Las llamaradas solares son poderosas ráfagas de radiación que aumentan repentinamente el brillo de una región de la atmósfera del Sol. Hace algunos pocos días, ha ocurrido una de las llamaradas más potentes de los últimos años, catalogada dentro de la clase X9, una de las mayores en la escala que mide su intensidad.

Los científicos siguen de cerca la radiación y se preguntan: ¿qué impacto tendrán estos fenómenos en nuestro planeta y cada cuánto ocurren? Si bien esta radiación no puede atravesar la atmósfera de la Tierra y afectar físicamente a los seres humanos, cuando es suficientemente potente puede perturbar la capa atmosférica por donde viajan las señales de comunicaciones.

También te puede interesar: Carta Astral: qué representa la Casa 12 y el paso de los planetas por esta posición

¿Qué son las llamaradas solares?

El Sol es una estrella bastante activa y su superficie está en constante ignición. En su parte interna también hay un dinamismo total, generando explosiones en su superficie, es así como suceden eventos como las llamaradas.

Una llamarada solar es una explosión en la superficie solar, la cual empuja enormes cantidades de plasma hacia el exterior. Esta eyección sucede a enormes velocidades, logrando una radiación en el sistema solar.

Para el caso reciente, se supo que el 21 de julio el planeta tierra recibió la radiación de una llamarada del sol. Los resultados han sido la interrupción de algunas comunicaciones y ciertas tormentas eléctricas.

sistema solar planetas
Fuente: Shutterstock

¿Qué impacto tienen estos eventos en nuestro planeta?

En nuestra época, el principal problema sería una tormenta geomagnética. Es decir, que la radiación de la llamarada altera los sistemas electrónicos. La última vez que esto se detectó fue en el año 1859.

¿Qué ocurrió en 1859? Pues, fallaron las redes de telégrafos en Europa y América del Norte. Además, estas tormentas geomagnéticas pueden inducir corrientes elevadas en los cables, generando incendios.

En ese mismo año, hubo algunos telegrafistas electrocutados. A esto se añade que la atmósfera se carga y hay un notable aumento de relámpagos. En dado caso, en el siglo XIX no había mucha dependencia a la electricidad.

No obstante, en el siglo XXI las cosas han cambiado. Una tormenta geomagnética con la intensidad de la sucedida en 1859 acarrearía verdaderos dolores de cabeza, pues ahora dependemos de Internet y telecomunicaciones.

El asunto es que, al revisar la actividad solar, se espera que para el año 2024 haya un pico de explosiones en el astro principal de nuestro sistema planetario. Lo cual es un llamado para estar alertas.

Fuente: Adobe Stock

¿Estamos preparados para una gran llamarada solar?

Como se mencionó antes, estas llamaradas han devenido con anterioridad. El asunto es que sería la primera vez que los seres humanos estarían afectados de manera notable, ya que hay dependencia a lo electrónico.

Lo cierto es que no hay mayores planes preventivos al respecto. En primera instancia, es un evento tan imprevisible como distanciado en tiempo. Estas llamaradas no suceden con regularidad, pero sí pueden acontecer.

También te puede interesar: Estas son las 5 zonas más dolorosas del cuerpo para hacerse un tatuaje

¿Qué crees que sucederá en 2024? Pues, hay otro factor: la eyección desde el sol puede tomar cualquier dirección. Quizás, la siguiente llamarada ni siquiera pase por la Tierra.

Fuente:

LA NACIÓN