Los animales en peligro de extinción pueden salir de esta situación si los humanos que pueden ayudarlos ponen de su parte, pues en muchas ocasiones, corren este peligro debido a acciones externas que los amenazan.

Así lo ha vivido la especie de primate tití león dorado, quienes luego de la construcción de una autopista en el Bosque Atlántico del estado de Río de Janeiro, vieron una drástica disminución de su población.

También te puede interesar: Un cachorro de aguará-guazú fue rescatado, rehabilitado y reinsertado en su hábitat natural

Un grupo de conservacionistas de Río de Janeiro estaban preocupados por una reciente caída de la población de la especie, donde se temía que la construcción de esta autopista había provocado un aislamiento de los titíes león dorado.

A raíz de esto, enviaron un proyecto a las autoridades con la idea de construir un puente, el cual ayudaría a los primates a cruzar el bosque sin resultar heridos por los vehículos o morir en el intento de llegar al otro lado.

También te puede interesar: La gallineta austral, el enigma de los juncales de la Patagonia

Luis Paulo Marques Ferraz, director ejecutivo del proyecto de metapoblación, que trabaja para proteger el número de titíes león dorado comentó sobre la situación, “los científicos han demostrado que la población que vive allí estaría completamente aislada del otro lado de la carretera y eso crearía un problema real en términos de conservación“.

Con este problema en sus manos, las autoridades decidieron mejorar la calidad de vida de la población gracias a este puente que cruza la transitada autopista que dividió el hábitat de los primates.

Fuente: Reuters

Ferraz habló sobre las características del puente, el cual no es como para humanos, sino que es un espacio que fue cubierto de plantas, arbustos y árboles para asemejar el terreno del bosque que habitan. Y agregó, “necesitábamos un gran bosque protegido y conectado”.

El puente, construido en 2020, aún mantiene una vegetación muy joven y esperan que lo plantado tome la fuerza suficiente para que los primate se sientan cómodos a cruzar por esta instalación.

Actualmente, se estima que hay 2.500 titíes león dorado en estado salvaje, los que según los investigadores, necesitarían un total de 25.000 hectáreas por cada 2.000 primates de su especie. Algo que también resulta imposible por la acción humana, quienes han fracturado este bosque con carreteras y pueblos.

También te puede interesar: El asombroso hallazgo de un ejemplar de un búho gigante tras 150 años sin ser visto

Fuente: upsocl.com