Una reconocida marca de chocolate transformará la cáscara del cacao en energía verde. Es una manera especial de usar esta materia prima natural, la cual se suele perder. Una excelente idea para el ambiente.

También te puede interesar: Empresa respaldada por Bill Gates libera miles de mosquitos modificados genéticamente

La fantástica propuesta de la empresa

Se trata de una colaboración de Nestlé con Bioenergy Ibérica. De esa manera, se dará mucha utilidad a una parte del cacao que suele desecharse. ¿Qué se espera? Entre otras cosas, tratar de minimizar el efecto invernadero.

Curiosamente, se trata de un método de “reciclaje” en el cual se usará energía proveniente de las cáscaras de cacao para la producción de chocolate. Algo que puede usarse como criterio para otras industrias análogas.

Toda manufactura y producción libera desechos. En dado caso, resta aprovecharlos y no simplemente convertirlos en basura inútil. Justamente, eso es lo que se ha planteado la empresa con la cáscara de su materia prima.

Fuente: Shutterstock

¿Y cómo es este procedimiento para usar el cacao?

Muchos consideran que el cacao también es un superalimento. La verdad es que posee fantásticas propiedades y dota de mucha energía a quienes lo consumen. Justamente, es esa energía lo que se está buscando.

Ocurre que parte de esa capacidad energética queda en la cobertura de este fruto. Por eso, Nestlé se ha planteado crear unas calderas de biomasa donde las cáscaras se fermentan y preparan. De esa manera, emanan energía calórica.

¿Para qué se hace lo antes descrito? Pues, para usar el calor liberado para tostar el cacao. De ese modo, se puede obtener el chocolate sin necesidad de gasta gas, electricidad, carbón y evitar emanaciones de CO2.

Los cálculos señalan que se disminuirán a casi 2 mil toneladas de CO2, lo cual es una llamativa cantidad en el devenir. La verdad, se trata de una iniciativa que también suma valor a los productos de Nestlé.

Hay que recordar que los productos “amables con el ambiente” gozan de mejor consumo entre los clientes del siglo XXI. Por lo tanto, esta iniciativa asciende preferencias entre los consumidores de Nestlé en el mundo.

Fuente: Shutterstock

un producto consumido en todo el planeta

La popularidad de este alimento es innegable. También, que es una industria muy activa. En tal sentido, sus emanaciones de dióxido de carbono son abundantes. Por eso, esta iniciativa goza de muy buenas opiniones entre la gente.

Es necesario recordar el dióxido de carbono es bastante nocivo para el ambiente. Además, gracias a la deforestación es poca la vegetación que puede procesarlo y convertirlo en oxígeno. Corresponde entonces minimizar sus emanaciones.

También te puede interesar: Descubren por primera vez una momia egipcia embarazada

¿Consumir chocolates ecológicos? Pues, la verdad que ya es posible. Hay que aprender a pensar y ser ecológicos, incluso en cosas tan triviales como comer chocolate.

Fuente:

UPSOCL