Lo que más se extrañará de Brooklyn Nine-Nine son sus personajes tan únicos y bien desarrollados:

  • Amy (Melissa Fumero)

Se presenta al comienzo de la serie como a una detective totalmente enfrascada en su trabajo y sin tiempo de dedicarse a vínculos personales. Tiene varios sueños que inicialmente no estaban ni en proceso de cumplirse, como ascender al puesto de sargento o formar una familia. La primera Amy que muestra la pantalla hace creer que ser detective es su única meta.

Mantuvo con el tiempo sus dos virtudes más admirables: su perseverancia y su genuinidad para mostrarse tal cual es. Es digno de resaltar lo mucho que crece cuando inicia su relación con Jake y que se da cuenta de que los estándares perfectos no aseguran la felicidad. En un ambiente tan hostil y violento como la escena policial, la ternura de Amy aportó algo invaluable al equipo.


  • Boyle (Joe Lo Truglio)

Se podría decir que es el personaje con menos transformación o cambios a lo largo de las temporadas. Inicia siendo la fiel sombra de Jake y tiene como características que se adapta a lo que le pidan y ofrecerá su ayuda para lo que sea.

Sí es interesante como varía su vínculo con dos personajes en los cuales tuvo un fuerte enamoramiento y luego se transformaron, una en su mejor amiga (Rosa) y otra en su hermanastra (Gina). En ambos casos Charles fue capaz de aceptar el nuevo vínculo y hasta las motivó a ambas a conocer personas nuevas o las ayudó en citas románticas.

Boyle demuestra que ser apasionado por las cosas no es algo que deba ocultarse, sino mostrarse. Así como manifiesta su amor por las comidas exóticas, su incondicionalidad total hacia  Jake y lo mucho que ama disfrazarse.


  • Gina (Chelsea Peretti)

¿Acaso es posible definir un personaje tan excepcional como Gina? Es la secretaria que hace absolutamente todo en sus horas laborales menos lo que le compete. Autora de las frases icónicas como: “If I die, turn my tweets into a book” (si me muero, convierte mis tweets en un libro) y “The only thing I’m not good at is modesty, because I’m great at it” (En la única cosa que no soy buena es en la modestia, porque soy excelente en eso). Es impredecible, egoísta y querible al mismo tiempo.

Si algo enseña Gina es a tener plena confianza en el valor y habilidades propias y no dejar que nadie pueda tirarte abajo.

También puede interesarte: Misery cumple 35 años y te contamos ocho motivos de por qué es uno de los más grandes best seller

  • Rosa (Stephanie Beatriz)

Un personaje único gracias a su seriedad implacable y su brutal sinceridad donde no teme decir en voz alta lo que piensa, igualmente cada tanto deja ver pequeños quiebres por donde entra la luz detrás de su casco y campera de cuero oscuros.

Se trata de una de las pocas representaciones abiertamente bisexuales dentro de una importante cadena de televisión. En general esta orientación se ve como una “fase” o “confusión” y Rosa muestra cómo alterna sus parejas sin necesidad de tener que elegir entre salir con solamente hombres o mujeres.

  • Holt (Andre Braugher)

Desconocedor absoluto de la cultura popular y la figura más solemne y cómica a la vez de la comisaría. Nunca se sabe qué puede llegar a responder Holt o qué emociones hay detrás de su expresión inmutable. Más allá de su indudable fortaleza y es un personaje que tiene varios quiebres y obstáculos que lo apartan de su querido precinto Nine-Nine, el capitán siempre encuentra la manera de ayudar a sus detectives. Es el personaje que une a todos, un gran logró teniendo en cuenta que al comienzo era un desconocido del equipo.

Holt demuestra que la fidelidad no se demuestra solamente estando cerca de quienes queremos, y que un gran líder tiene que saber escuchar.

  • Jake Peralta (Andy Samberg)

Lo mejor para el final, porque indudablemente Jake Peralta es el ejemplo perfecto de desarrollo de personaje en una serie. Jamás se transforma en otra persona, sino que poco a poco se va construyendo en alguien que logra madurar emocionalmente sin perder su faceta graciosa y espontánea.

Del detective que aparece en el primer capítulo intentando demostrar lo rebelde que es y molestando a sus compañeros, Jake pasa a ser un líder nato, esposo, padre y alguien del cual su capitán se siente orgulloso. Su deconstrucción es notoria principalmente al darse cuenta de sus privilegios como hombre blanco heterosexual y que se esfuerza por aprender, mejorar y no pensar solamente en sí mismo.

También puede interesarte: El actor del momento, Andrew Garfield: Estas son algunas de sus películas más imperdibles

El resumen de este gran equipo podría ser la frase del capitán Raymond Holt que dice: “Every time someone steps up and says who they are, the world becomes a better, more interesting place.” (Cada vez que alguien dice quién realmente es, el mundo se convierte en un lugar mejor y más interesante).

¿Qué te ha parecido esta nota? ¡Compartenos tu opinión en los comentarios!