Así como cada sitio tiene sus lugares emblemáticos y favoritos, París suma un novedoso motivo para que el mundo lo conozca. Se trata de una extraordinaria y maravillosa ciclopista. La ciudad no deja de sorprendernos y en esta oportunidad, desea impulsar el uso de bicicletas.

¡UNA GRAN MEDIDA SUSTENTABLE! ¡ENHORABUENA!

  • ¡PARÍS NOS INVITA A CONECTARNOS CON LA NATURALEZA!

El proyecto será desarrollado durante los próximos cinco años con una inversión que ronda los 250 millones de euros y dan por asegurado que tendrá una magnitud aproximada a los 390 kilómetros en toda la ciudad.

Además, anunciaron que otro de los propósitos es asegurar las rutas y dejarlas en condiciones óptimas, tanto como para pasajeros y peatones, que visiten la Ciudad de la Luz. ¡Bike Plan es una iniciativa urbana que potenciará la presencia de las bicicletas en todos los distritos!

¿Tenías conocimiento de que en el lapso de la pandemia, la población incrementó el uso de bicicletas? Si, tomaron esta decisión con el fin de evitar el contacto directo con otras personas, por miedo al contagio, viajando en los transportes públicos tradicionales.

A raíz de este comportamiento observado, el Ayuntamiento destinó unos 150 millones de euros para crear “pistas-corona” durante la pandemia. ¡Ya están listos para dar inicio al próximo proyecto y distinguirse como la ciudad 100% “bike friendly”!

“Nuestro objetivo es hacer que la ciudad sea 100% ciclista”, dijo a la AFP David Belliard, teniente de alcalde a cargo de la transformación urbana y miembro del Partido Verde.

Reafirmando este compromiso, han tomado una decisión rotunda. Aseveraron que están dispuestos a prohibir la entrada de motos y de los automóviles más contaminantes de cara al 2023, incentivando a la ciudadanía en la utilización de bicicletas y vehículos eléctricos.

Foto: Buena Vibra

Sin lugar a dudas, es una iniciativa digna de destacar e imitar por otras metrópolis, en pos de inculcar hábitos que no solo redundarán en el bienestar personal, sino también contribuirán a disminuir la contaminación proveniente de los gases emanados al medio ambiente.

Es posible conjugar el modo de movilizarse en una gran ciudad con el placer de apreciar la belleza natural que nos regalan estas urbes, en donde la fascinación y el encanto priman ante los ojos del espectador.

¡Seguramente a partir de esta experiencia, más personas podrán reunirse en bicicleteadas que les proporcionen momentos de disfrute y encuentro! ¡Y sin dañar a nuestra naturaleza tan vulnerada!

¿CÓMO TE VES DANDO UN PASEO EN BICI CONTEMPLANDO EL MUNDO QUE TE RODEA?