Tendencias

Niños Indigo, Arcoiris, Cristal y Diamante: cómo identificar si eres uno de ellos

Son niños que vienen con una misión muy importante al mundo. En esta nota te contamos las características de cada uno de ellos para que puedas identificarlos y/o identificarte.

Melina Repetto

05/04/2021

Niños Indigo, Arcoiris, Cristal y Diamante: cómo identificar si eres uno de ellos

Tendencias

Niños Indigo, Arcoiris, Cristal y Diamante: cómo identificar si eres uno de ellos

Son niños que vienen con una misión muy importante al mundo. En esta nota te contamos las características de cada uno de ellos para que puedas identificarlos y/o identificarte.

Melina Repetto

Niños Indigo, Arcoiris, Cristal y Diamante: cómo identificar si eres uno de ellos

Los llaman los niños de las estrellas y vienen con una misión muy importante a la vida y para con la humanidad: ayudar a despertar conciencia y recordarnos quiénes somos realmente.

Tanto física como personalmente, presentan características particulares que, si las conocemos, nos permitirán identificarlos. Son niños muy espirituales, talentosos y creativos, con dones muy especiales y una madurez superior a su edad biológica.

Por eso, no siempre encajan en el sistema educativo convencional, ya que pueden no acatar las normas establecidas, y suelen ser mal diagnosticados con déficit de atención. Físicamente, presentan una mirada muy sabia, profunda, pura y transparente, capaces de entregar amor incondicional con sólo hacerlo.

Los Niños de las Estrellas

Los primeros en llegar fueron los índigo, en las décadas del 70 y el 80, y de algún modo, fueron preparando el camino a los que vendrían luego. Cada nueva generación viene más evolucionada que la anterior, y los nombres con los que se los identifica se deben a su aura y patrones de energía.

Cosas que diferencian a las personas altamente creativas de las demás
Fuente: Shutterstock

NIÑOS ÍNDIGO

Llegaron entre las décadas del 70 y el 90, por lo tanto, hoy podríamos denominarlos adultos índigo. Algunas de sus características principales:

Aura color violeta, directamente relacionada al sexto chacra o tercer ojo.

♦ Tienen capacidades psíquicas, premonitorias, clarividentes.

♦ Son muy creativos.

♦ Intuitivos, sensibles y emocionales, les costó mucho en su época ser aceptados tal como eran, tanto por sus padres, como por el resto del entorno.

♦ Rebeldes e inconformistas, grandes cuestionadores de normas establecidas.

♦ Necesitan desarrollar actividades artísticas para canalizar su capacidad creativa.

[También te puede interesar: Cómo saber si eres un adulto índigo y cuál es tu misión en la vida]

NIÑOS CRISTAL

Comenzaron a llegar cerca del año 2000, son conocidos como los pacificadores, siendo esa su principal misión: mostrar el camino que conduce a la paz.

♦ Tienen el don del amor incondicional y la compasión.

♦ Son niños muy sensibles, cariñosos, generosos y empáticos.

♦ Aman la naturaleza y los animales, por lo que suelen ser defensores y luchar por sus derechos en forma pacífica.

♦ Son psíquicos y tienen habilidades telepáticas; muy sensibles a la energía de entorno.

♦ Sensibles a los ruidos fuertes, los gritos y todo aquello que no sea armónico en su vida. Les gusta estar en soledad y en lugares tranquilos.

home documental

[También te puede interesar: Montessori: la pedagogía que fomenta el aprendizaje libre y autogestionado ]

NIÑOS ARCOIRIS

Son la tercera generación de niños que ha llegado para ayudar a la humanidad, y tienen muchas de las características de los índigo y cristal, tales como ser psíquicos y telépatas.

♦ Son niños con personalidades fuertes, sonrientes y llenos de vida.

♦ Son sanadores, tienen un fuerte poder espiritual y dominio sobre sus emociones.

Tienen la misión de traer alegría a sus familias y entorno.

♦ Creativos y arriesgados.

NIÑOS DIAMANTE

Son los últimos en llegar, tienen y tendrán la misión de transmutar la energía del planeta, a una vibración superior de amor incondicional. Para eso, necesitarán mucho de nosotros y que la energía planetaria empiece a cambiar, a nivel educativo, medioambiental, comunicacional y espiritual. Elevar nuestros niveles de conciencia será nuestra tarea para ayudarlos a ello a cumplir con su misión.

juegos-niños-aprendan-cuidar-planeta


Fuentes:

Guioteca.com

Clarin


también puede interesarte

Salud

Coronavirus: en qué se diferencia la segunda ola de la primera

Estamos ante una incidencia cada vez mayor de la variante brasileña, considerada mucho más contagiosa que la cepa original que inició la pandemia.

Tendencias

Cómo es el pez que vivió con los dinosaurios y que solo hay 15 ejemplares en tod

Hace 65 millones de años que los reptiles gigantes se extinguieron. No obstante, queda un ser vivo que testimonia esas épocas, pero queda tan solo una quincena de ejemplares existentes.

Ambiente

El cambio climático está haciendo que los cerezos en flor de Kioto florezcan más temprano en 1.200 años

Estas plantas liberan una hormona que evita que los cerezos florezcan durante casi todo el año. No obstante, las alteraciones en el clima han trastocado este ciclo vital en las plantas.

Tendencias

Este viñedo en California ofrece un sueldo de 10 mil dólares por trabajar allí

Un trabajo soñado para los amantes de la enología. Se trata de un empleo muy bien pagado, pero también con mucho aprendizaje acerca del universo vinícola. ¡Una oportunidad poco común!


Otros

Tendencias

La Cámara de Ámbar, la 8va maravilla del mundo que vale 180 millones de dóla

El impresionante tesoro estuvo desaparecido durante casi 80 años y habría sido hallado en un barco de naufragio de la guerra nazi.

Tendencias

Conoce las 7 leyes espirituales que pueden conducirte a una vida exitosa

Las 7 premisas desarrolladas por Deepak Chopra que debes conocer para atraer abundancia a tu vida.

Tendencias

El eneagrama y los docentes: ¿cómo se desempeña cada eneatipo?

Ya enumeramos características bien definidas para los nueve eneatipos. Ahora, veamos cómo se ponen de manifiesto, en el terreno docente, cada una de estas maneras particulares de ser y estar en el mundo, para determinar de qué docentes podemos aprender más.

share