Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Ambiente

Hidroponía: Cómo hacer un sistema de cultivo sin suelo

La hidroponía te permite tener tu propia huerta... ¡Incluso aunque no tengas suelo donde cultivarla! Aquí te contamos todo sobre el tema.

Ambiente

Hidroponía: Cómo hacer un sistema de cultivo sin suelo

La hidroponía te permite tener tu propia huerta... ¡Incluso aunque no tengas suelo donde cultivarla! Aquí te contamos todo sobre el tema.

La Bioguía Oficial

Actualizada 01/04/2019

¿Te encanta la huerta, pero no tienes tierra en tu casa? Quizá esta es la solución para ti: la hidroponía.

Se trata, básicamente, de hacer diferentes cultivos sin necesidad de tener suelo. En cambio, se arma un sistema en el cual las raíces de las plantas reciben los nutrientes que necesitan para crecer a través de agua, logrando así crecer tan fuertes y sanas como en una huerta.

Y, ¿Sabes qué es lo mejor? ¡Que puedes hacerlo en casa!

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tema.

Qué es la hidroponía y cómo funciona

Hidroponía viene del griego, ὕδωρ [hýdōr] = ‘agua’, y πόνος [ponos] = ‘labor’, ‘trabajo’. Se trata de una manera de cultivo que usa disoluciones minerales en lugar de suelo para hacer crecer las plantas.

Además de permitir un uso más eficiente del espacio, y dar la posibilidad de cultivar en zonas con suelos áridos, el cultivo hidropónico es la mejor manera de tener un control total sobre el crecimiento saludable de las plantas.

La hidroponía se ha utilizado particularmente para uso comercial, en el cultivo del tomate, la lechuga y una gran variedad de vegetales. Sin embargo, poco a poco comienza a estar en boga su uso en pequeñas huertas particulares y jardines.

Este tipo de cultivo se realiza en recipientes donde se colocan nutrientes del tipo lana de roca, arena, fibra de coco, perlita, y demás sustancias específicas que se adquieren en comercios especializados, capaces de portar los alimentos que cada planta necesita.

El elemento principal en este sistema de cultivo es el agua, por eso lo más importante es procurar un sistema de riego adecuado.

El cultivo hidropónico consiste en un sustrato (generalmente arcilla expandida, vermiculita o lana de roca) al que se suministra agua con los nutrientes incorporados y que puede ser regado continuamente siempre que el líquido sea drenado y no inunde el sustrato para aprovechar al máximo el agua.

Crear un Edén para las plantas

Este tipo de cultivo es llamado hidroponía, pero lo mismo podría llamarse “cultivo aeropónico”. ¿Qué queremos decir con esto?

Que si bien las plantas con este sistema crecen en agua, el verdadero logro de quienes implementaron por primera vez el cultivo hidropónico fue conseguir la creación de un entorno general, y especialmente lumínico, cuya finalidad es proporcionar a cualquier tipo de planta un medio idóneo para desarrollarse y florecer.

Lo verdaderamente esencial de esta técnica, entonces, es optimizar el ambiente donde las plantas crecerán. Es necesario evitar lo perturbador y multiplicar lo que el cultivo acepta bien.

Dicho de otro modo: la hidroponía consiste en crear un Edén para las plantas.

Puede sonar exagerado, pero no lo es. Cuando se logra crear el ambiente perfecto para el cultivo hidropónico, los resultados son espectaculares.

Incluso son tan increíbles los resultados que nos permite soñar con un futuro en el que todo el mundo pudiera satisfacer sus necesidades vitales en casa, creando un planeta mucho más sustentable.

Las ventajas de la hidroponía

Una de las principales ventajas de este tipo de cultivo es la rapidez en el crecimiento y maduración de la planta. Bien realizado, un cultivo hidropónico puede acortar los ciclos en un 60% respecto a los de la misma planta en su entorno natural.

Para quienes lo hacen a gran escala, este cultivo tiene también una ventaja competitiva: la uniformidad, olor y sabor.

Además, también tiene ventajas al momento de sembrar, por ejemplo:

  • Provee a las raíces en todo momento de un nivel de humedad constante, independiente del clima o de la etapa de crecimiento del cultivo.
  • Reduce el riesgo por excesos de irrigación.
  • Evita el gasto inútil de agua y fertilizantes.
  • Asegura la irrigación en toda el área radicular.
  • Reduce considerablemente los problemas de enfermedades producidas por patógenos del suelo.
  • Aumenta los rendimientos y mejora la calidad de producción.

Finalmente, la hidroponía también tiene enormes ventajas a nivel ecológico, que podrían hacer, a largo plazo, una verdadera diferecia en el uso de los recursos:

  • Libra a las plantas de la presencia de malezas o plagas.
  • Favorece el descanso de la tierra. Es útil en tierras desgastadas o escasas.
  • No requiere de grandes espacios, por lo cual resulta especialmente rendidor desde el punto de vista económico.
  • No depende de las condiciones climáticas, por lo que garantiza la variedad vegetal durante el año.

Desventajas de la hidroponía

La verdad es que, como has visto, las ventajas de la hidroponía son muchas. Pero por supuesto, también tiene algunas desventajas que es necesario que conozcas antes de empezar a preparar tu propia huerta hidropónica en casa.

  • Mayor cuidado

La verdad es que el cultivo hidropónico necesita que se le esté muy encima. En especial, se requiere ser sumamente cuidadoso con el riego. Tiene sentido, si piensas que es la única manera en la que las plantas reciben nutrientes.

Por eso, si tienes poco tiempo para dedicarle a la huerta, quizá no sea la mejor opción para ti.

  • Consumo de energía

En relación a lo anterior, hay formas de automatizar el riego del cultivo hidropónico, lo cual podría resolver el problema. Sin embargo, lograr esto requiere una automatización que consume mucha energía.

  • Plantas más susceptibles

Hemos dicho antes que la hidroponía consiste en crear un Edén para las plantas. Si lo consigues, ¡Enhorabuena! estas crecerán a pasos agigantados.

Pero piensa un momento… ¿Cómo reaccionarías si estuvieras viviendo en el Edén y de pronto, algo se pusiera feo? Seguramente te enojarías y reaccionarías mal. ¿No era este el Paraíso?

Las plantas que se cultivan de forma hidropónica funcionan más o menos parecido. Reaccionan bien a los cuidados, pero soy muy susceptibles a los cambios en el entorno. Cualquier falla ambiental las afectará terriblemente. Además, son mucho más dependientes y requieren mayor cuidado.

Así que, de nuevo… ¡Necesitas dedicarle tiempo y cariño!

La hidroponía en el mundo

El modelo fue perfeccionado por europeos e israelíes, unos para defenderse del brumoso frío y otros para evitar la aridez del desierto.

Sin embargo, esos esfuerzos sólo acabaron de fructificar al difundirse nuevas lámparas y nuevos sistemas de anclaje para la raíz, gracias a los cuales es posible cultivar en periodos dos o tres veces más cortos una amplia gama de vegetales, obteniendo ejemplares de extraordinaria calidad, y ahorrando tanto agua como nutrientes en proporciones asombrosas.

En España y tras 12 largos años de estudios, prácticas y costosas inversiones, comienza a imponerse el llamado SISTEMA NGS (New Growing System).

Las realizaciones más importantes, en cuanto a superficie instalada, se encuentran en la localidad almeriense de PULPI, donde existen unas 90 hectáreas, fundamentalmente de lechuga.También se cultiva tomate, fresa y algo de perejil, romero, berro, etc.

Actualmente, además, se va por más. El cultivo hidropónico de verduras forma parte de un proyecto diseñado para abastecer de alimentos a los seres humanos en condiciones extremas. Por eso, por ejemplo, en la actualidad se realiza en la Antártida, para proveer de alimento a los investigadores que pasan allí largas temporadas.

Se espera que, incluso, algún día se pueda usar la hidroponía en el espacio.

Cómo hacer un cultivo hidropónico en casa

Si quieres hacer un cultivo en casa, primero mira este video súper didáctico, y luego te daremos algunos consejos prácticos:

Es preciso un recipiente que prevea el tamaño promedio de la planta a cultivar, con una profundidad mínima de 30 centímetros. Es indispensable que el recipiente no deje pasar la luz, es decir que se deben evitar los recipientes transparentes.

En segundo lugar, el cultivo hidropónico requiere de un sistema para ventilar el contenido del recipiente. Una posibilidad es conseguir una bomba aireadora para peceras, a la cual se puede conectar un tubo plástico perforado que se inserte en el recipiente.

Los nutrientes adecuados para la hidroponía son el calcio, el cobre, el azufre, el fósforo, el potasio, el zinc, el nitrógeno, el hierro, el oxígeno, etc. Estos nutrientes se proporcionan mediante el riego continuo, que tiene lugar gracias a que las raíces están en contacto con el agua.

cultivo hidropónico

El sustrato, es decir, el material que reemplazará a la tierra en el jardín o huerta hidropónica, se ocupa de que las raíces de las plantas se sujeten al recipiente. Este material cumple además la función de proteger de la luz, de retener los alimentos proporcionados por el riego y de brindar la oxigenación suficiente a las plantas. Este sustrato es económico y consiste en elementos como la arena o la piedra pómez.

En cuanto a las plantas que habrán de cultivarse mediante el sistema hidropónico, es posible adquirirlas en tiendas especializadas en horticultura, pero también, pueden cultivarse directamente mediante la germinación casera de las semillas.

¿Qué te ha parecido? ¿Te gustaría tener tu propio cultivo hidropónico?


Otros

Entretenimiento

3 Señales de un futuro liquido

¿Y si la cuestión ya no es vivir del campo, sino vivir en el campo? ¿Y si la cuestión ya no es explotar la naturaleza, sino regenerar la naturaleza?

Salud

Éste es el secreto para hacer ejercicio y nunca aburrirte

Hay una forma de hacer ejercicio sin que nunca te canses.

Alimentación

Merienda súper saludable: chocolatada vegana y cookies súper fáciles

Si eres de los que sufren "antojos" por la tarde, esta chocolatada vegana es ideal para ti.

share