Ambiente

Cómo se clasifican los tipos de ecosistemas del planeta

Establecer los tipos de ecosistemas es una herramienta que le permite al ser humano, comprender mejor cualquier lugar del planeta.

Cinthya Ortega

23/12/2020

Cómo se clasifican los tipos de ecosistemas del planeta

Ambiente

Cómo se clasifican los tipos de ecosistemas del planeta

Establecer los tipos de ecosistemas es una herramienta que le permite al ser humano, comprender mejor cualquier lugar del planeta.

Cinthya Ortega

Cómo se clasifican los tipos de ecosistemas del planeta

La curiosidad del ser humano ha conseguido establecer medidas para conocer mucho mejor a la naturaleza, permitiendo detallar cada uno de sus componentes en forma de grupos bastante amplios. Por lo tanto, hablaremos acerca de cómo se clasifican los tipos de ecosistemas que existen en el planeta.

Los ecosistemas son más que solamente estilos con los cuales podría decirse que el planeta se ornamenta. No simplemente ofrecen la aparición de determinadas especies animales, vegetales o microorganismos. Además de eso, los expertos resaltan que influyen directamente en el desarrollo de cada una de las culturas, y de las civilizaciones del ser humano. Quiere decir que los ecosistemas influyen hasta en la forma de pensar de una persona y también en sus hábitos.

¿Qué son los ecosistemas?

ecosistemas

Una definición simple de los ecosistemas es aquella que los detalla como un grupo de plantas y de otros organismos vivientes, que se interrelacionan y a su vez comparten dentro de un mismo entorno. Este entorno posee específicas características químicas, al igual que físicas. Los ecosistemas se distinguen entre sí por la biodiversidad que poseen, por su geografía y también por su clima

Todo el planeta está conformado por una serie de ecosistemas que están conectados entre sí. Cuando existe un grupo de ecosistemas contiguos que comparten una región específica del planeta, son conocidos como bioma.

Roy Clapham fue quien estableció el concepto de ecosistema en el año 1930. Su objetivo era tener un término específico, con el que pudiere recoger las interrelaciones que ocurren entre los grupos de seres vivientes. Incluyendo también el entorno físico donde se encuentran.

¿Cómo es la clasificación de los ecosistemas?

Clasificar los diversos ecosistemas del planeta no ha sido una tarea simple, ya que en el transcurso de la historia numerosos ecólogos han tenido que participar. Actualmente las clasificaciones más específicas de los ecosistemas, han permitido distinguirlos teniendo presente el medio en el que se encuentran. Entonces, la clasificación de los tipos de ecosistemas podría ser la siguiente:

Ecosistemas terrestres

Estos son un tipo de ecosistema que abarca solamente el 30% del territorio en el planeta. Se subdividen en otros ecosistemas:

Bosques húmedos tropicales: Cuentan con bastante cantidad de agua, por lo tanto tienen mucha humedad y su clima es de altas temperaturas.

Montaña: A elevadas temperaturas suelen establecerse condiciones climáticas muy adversas, en las cuales solamente la vegetación del tipo alpina es capaz de sobrevivir.

Pradera: Posee condiciones geográficas y climáticas apropiadas para que el ser humano puede practicar la ganadería.

Desierto: Tiene escasas cantidades de agua y las temperaturas son muy elevadas.

Polo: También se conocen como desierto frío, debido a las condiciones extremas provocadas por las bajas temperaturas.

Ecosistemas acuáticos

ecosistemas

Se encuentra entre los principales tipos de ecosistemas, y la presencia del agua como su principal componente físico es lo que lo caracteriza. Los ecosistemas acuáticos pueden contar con agua salada o con agua dulce, permitiendo que sean clasificados de la siguiente manera:

Dulceacuícolas o de agua dulce: Algunos de los organismos que se encuentran en estos entornos son los peces, las algas, insectos, anfibios, plantas, ente otros. Pueden contar con agua estacionaria o con agua fluye u corre constantemente. Ejemplos de este ecosistema son los lagos, arroyos, estanques, los manantiales y los ríos.

Marinos o de agua salada: De todos los ecosistemas que existen en el planeta, los marinos son los más abundantes. Dentro de estos se encuentran los océanos, arrecifes, lagunas costeras que poseen agua salada, mares, pantanos, entre otros.

También existe otra manera de clasificar los ecosistemas acuáticos, donde es posible diferenciar entre los ecosistemas lóticos y los ecosistemas lénticos. En el primer grupo el agua, fluye con movimientos constantes siguiendo una misma dirección y, en el segundo, las aguas permanecen parcial o totalmente estancadas.

[También te puede interesar: Los océanos están en peligro: ¿qué podemos hacer para salvarlos?]

Ecosistemas mixtos

Como ya se ha señalado con anterioridad, los ecosistemas se encuentran ubicados en terrenos específicos del planeta. Debido a esto, es bastante habitual que existan intersecciones entre distintas clases de entornos, conformando así los conocidos ecosistemas mixtos. Podrían estar conformados por la combinación entre entornos de tierra y de agua, o también de aire y de tierra llamados aeroterrestres.

Entre los ecosistemas mixtos más conocidos dentro de la naturaleza se encuentran: Los manglares, las costas, las marismas y los humedales.

Ecosistemas artificiales

ciudades

Un ecosistema es todo aquel entorno que ha sido creado a través de las actividades realizadas por el ser humano, dando lugar a unos espacios que son radicalmente diferentes a los naturales. La presencia de las edificaciones y las enormes extensiones cubiertas por cemento y por luces, hacen que ciertas especies puedan adaptarse y otras no tienen la capacidad de lograrlo. Ejemplos más claros de animales que han logrado adaptarse son las palomas y otras aves como las cotorras.

Estos son animales que consiguen beneficiarse de la abundante comida, al igual que de la poca probabilidad de encontrarse depredadores. Siendo factores que derivan de la presencia de los seres humanos en estos lugares.

¿Cómo se compone un ecosistema?

Normalmente los componentes de un ecosistema están divididos en dos enormes grupos:

Bióticos: En un grupo como este se encuentran las diferentes especies de seres vivientes.

Abióticos: Se refiere a otros elementos como el agua, la luz, el suelo, los vientos, temperaturas, salinidad y el resto de las condiciones físicas que conforman el entorno.

Cada uno de estos componentes depende de algún otro factor del mismo ecosistema, bien sea de forma directa o en su diferencia, de manera indirecta. Puede tomarse como ejemplo lo siguiente: un notable cambio dentro de la temperatura podría afectar gravemente a las plantas que se desarrollan allí. Afectando también a los animales que requieren de esas plantas para alimentarse y que usan como refugio. Por lo que deberán adaptarse a esos cambios o cambiar de ecosistema.

Cadena alimenticia dentro de los ecosistemas

cadena alimenticia

Ambos grupos que fueron mencionados y que se encargan de conformar a los ecosistemas, se interrelacionan mediante la energía proveniente del sol. Pero también de la energía que proviene del ciclo, que llevan los nutrientes dentro de cada uno de estos ecosistemas.

Aquellos organismos que son autótrofos usan la energía que proviene del sol, con el fin de producir su propia fuente de alimento. Las especies vegetales se encuentran en esta parte, ya que dependen de la fotosíntesis. Así mismo, otros organismos conforman el grupo productor dentro de los ecosistemas.

La materia orgánica que es producida por los organismos autótrofos, genera impactos directos en los organismos que son heterótrofos. Estos últimos son los que no tienen la capacidad de producir su propia fuente de alimento. Debido a esta característica, son clasificados como consumidores primarios dentro del ecosistema. Así, otros organismos usan a los consumidores primarios como alimento, formando el grupo de consumidores secundarios en los ecosistemas.

Cada uno de esos movimientos que realiza la materia orgánica, al igual que de la energía, partiendo de los organismos productores, conforman la cadena alimentaria. Como ejemplo se puede tomar la cadena del pasto (organismo productor). Donde es consumido primero por el ratón (consumidor primario), quien es comido por la serpiente (consumidor secundario) y que finalmente es comida por el halcón (consumidor terciario).

En toda cadena alimenticia de los ecosistemas, el eslabón que finaliza la misma son los organismos descomponedores. Generalmente se trata de organismos con estructuras básicas, pero esenciales que se encargan de la descomposición de aquellos organismos que han muerto. Aunque también descomponen muchos tipos de desechos orgánicos. De esta forma, la materia orgánica es reciclada mediante los ecosistemas terrestres.

¿Qué características posee un ecosistema?

Todos los ecosistemas cuentan con algunas de las siguientes características, permitiendo que sean identificados con mayor facilidad:

Dinámico: Se encuentra presente un fluyo de constante energía, al igual que de movimiento.

Variable: Posee diversos cambios con respecto a las estaciones.

Complejo: En este caso, se trata de un sistema donde se encuentran involucrados y al mismo tiempo relacionados, múltiples factores vivos al igual que no vivos.

Por otra parte, los ecosistemas se encuentran en equilibrio en el momento que su identidad y su composición, permanecen de forma constante. Este equilibrio podría perderse cuando ocurren catástrofes naturales, pero con el paso del tiempo puede recuperarse. De igual manera, este equilibrio podría perderse por el descuido y el desarrollo de actividades inapropiadas realizadas por el ser humano.

Fuente:

Ecología verde

Psicología y mente

Características


también puede interesarte


Otros

share