Hay varias razones por las que tener una mascota puede ser beneficioso para nuestro bienestar físico y mental. Como ya sabemos todos, las mascotas nos proporcionan compañía. Esto puede ser especialmente beneficioso para las personas que viven solas o que pueden sentirse aisladas.

Pero existen otros factores no tan conocidos, como el hecho de que pueden prevenir la depresión, animarnos a ser más activos y sociables y tener un efecto calmante en nuestro sistema nervioso, ayudándonos a bajar la presión arterial y a reducir los niveles de estrés.

De hecho, según las investigaciones más recientes, el simple hecho de acariciar a un perro puede aumentar nuestros niveles de oxitocina, la famosa hormona de la felicidad.

A continuación te contaremos 6 formas en que las mascotas mejoran nuestra vida que posiblemente no sabías:

  • Previenen la depresión

La depresión es una enfermedad mental grave que puede tener un profundo efecto en todos los aspectos de la vida de una persona. Afortunadamente, existen muchos tratamientos eficaces, como la medicación, la terapia y los cambios en el estilo de vida.

Un gran aporte al tratamiento pueden ser los animales de compañía. Se ha demostrado que las mascotas aportan numerosos beneficios para la salud mental, como la reducción de la ansiedad y la soledad, que son factores de riesgo para la depresión.

También pueden dar a las personas un sentido de propósito y responsabilidad, lo que ayuda a aumentar su autoestima y autovaloración al añadir estructura y rutina a su día. Muchas mascotas, especialmente los perros, requieren un horario regular de alimentación y ejercicio. Tener una rutina constante mantiene a un animal equilibrado y tranquilo, y también puede funcionar para su dueño.

De igual manera, cuidar de una mascota puede ayudar a alejar la atención de los pensamientos negativos y la rumiación mental que generan la depresión.

La mejor y más reciente investigación sobre las tasas de suicidio entre los dueños de mascotas se publicó en un artículo de 2018 en la revista Epidemiology. El estudio demostró que la interacción entre humanos y animales parece tener un impacto favorable en factores de riesgo seleccionados para el suicidio, incluidas las interacciones interpersonales, el estado de ánimo, la ansiedad, la atención positiva de los demás y la estimulación del comportamiento social.

“Los beneficios del contacto con animales también parecen extenderse a los biomarcadores del estrés psicosocial como el cortisol, la frecuencia cardíaca y presión arterial” dijeron sus autores.

  • Mejoran nuestra salud física

¿Sabías que las mascotas también pueden tener un impacto positivo en nuestro estado físico? El ejercicio regular es esencial para mantener un peso saludable, mejorar la salud cardiovascular y reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes. Y para muchos de nosotros, las mascotas pueden proporcionar la motivación que necesitamos para mantenernos activos.

Pasear al perro o jugar con un gato puede ayudar a levantarnos del sofá y salir al aire libre, incluso en los días en que no nos apetece hacer ejercicio. De hecho, los estudios han demostrado que los propietarios de mascotas tienen más probabilidades de cumplir su cuota diaria recomendada de actividad física que los que no tienen mascotas.

  • Controlan la diabetes de sus dueños

Las mascotas proporcionan una valiosa ayuda a sus propietarios diabéticos al tener la capacidad de predecir cuándo está a punto de bajar el nivel de azúcar en la sangre a través de su asombroso sentido del olfato.

Las mascotas son capaces de percibir los cambios en la química corporal y el comportamiento de su dueño, utilizan esta información para avisarles de una inminente bajada de azúcar en sangre.

La alerta temprana evita situaciones potencialmente peligrosas para la salud de sus dueños. En un estudio, los perros fueron capaces de alertar a sus dueños de una bajada de azúcar en sangre una media de 27 minutos antes de que se produjera.

Cosas que los gatos odian
  • Son de gran ayuda para las personas con autismo

El trastorno del espectro autista, es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a la interacción social, la comunicación y las habilidades motoras. Se diagnostica sobre todo en la primera infancia.

Algunos niños con autismo u otras dificultades de aprendizaje pueden interactuar mejor con las mascotas que con las personas. Los niños autistas a menudo dependen de señales no verbales para comunicarse, tal como lo hacen los animales. Y aprender a conectarse primero con una mascota puede incluso ayudar a un niño autista en sus interacciones con las personas.

Las mascotas también pueden ayudar a las personas con autismo a desarrollar un sentido de la responsabilidad y de la rutina. Cuidar de una mascota requiere alimentarla, sacarla a pasear y asearla con regularidad.

De igual manera las mascotas pueden proporcionar una sensación de calma y seguridad. El simple hecho de acariciar a un animal puede ayudarlos a reducir los niveles de ansiedad y estrés.

  • Promueven la interacción social

Las mascotas pueden ser un gran lubricante social para sus dueños, ayudándolos a iniciar y mantener nuevas amistades. Así lo demuestra un estudio publicado por The University of Western Australia. Los dueños de perros con frecuencia se detienen y hablan entre ellos en caminatas. Además, el hecho de tener una mascota también afianza los vínculos existentes entre personas que ya se conocen y poseen un compañero de cuatro patas.

Amigos
  • Reducen la ansiedad

La ansiedad tiene su origen, básicamente, en miedos o preocupaciones desproporcionadas en comparación con el peligro real de una determinada situación. La Asociación Estadounidense de Psicología define la ansiedad como “una emoción caracterizada por sentimientos de tensión, pensamientos angustiantes y cambios físicos como el aumento de la presión arterial”.

Debido a que las mascotas tienden a vivir el momento, no se preocupan por lo que sucedió ayer o lo que podría suceder mañana, pueden ayudar a su dueño a ser más consciente y apreciar la alegría del presente y vivir una vida más mindful.

La atención plena o mindfulness es la capacidad humana básica para estar completamente presente, consciente de dónde estamos y de lo que estamos haciendo. Con la práctica obtienes acceso a recursos que tal vez no te hayas dado cuenta que estaban contigo todo el tiempo y ofrece el espacio para cambiar la respuesta a situaciones estresantes o agobiantes.

Hace ya 30 años, específicamente en 1992, el American Journal of Psychiatry encontró que el mindfulness puede reducir efectivamente los síntomas de ansiedad y pánico incluso en personas con trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico o trastorno de pánico con agorafobia.

En PuramenteApp podrás encontrar más de 200 sesiones de meditaciones gratuitas, tanto para principiantes como para expertos, para poder zambullirte hoy mismo en la increíble y milenaria práctica de la meditación.

  • Disminuyen el estrés de las personas con alzheimer

Como parte de la enfermedad, los pacientes de alzheimer pueden exhibir una variedad de problemas de comportamiento, muchos relacionados con la incapacidad para lidiar con el estrés.

Una investigación de la Universidad de California concluyó que los pacientes de Alzheimer sufren menos estrés y tienen menos arrebatos de ansiedad si hay un perro o un gato en el hogar.

De igual manera, las mascotas pueden ayudar a aliviar el estrés de los cuidadores de personas con enfermedades crónicas graves como el alzheimer. De hecho, en muchos casos, el comportamiento problemático de un paciente es una reacción a la respuesta estresada del cuidador principal.

¡contar con una mascota en el hogar o centro de tratamiento puede ser un gran beneficio para ambos!