Ambiente

Alemania le pide a sus ciudadanos contar abejas

Una ONG pide ayudar a contar insectos para frenar su desaparición. Sin flores no hay insectos; sin insectos no hay miel.

07/08/2020

Ambiente

Alemania le pide a sus ciudadanos contar abejas

Una ONG pide ayudar a contar insectos para frenar su desaparición. Sin flores no hay insectos; sin insectos no hay miel.

La catástrofe ecológica está cerca: en solo 3 décadas, la población de insectos en Alemania se habrá disminuido drásticamente. La Alianza alemana para la Protección de la Naturaleza (NABU) pide a los ciudadanos que cuenten los pequeños insectos sin los cuales la humanidad tendrá dificultades para sobrevivir. Sin flores no hay insectos. Sin insectos no hay miel.

En la pradera del huerto de NABU, en el norte de Colonia, Jörg Siemers detecta rápidamente diferentes especies de mariposas a simple vista. Las especies raras pueden encontrarse lejos de los campos agrícolas, en los arbustos, flores y pastizales de bajo valor nutritivo. Siemers es un encantado de las mariposas que muestra cómo ayudar a hacer un censo de los insectos, como al que ha convocado la ONG NABU: él marca un campo imaginario de diez metros por diez metros y presiona el cronómetro. A partir de ese momento, las especies de insectos especificadas por NABU se cuentan allí. Esta vez, cuenta ocho especies, pero se puede informar de otros insectos, en caso de encontrarlos.

Los participantes pueden informar de sus resultados a través de la aplicación que se encuentra en las páginas de "Insektenwelt" o "Naturgucker.de”, "El mundo de los insectos" y "Observador de la naturaleza". "Con relativamente pocas especies, es tan fácil seguir los resultados que incluso los principiantes experimentan rápidamente el éxito", explica Daniela Franzisi, de NABU, responsable del proyecto "Insektensommer" o "Verano de los Insectos".

La importancia de las abejas

Ulla Blumenkamp se agacha concentrada en la hierba alta y recoge cuidadosamente los especímenes individuales durante un corto período de tiempo en una caja de plástico transparente con tapa, para poder determinarlos mejor: "No conozco tan bien las especies individuales. Lo más importante para ella es: "Mira bien, echa un vistazo a los animalitos y pide consejo, si es necesario".

Mariquitas de siete puntos, a punto de desaparecer

La hora pasa rápidamente. Jörg Siemers también ha fotografiado especímenes que quiere identificar. Ulla Blumenkamp ha identificado diez especies. Está satisfecha: "Si te concentras en especies fáciles de identificar, miras y desarrollas un sentimiento por la naturaleza".

Peter Meyer y Evelyn Steppacher se reunieron para la observación en la reserva natural de Dünstekoven. Se describen a sí mismos como "conservacionistas empedernidos", han estado comprometidos con la protección de la naturaleza y las especies desde la infancia. La pasión de Steppacher es por las plantas, las libélulas y las 70 especies de mariquitas autóctonas. Por eso observa con preocupación que los miniescarabajos de siete puntos están siendo desplazados cada vez más por sus congéneres de Asia.

Ciencia ciudadana

Alemania carece de un programa de vigilancia científica que recoja datos de observación en gran escala, sistemáticos, continuos y representativos sobre la diversidad biológica. Entomólogos voluntarios participan en la conservación de mariposas en el Instituto Helmholtz de Investigación Ambiental. Uno de ellos es Karl-Heinz Jelinek, miembro de NABU: "En Alemania hay casi 3.700 especies de mariposas, de las cuales hay 195 en nuestra región. Por lo que el censo de NABU no se puede ver como un ejercicio científico”.

Jörg Liesendahl aborda otro problema: "Las dos últimas generaciones han crecido lejos de la naturaleza. Hay una gran necesidad de capacitación adicional", dice Liesendahl. El biólogo dirige la Escuela de la Naturaleza para la Educación Ambiental en Remscheid. "La ignorancia y el conocimiento a medias hacen que los niños y más tarde los adultos tengan reservas personales, a veces incluso pánico ante las orugas, libélulas, abejas, avispas y mosquitos", dice Liesendahl.

Él les explica a los visitantes la importancia de estas pequeñas criaturas como ayudantes de los ecosistemas y los muchos problemas de la disminución de los insectos. "Muchos harían algo por los insectos, pero no saben nada de su importancia y relación con la naturaleza y nuestra vida misma”.

abeja panal

Sin flores no hay insectos

Las organizaciones de conservación de la naturaleza tratan de contrarrestar la ignorancia: se trata de una cuestión de transferencia lúdica de conocimientos, de sensibilizar a la gente sobre la naturaleza y los seres vivos, de reconocer sus valores y la necesidad de protección, y de preservar la biodiversidad amenazada.

"La economía suele interesarse solo en la lucha biológica contra las plagas", acota Daniela Franzisi. Y el biólogo Esser critica: "Se gastan miles de millones en física de partículas e investigación espacial, en comparación con prácticamente nada para la investigación de la biodiversidad. A pesar de la muerte de los insectos, los datos son en su mayoría generados por voluntarios".

Daniela Franzisi recuerda que en Alemania habría 34.280 especies de insectos, que constituyen el 70 por ciento de todas las especies animales. Y concluye que "todos son vitales para la supervivencia humana y los ecosistemas". Muchos insectos son irremplazables para polinizar las plantas, otros descomponen los excrementos, la carroña, la madera muerta. Se encargan del control biológico de plagas, la purificación del agua y ayudan a mantener la fertilidad del suelo. Se alimentan y se comen. Si los insectos están ausentes, esto también cambia la producción de nuestra comida, por ejemplo. Ya la falta de abejas obliga a los chinos a polinizar a mano, flor a flor.

Fuente: Karin Jaeger para DW


Otros

Ambiente

¿Cómo puede la educación ambiental ayudarnos a comprender la pandemia?

La educación ambiental es una herramienta que nos puede ayudar a entender y tomar acción sobre las problemáticas ambientales actuales.

Tendencias

Latidos de la Tierra: el arte que interpreta el cambio climático

Con el título de “Heartbeat of the Earth” (Latidos de la Tierra) un grupo de cinco de artistas interpreta el cambio climático.

Ambiente

Dos metros, la delgada línea que separa a Kiribati del mar

Kiribati toma medidas para combatir el cambio climático y propone soluciones para evitar la compleja situación que avistan no demasiado lejana.

share