Dioses griegos y romanos. ¿Cuál es el secreto y la historia de ellos para que, al día de hoy, sus recuerdos sigan vigentes y muchas personas elijan sus nombres para llamar a sus mascotas e incluso, en algunos casos, a sus hijos? Hoy hablaremos sobre Apolo, dios del sol y la medicina.

Y es que Apolo en la mitología griega, como en la romana, fue uno de los dioses más influyentes e incluso temido por el poder y las responsabilidades que se le acreditaban, entre las que se pueden mencionar la luz, las plagas y el conocimiento, pero veamos un poco más sobre él.

Como todo dios griego, Apolo, moraba en la cima del Monte Olimpo, el más alto de Grecia y era considerado uno de los doce dioses olímpicos, los principales del panteón. Su importancia fue tan grande que se transfirió completamente de Grecia a Roma, a tal nivel que conservaron tal cual su nombre y sus características.

[Tal vez te pueda interesar: Qué son los códigos sagrados y cómo puedes usarlos para cumplir tus objetivos]

apolo-dios griego

Apolo: historia del dios griego

En la mitología griega, Apolo fue una de las figuras principales y es considerado uno de los más importantes e influyentes de todos los tiempos, aunque no sólo para Grecia sino también para Roma.

Según la historia era muy temido por el resto de los dioses ya que su poder era tal que sólo sus padres Zeus, rey de los dioses, y Leto, podían controlarlo. Si bien se le acreditó ser el dios del Sol, fue mucho más que eso.

También conocido como el dios de la luz, era comúnmente representado con una corona de laureles en la cabeza, ya que esta especie era su árbol; el arco y la flecha, ya que era el dios de la guerra; la lira, por su característica musical, entre otros elementos.

Después de su padre, era quien protegía y amenazaba desde los cielos. Era el dios de las enfermedades y de la curación, por lo que se lo relacionaba con los oráculos, ya que consultaba a ellos sobre estos temas; de la protección contra las fuerzas del mal y de las plagas, así como también de la muerte súbita.

Además, fue el dios de la verdad, la clarividencia y la profecía, así también como de la medicina. Incluso, según cuenta la historia, Apolo fue quien enseñó a la humanidad sobre la misma, aunque en menor medida en comparación con otros dioses.

Descendientes de Apolo

Entre sus descendientes se pueden mencionar a Asclepio, Aristeo, Coribantes, Himeneo, Ialemus, Anfiso, Anfitemis, Anio, Anfiarao, Apolonio, Apis, Boristenes, Cepiso, Agreo, Arabo, Queron, Quios, Ceos, Ileo, Lapito, Héctor, Yamo, Eurídice, Cicno, Erimanto, Delfos, Doro, Cariclo, Corono, Cidón, Dríope, Epidaure, Eriopis, Ismenos, Laódoco, Lino, Lino de Tracia, Licomedes, Orfeo, Licoro, Amrit, Melaneo, Naxos, Melita, Mileto, Mopso, Oaxos, Oncio, Tenes, Troilo, Filandro, Femónoe, Filamón, Polipete, Siros, Tenero, Trofonio, Zeuxipo.

Apolo y Artemisa: la historia de los hermanos mellizos

Cuando lee o estudia sobre este dios, es probable que se lo vincule con Artemisa. Y es que esta diosa fue su hermana melliza, ambos considerados dioses de la belleza y la perfección por tener un cuerpo privilegiado para los griegos en dicha época y atlético.

Un detalle a destacar es que a pesar que Apolo y Artemisa eran mellizos, ella nació un día antes, en el sexto día, y él en el séptimo. Por eso, ella se convirtió en su protectora durante su nacimiento.

Junto a ella, Apolo compartía su talento musical. Según se conoce, poseía una lira dorada, un instrumento llamado kithara, que utilizaba para tocar melodías celestiales frente a los dioses en reuniones en el Olimpo.

Además, entre sus pasatiempos podría decirse que además era mago, ya que hacía distintos tipos de trucos para los dioses

Apolo: significado

Si del significado de Apolo en los nombres de las personas y en los animales se trata, hay que decir que existen diversas interpretaciones. A continuación algunas de ellas a tener en cuenta.

Apolo deriva del griego Apo (lejos) y ollymi (muerte) por lo que se podría interpretar como aquel que da vida y mantiene lejos las fuerzas del mal. Además, si se considera toda la historia de este dios griego se puede decir que quien porte este nombre será fuerte y con muchísima personalidad.

Si de personas se trata, la originalidad, el intelecto y la presencia del arte estarán presentes, así como la convicción de que logrará cualquier proyecto que se proponga. Asimismo, será gente a la que se los toma como consejeros, gentiles y amigables.

Además, sabiendo que Apolo también fue el dios de la medicina, se podría decir que quienes porten su nombre se inclinarán a carreras que se vinculen con la misma como puede ser médicos, enfermeros, asistentes sociales, entre otros.

Apolo: cuando la astrología se une con la mitología

Si bien todas las personas tienen su personalidad, la fecha en la que nacen puede influenciar en la forma de ser, tener algunos rasgos comunes y manejarse de cierta forma en la vida. También, según la mitología y la astrología, además de los signo del zodiaco el planeta que domina según la fecha de nacimiento también puede influir en la personalidad.

En este sentido, cabe destacar que a cada signo del zodíaco se lo suele vincular con alguno de los dioses olímpicos por su significado y orientación. En el caso de Apolo podría decirse que este dios acompañó a lo largo de la historia a aquellas personas regidas por el signo de Leo.

Aquellos que nacen entre el 23 de julio y el 22 de agosto pertenecen al signo zodiacal Leo, que se dice que se rige por el sol, por lo cual no es ilógico pensar que el dios del sol proteja a los leoninos.

Incluso hay algunas coincidencias entre Leo y Apolo. Para los griegos Leo era el León de Nemea: su piel era impermeable a todas las armas y solo podía ser derrotado por estrangulamiento, al igual que lo que se sabe del dios griego. Además, el signo de Leo es conocido como el más dominante del zodíaco, así como Apolo era uno de los más importantes del panteón, luego de su padre Zeus.

Es así que entre los rasgos característicos de los leoninos puede decirse que son creativos y comprensivos con los demás, así como lo era Apolo. Asimismo, les gusta ser el centro de atención así como el dios griego lo era en los espectáculos en el Olimpo.

Son personas generosas, con una gran autoestima pero por sobre todo muy honestas y francas. Este último punto también se puede relacionar con el aspecto del dios de la verdad, la clarividencia y la profecía.

[Tal vez te pueda interesar: ¿Cuáles son los 7 arcángeles y sus colores representativos?]

Apolo y los dioses del olimpo

Como se mencionó, el dios Apolo fue considerado uno de los doce olímpicos de la historia. Pero, ¿cuáles fueron los demás?


Zeus: Rey de todos los dioses, por lo tanto el más importante y el gobernante del monte Olimpo. Fue el dios del cielo y el trueno.

Hera: Diosa de la familia y el matrimonio. Reina de los dioses ya que era la mujer de Zeus.

Poseidón: Dios de los mares, terremotos y los caballos, era el hermano de Zeus y Hades.

Ares: Dios de la guerra y la violencia.

Hermes: Dios del comercio y la retórica.

Hefesto: Dios del fuego y la forja.

Afrodita: Diosa del amor y la belleza.

Atenea: Diosa de la sabiduría, la artesanía, la defensa y la guerra estratégica.

Artemisa: Diosa de la caza, la virginidad, los animales y el tiro con arco.

Démeter: Diosa de la agricultura, la fertilidad y la naturaleza.

Hestia: Diosa del hogar y de la familia.

apolo

[Tal vez te pueda interesar: Mano de Fátima: significado del popular amuleto]

¿Conocías la historia del dios Apolo? ¿Por qué otros dioses te has interesado?


Fuente: Imperivm y La República