos productivos.

Además de impulsar la creación de los Fondos de Agua para proteger las cuencas de los ríos Mendoza y Chubut, mejorando de esta manera las condiciones sanitarias de más de 1.5 millones de personas.

Disminución de las emisiones de CO2:

Por otra parte, y en línea con los objetivos de la iniciativa global #UnMundoSinResiduos, desde Coca-Cola Argentina, se alentó el uso de envases retornables y la incorporación de la “Botella Única”, un mismo diseño para todas las opciones de bebidas, reduciendo así su logística inversa y disminuyendo las emisiones de carbono.

Combate de la contaminación por plásticos:

En la actualidad, el 35% de los envases de la Compañía en Argentina son retornables, en tanto el 100% de los envases ya son reciclables y se continúa trabajando para optimizar su diseño y reducir la mayor cantidad de insumos empleados, preservando los altos estándares de calidad que caracterizan a los productos.

Para alcanzar estas metas Coca-Cola Argentina ha puesto el foco en la mejora de la gestión de residuos a partir de distintas iniciativas como la denominada “Ruta Verde”, que apela al trabajo en equipo agrupando la recolección en puntos de acopio intermedios, lo que se traduce en una mayor eficiencia de recursos y reducción de gastos y dónde sólo en 2020 recuperó y recicló 306 toneladas de plástico con un circuito de recupero que une ocho municipios de la provincia de Buenos Aires.

coca cola

¿Son suficientes estás medidas?

Aunque no podemos dejar de lado la gran contaminación que generan este tipo de empresas, necesitamos determinar si las medidas que toman para revertir su impacto verdaderamente alcanzan realmente para proteger el ambiente o si sólo son una estrategia de publicidad.

Conceptos como “natural”, “saludable” y “sostenible”, están plasmados en la mayoría de los productos que compramos. Pero ¿estos productos realmente son lo que dicen ser o sólo se les trata de maquillar con un greenwashing para engañar al consumidor?

[También te puede interesar: ¿Por qué los reutilizables son la mejor solución contra la contaminación plástica?]

¿Y tú qué opinas de estas medidas? cuéntanos en los comentarios.