Siempre se ha hablado sobre las propiedades del té verde, sobre todo las personas que buscan perder grasa corporal. Sin embargo, son muchos los beneficios que tiene esta infusión para la salud de las personas.

El té verde es mucho más que una infusión: es una de las bebidas más sanas que puede ingerir un sujeto. Esto tiene que ver con sus numerosas propiedades, ya que está compuesto por muchos antioxidantes y nutrientes que provocan efectos positivos sobre el cuerpo humano.

Si bien este tipo de infusión se encuentra entre las más consumidas en el mundo, al igual que el café, el té verde tiene ciertas particularidades que lo diferencian del resto como ser el de hierbas, tilo, frutales y por supuesto, el clásico té negro.

Tomar té verde puede colaborar con la disminución en el riesgo de padecer cáncer, mejora la función cerebral y colabora con la pérdida de grasa, entre otros beneficios que detallaremos más adelante.

Té verde: características

Antes de hablar sobre el beneficio del té verde en la salud, es importante destacar que esta bebida estimulante es rica en cafeína, es antioxidante y es diurética, además de aportar numerosos minerales y vitaminas.

En líneas generales, la producción del té verde contribuye a alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), ya que con su producción colabora a reducir la pobreza extrema, hacer un uso sostenible de los ecosistemas terrestres, entre otras cuestiones.

Por esa misma razón, fue en el 2019 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la celebración de esta infusión y a partir del 2000, cada 21 de mayo se celebra el Día Internacional del Té, con el fin de fomentar su industria y consumo.

Ahora bien, el cultivo de la planta del té es muy susceptible a las condiciones climáticas por lo que no en cualquier país puede desarrollarse. Sin embargo, según un informe del Instituto Internacional de Desarrollo Sostenible, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo, lo que la hace aún más relevante.

¿Cómo se llega a producir? En este sentido, es necesario destacar que si bien existen diversos tipos de té, todos ellos, excepto el de hierbas, se elaboran a partir de las hojas secas del arbusto Camellia sinensis. Según el nivel de oxidación que las mismas tengan, se determinará el tipo de infusión: blanco, negro, rojo o verde.

te-verde
Foto: Adobe Stock

En especial, el té verde se elabora con las hojas más frescas del arbusto o con los brotes nuevos que no se han oxidado ni fermentado, por lo que el color de las hojas aún es pálido y de allí adquiere su nombre.

Propiedades del té verde

Ahora bien, tomar té verde puede resultar bueno para la salud debido a las diversas propiedades de la infusión, como se mencionó anteriormente. Veamos algunas de sus propiedades.

Prevenir el daño celular. El té es rico en polifenoles que tienen efectos como la reducción de la inflamación y la ayuda para disminuir el riesgo de cáncer. Particularmente el té verde contiene un 30%

El té verde tiene un 30% de estos compuestos, entre los que se incluyen grandes cantidades de catequina, antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el daño celular, ya que en líneas generales ayudan a reducir la formación de radicales libres en el cuerpo, lo que protege a las células y las moléculas del daño.

Si hablamos de un beneficio del té verde, este es el principal a destacar ya que ha sido motivo de estudio para tratar diversas enfermedades y es lo que hace que esta infusión tenga grandes propiedades medicinales.

Ahora bien, una de las contraindicaciones es que si se elige una de estas infusiones de mala calidad pueden contener grandes cantidades de fluoruro, aunque las propiedades siguen siendo positivas.

Disminuir el riesgo de sufrir cáncer. Si bien existen diversos tratamientos para contrarrestar esta enfermedad, lo cierto es que es una de las principales causas de muerte en el mundo. La misma se produce por un crecimiento descontrolado de las células y por el daño oxidativo.

Es por eso, que los antioxidantes podrían colaborar en la reducción de la aparición de esta enfermedad, y es aquí donde el tomar té verde cobra mayor relevancia. Algunos de los cáncer en los que se demostró resultados favorables son:

Cáncer de mama. A partir de investigaciones se descubrió que las mujeres que bebían más té verde tenían entre un 20 y un 30% menos de riesgo en el desarrollo de este tipo de enfermedad.

cáncer de mama

Cáncer de próstata. Los hombres que bebieron esta infusión, según un estudio, tenían un 48% menos de posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

Cáncer colorrectal: Un análisis demostró que aquellas personas que bebían té verde tenían un 42% menos de posibilidades de desarrollarlo.

Una de las contraindicaciones en este caso es que para que el beneficio del té verde sea tal, es necesario tomarlo solo, sin ningún aditivo como puede ser la leche, ya que disminuiría el efecto de los antioxidantes.

Cabe mencionar que si bien estos estudios mencionados han demostrado la disminución del cáncer, en el campo de la medicina aún es necesario realizar investigaciones más profundas al respecto.

Mejorar la función cerebral. El té verde contiene cafeína, si bien sus cantidades son menores que las del café, alcanzan para incrementar la activación de las neuronas y la concentración de los neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, sin causar efecto nervioso. Es decir, logran mantenerte despierto de manera más suave.

Según diversas investigaciones se ha demostrado que la cafeína produce mejoras en varios aspectos de la función cerebral como ser el humor, el tiempo de reacción y la memoria. A esto hay que sumarle que el té verde está compuesto por el aminoácido llamado L-teanina, que presenta efectos antioxidantes, incrementando la dopamina y la producción de ondas cerebrales.

Los estudios han demostrado que la cafeína y la L-teanina pueden tener efectos sinérgicos. La combinación de los dos mejoría de la función cerebral, otro beneficio del té verde.

Retrasa el envejecimiento cerebral. Estudios demostraron que los componentes de catequina en el té verde protegen de cierta manera a las neuronas, lo que hace que se disminuya el riesgo de padecer enfermedades como Párkinson y Alzhéimer.

Cabe recordar que esta última es una enfermedad degenerativa, bastante frecuente en las personas y una de las principales causas de demencia. A su vez, el Párkinson es la causa neurodegenerativa más común e implica la muerte de las neuronas productoras de dopamina en el cerebro.

Reducción de grasas y mejora el rendimiento físico. A partir de algunos ensayos se ha demostrado que un beneficio del té verde es que colabora con la reducción de grasa e impulsa el ritmo metabólico.

La cafeína mejora el rendimiento físico ya que produce la movilización de los ácidos grasos procedentes de los tejidos grasos y los convierte en energía.

Sin embargo, es necesario aclarar que algunos estudios no demostraron ninguna elevación en el metabolismo. Esto tiene que ver con que cada organismo es distinto y dependerá de cada persona.

Reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Diabéticos o propensos a esta enfermedad, esta información les será de mucha utilidad.

Se conoce que la diabetes tipo 2 implica los niveles altos de azúcar en sangre en el contexto de la resistencia a la insulina o una incapacidad para producirla. Es una enfermedad que afecta a alrededor de 400 millones de personas en todo el mundo.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver el té verde con esto? Según algunas investigaciones se cree que esta bebida puede mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de azúcar en sangre.

Bajar los niveles de enfermedades cardiovascular. Un gran beneficio del té verde es que puede mejorar algunos factores de riesgo que provocan enfermedades cardiovasculares como lo son el colesterol y los triglicéridos. ¿Cómo es eso? La bebida en cuestión incrementa la capacidad antioxidante de la sangre, lo que protege a las partículas LDL de la oxidación, responsables de este tipo de enfermedades.

Además de estas propiedades mencionadas, también se puede decir que el té verde es un antibacteriano y antiviral, previene caries y fortalece los dientes debido a que contiene vitamina E y ayuda a combatir gripes, entre otras cuestiones.

Son muchas las razones para agregar a tu dieta la ingesta de té verde. Sin embargo, si bien puede tomarse en cualquier momento del día, no hay que abusar de su consumo ya que de forma desmedida puede influir sobre el ritmo intestinal.

Por lo que siempre, antes de sumar un nuevo alimento o bebida a la dieta de forma cotidiana es necesario consultarlo con el médico de cabecera o un especialista, para conocer en detalle cuáles son los pro y contras según cada organismo.

te verde
Foto: Adobe Stock

Ya conoces cada beneficio del té verde. ¿Sabías de ellos? ¿Consumes a menudo esta infusión? ¿Qué otras propiedades podrías sumar a la lista? 

Fuente: Healthline y ABC.