Se anuncia que Estados Unidos eliminará el 85% de las emisiones de los gases súper contaminantes. Tales sustancias se emplean en aires acondicionados y sistemas de refrigeración, siendo de uso muy extendido.

También te puede interesar: Los últimos días de “Flipper”, el famoso delfín que tuvo el peor de los finales

Una campaña contra los hidrofluorocarbonos (HFC)

Son compuestos elaborados de hidrógeno y flúor. Por algún tiempo, se usaron como alternativa y sustitución de los halocarburos; ya que estos últimos dañaban la atmósfera. No obstante, los HFC son acumuladores de calor.

En buena medida, el actual efecto invernadero es una secuela del empleo de los hidrofluorocarbonos. Las grandes naciones industrializadas los emanan en enormes cantidades. Estados Unidos encabeza esta contaminación.

De hecho, se ha demostrado los HFC son más nocivos que el dióxido de carbono. En total, se espera minimizar su utilización en un 85%. Una meta muy interesante, ya que son gases etiquetados como supercontaminantes.

Fuente: Shutterstock

La tarea es encomendada a la Agencia de Protección Ambiental

Tal institución recibe la orden de hacer los nuevos reglamentos industriales en Estados Unidos. Asimismo, de supervisar el uso de gases de refrigeración. La estrategia se apuntala en una disminución paulatina de los HFC.

Por ejemplo, ya para 2023 se recortan los derechos de las empresas a producir estos gases. Luego, en 2036 aparecerá una regulación adicional que los acorte aún más. Es decir, se apunta a dejar de crear estas sustancias.

El gran problema con los HFC es que atrapan el calor. Por lo tanto, catapultan el cambio climático y aumentan la temperatura del planeta. Afortunadamente, en USA hay consenso para frenar su uso indiscriminado.

Lo interesante es que la regulación de los HFC es el resultado de una ley bipartidista: aprobada por unanimidad por demócratas y republicanos. Esto demuestra que el meollo ambiental une a los rivales políticos.

Por otra parte, hay un estatuto supranacional sobre estos temas: el protocolo de Montreal de 1987. Este pacto internacional establece que todas las sustancias que sean en extremo contaminantes deben ser vetadas.

Gases de efecto invernadero: causas del cambio climático

Se frenaría en 0,5 grados el calentamiento global

Esta sería una bondad inmediata de la aplicación de esta normativa. Por otra parte, si los HFC son eliminados en todas las grandes naciones industriales, se menguarían aún más los grados térmicos del planeta.

Estados Unidos es una nación grande. Su aparataje industrial es enorme. Por eso, al suspender los hidrofluorocarbonos, esta nación hace un notable aporte a la Tierra. Empero, sería interesante que otras naciones como China hagan algo similar.

También te puede interesar: A partir de 2023 España prohibirá venta de frutas y verduras en envases plásticos

¿Conocías los HFC? Son gases muy comunes. Permiten controlar y atrapar temperaturas. No obstante, esa cualidad termina siendo muy nociva al ser liberados en el ambiente.

Fuente:

INFOBAE