Los llaman los niños de las estrellas y vienen con una misión muy importante a la vida y para con la humanidad: ayudar a despertar conciencia y recordarnos quiénes somos realmente.

Tanto física como personalmente, presentan características particulares que, si las conocemos, nos permitirán identificarlos. Son niños muy espirituales, talentosos y creativos, con dones muy especiales y una madurez superior a su edad biológica.

Por eso, no siempre encajan en el sistema educativo convencional, ya que pueden no acatar las normas establecidas, y suelen ser mal diagnosticados con déficit de atención. Físicamente, presentan una mirada muy sabia, profunda, pura y transparente, capaces de entregar amor incondicional con sólo hacerlo.

Los Niños de las Estrellas

Los primeros en llegar fueron los índigo, en las décadas del 70 y el 80, y de algún modo, fueron preparando el camino a los que vendrían luego. Cada nueva generación viene más evolucionada que la anterior, y los nombres con los que se los identifica se deben a su aura y patrones de energía.

Cosas que diferencian a las personas altamente creativas de las demás
Fuente: Shutterstock

NIÑOS ÍNDIGO

Llegaron entre las décadas del 70 y el 90, por lo tanto, hoy podríamos denominarlos adultos índigo. Algunas de sus características principales:

Aura color violeta, directamente relacionada al sexto chacra o tercer ojo.

♦ Tienen capacidades psíquicas, premonitorias, clarividentes.

♦ Son muy creativos.

♦ Intuitivos, sensibles y emocionales, les costó mucho en su época ser aceptados tal como eran, tanto por sus padres, como por el resto del entorno.

♦ Rebeldes e inconformistas, grandes cuestionadores de normas establecidas.

♦ Necesitan desarrollar actividades artísticas para canalizar su capacidad creativa.

[También te puede interesar: Cómo saber si eres un adulto índigo y cuál es tu misión en la vida]

NIÑOS CRISTAL

Comenzaron a llegar cerca del año 2000, son conocidos como los pacificadores, siendo esa su principal misión: mostrar el camino que conduce a la paz.

♦ Tienen el don del amor incondicional y la compasión.

♦ Son niños muy sensibles, cariñosos, generosos y empáticos.

♦ Aman la naturaleza y los animales, por lo que suelen ser defensores y luchar por sus derechos en forma pacífica.

♦ Son psíquicos y tienen habilidades telepáticas; muy sensibles a la energía de entorno.

♦ Sensibles a los ruidos fuertes, los gritos y todo aquello que no sea armónico en su vida. Les gusta estar en soledad y en lugares tranquilos.

home documental

[También te puede interesar: Montessori: la pedagogía que fomenta el aprendizaje libre y autogestionado ]

NIÑOS ARCOIRIS

Son la tercera generación de niños que ha llegado para ayudar a la humanidad, y tienen muchas de las características de los índigo y cristal, tales como ser psíquicos y telépatas.

♦ Son niños con personalidades fuertes, sonrientes y llenos de vida.

♦ Son sanadores, tienen un fuerte poder espiritual y dominio sobre sus emociones.

Tienen la misión de traer alegría a sus familias y entorno.

♦ Creativos y arriesgados.

NIÑOS DIAMANTE

Son los últimos en llegar, tienen y tendrán la misión de transmutar la energía del planeta, a una vibración superior de amor incondicional. Para eso, necesitarán mucho de nosotros y que la energía planetaria empiece a cambiar, a nivel educativo, medioambiental, comunicacional y espiritual. Elevar nuestros niveles de conciencia será nuestra tarea para ayudarlos a ello a cumplir con su misión.


Fuentes:

Guioteca.com

Clarin