Los niños que hayan nacido en 2008 en Nueva Zelanda ya no podrán comprar tabaco en el país. El Gobierno ha anunciado este jueves su intención de ilegalizar el tabaco en las próximas décadas mediante una propuesta de ley que aumentará progresivamente la edad permitida para comprar cigarrillos.

"Queremos asegurarnos de que los jóvenes nunca comiencen a fumar, por lo que convertiremos en delito vender o suministrar tabaco a nuevas generaciones de jóvenes. Las personas que tengan 14 años cuando entre en vigor la ley nunca podrán comprar tabaco legalmente", señaló la viceministra de Sanidad, Ayesha Verrall.

También te puede interesar: Conoce los años de esperanza de vida que puedes ganar si dejas hoy mismo el cigarrillo

Según el plan de acción colgado en la web del Ministerio de Sanidad, el Ejecutivo comenzará este mes la reforma legislativa para que la nueva ley entre en vigor en diciembre de 2022, con medidas que se aplicarán de manera escalonada.

A partir de cierta fecha, se irá incrementando cada año la edad en la que se permite comprar cigarrillos hasta que sea ilegal para todas las edades.

La medida es parte de un esfuerzo generalizado en Nueva Zelanda para reducir la tasa de fumadores, de un 13% de la población adulta al 5%, antes de 2025. Esto como un primer paso antes de lograr el objetivo final de erradicar el consumo de tabaco definitivamente.

También te puede interesar: El Partido Maorí propone rebautizar Nueva Zelanda con su nombre indígena

dejar de fumar

De aprobarse la ley, Nueva Zelanda será la segunda nación en prohibir la venta de tabaco, algo que ahora solo ha hecho Bután en 2004.

Otras medidas incluidas en el plan son la reducción en el número de puntos de venta autorizados para ofrecer productos de tabaco y reducir las cantidades de nicotina en los cigarrillos que se vendan en todo el país.

La Asociación Médica de Nueva Zelanda (NZMA, en sus siglas en inglés) afirmó que el plan del Gobierno beneficiará al país y recordó que más del 80% de los fumadores en Nueva Zelanda desearían no haber empezado a fumar nunca.

Las cifras oficiales señalan que el tabaco es la causa de fallecimiento de hasta 5.000 personas al año en Nueva Zelanda, lo que representa el 15% de la mortalidad total.

Por su parte, el Ejecutivo ha reconocido en su propuesta que la prohibición es "probable" que provoque un aumento del contrabando e incluso "desafíos" en relación con las obligaciones de comercio internacional del país.

Uno de los más críticos con la propuesta del Gobierno ha sido David Seymour, líder del partido conservador ACT New Zealand.

Sobre el tema, Seymour comentó en su cuenta de Twitter: "La prohibición nunca ha funcionado, en ningún tiempo o lugar. Siempre ha tenido consecuencias involuntarias. Vamos a tener un mercado negro para el tabaco, sin estándares o regulación. Las bandas estarán frotándose las manos".

También te puede interesar: Conoce todos los remedios caseros para dejar de fumar

Fuente: elespanol.com