Si eres de los que se interesa por conocer sobre los eneagramas, eneatipos compatibles y eneatipos incompatibles a la hora de relacionarte con las personas y entablar vínculos este artículo es para tí. Conoce los detalles en materia de amor.

Y es que algunas personas creen que conocer sobre los eneatipos compatibles, así como los eneatipos incompatibles en el amor puede ayudarles a la hora de formar parejas o incluso entablar amistades y diversos tipos de relaciones.

Como mencionamos en varias publicaciones en Bioguía, conocer más sobre los eneagramas y los eneatipos ha comenzado a ser un tema de agenda para la sociedad. Quizás esto tenga que ver con que cuanto mayor es el conocimiento de las personas sobre ellas mismas, mejor es la convivencia y las relaciones tanto familiares, de amistad, como laborales y de pareja.

Los vínculos se volvieron complicados, y muchas veces lleva a las personas a sufrir y a desconfiar o descreer en el amor. Relaciones intensas, celos, toxicidad, y hasta diversos tipos de violencia como ser verbal, psicológica, física y digital son algunas de las cuestiones que más se escuchan en los últimos tiempos.

Aunque también se habla de relaciones mucho más libres, sin ataduras y mucho menos prejuiciosas. Ser y dejar ser. Amar y dejar que el resto se ame. Que cada individuo viva su libertad desde la manera que lo sienta y más le haga feliz, sin perjudicar al otro, y sobre todo teniendo responsabilidad sentimental.

Por eso, cada vez más individuos se interesan por descubrir nuevas herramientas de conocimiento de las personas. Esto ha llevado a que hablar sobre eneatipos de compatibilidad y eneatipos de incompatibilidad sea cada vez más frecuente.

Sin embargo, no siempre esto puede ayudar. Hablar de compatibilidad e incompatibilidad a la hora de vincularse con otros sujetos, o bien de formar parejas, no siempre es una seguridad. Para cada individuo será diferente según sus formas de ser, valores y vínculos que busque en dicho momento.

Aunque a partir del eneagrama y de los nueve diferentes tipos pueden determinarse comportamientos generales y agrupar a las personas a partir de los mismos, lo cierto es que por más que pueda determinarse cuáles son los eneatipos de compatibilidad y los eneatipos de incompatibilidad, esto dependerá de cada uno y puede variar ampliamente.

Y es que son muchas las cuestiones a considerar y no pueden determinarse a partir de un simple desglose de características generales de los nueve eneatipos existentes. Es importante tener en cuenta todo el eneagrama, los grupos y los subgrupos, así como los intereses de cada persona.

Antes de avanzar con la cuestión de compatibilidad e incompatibilidad en las relaciones de pareja, es necesario recordar que cuando se habla de eneagrama se hace referencia a una herramienta que permite no sólo el autoconocimiento, sino descubrir los diversos perfiles de las personas del entorno.

Es una especie de mapa interno a partir del cual se pueden conocer las debilidades y fortalezas de cada uno, así como las virtudes y los defectos. Además, detectar traumas de la infancia que hacen que una persona tenga determinado comportamiento en la actualidad.

[Tal vez pueda interesarte: Cuál es el eneatipo más celoso del eneagrama de la personalidad]

Foto: Adobe Stock

A partir de ello poder modificar conductas o aspectos que a un individuo no le gustan de sí mismos. Siguiendo la misma lógica se puede entender también el comportamiento de personas que no se comprenden o que son muy diferentes a los que cada uno haría, por lo que hay más empatía y objetividad.

Esto se determina a partir de nueve diferentes eneatipos, cada uno con sus perfiles respectivos, y a su vez por subtipos dentro, determinados según la unión entre los grupos del 1 al 9 y el instinto ya sea de conservación, social o sexual. Se dice que de esta mezcla se pueden llegar a obtener veintisiete subtipos diferentes de personalidades.

Eneatipos compatibles vs Eneatipos incompatibles en el amor

Antes de hablar sobre la compatibilidad e incompatibilidad en el amor y la búsqueda de la pareja ideal es necesario dejar en claro algunas cuestiones.

Como se dijo anteriormente, si bien existen nueve grupos dentro de los eneagramas de la personalidad, son veintisiete los subgrupos y los vínculos entre todos estos tipos de perfiles son muchos, por lo que es difícil determinar a partir de esto cuáles son los eneatipos compatibles o eneatipos incompatibles a la hora de relacionarse.

Además, esto será diferente para cada persona. Si bien es cierto que algunas cuestiones son importantes a la hora de vincularse como puede ser si un individuo tiene conductas más o menos agresivas, si son dominantes y demás, la compatibilidad o incompatibilidad dependerá de lo que cada sujeto esté buscando en ese momento en particular.

Si bien diremos cuáles son los grupos más vinculables y qué aspectos son positivos y a cuáles habría que prestarles más atención, lo cierto es que los eneatipos compatibles y los eneatipos incompatibles dependerá de si una persona ya se conoce a sí misma y sabe lo que busca o no.

Por mucho tiempo se ha hablado de hallar a la pareja ideal o encontrar a la media naranja, y esto no es un término que colabore con las relaciones. La idea de “la otra mitad” hace referencia a una persona que necesita de un otro para completarse, de alguien que no termina de ser sin la presencia de su compañera o compañero.

En este punto es fundamental recordar que una persona no necesita de las relaciones de pareja para ser feliz, o para sentirse pleno, sino que se trata de estar con una persona que durante ese momento de la vida acompañe y apoye en los diversos proyectos.

En la actualidad, no se habla de parejas para toda la vida ya que hay muchas maneras de vincularse y de conformar esas relaciones. Por eso es fundamental que cada sujeto entienda que para saber qué es lo que busca y romper con los estereotipos establecidos por la sociedad.

Es un proceso interno, en el que cada uno debe comprenderse, conocerse por completo, saber qué busca, qué no le gusta y amarse y gustarse a sí mismo, antes que buscar esos valores por fuera.

Foto: Adobe Stock

Ahora bien, dicho esto conozcamos un poco más sobre eneatipos compatibles y eneatipos incompatibles.

Eneatipo 1. En este tipo de personalidades se destaca la obsesión por alcanzar la perfección y la frustración al no poder lograrlo. Por eso, buscan una pareja ideal, porque entiende que de lo contrario no será feliz.

Eneatipo 2. En este grupo se encuentran las personas generosas y que intentan resolver todas las situaciones que se le presenten, enfocándose mucho en el resto y poco en lo que ellas realmente desean. Por eso, no es ilógico que para ellas lo más importante es el amor. Buscan ser imprescindible y a veces resultan ser un tanto manipuladoras.

Eneatipo 3. Son personas muy preocupadas por el qué dirán, por lo que intentan mostrar su mejor versión y ocultar sus inseguridades. En cuanto al amor, creen que atraerán aquello que logran reflejar.

Eneatipo 4. Personalidades individualistas que tienden a compartir sus sentimientos y pensamientos con su grupo más íntimo. Buscan el amor ideal y escapan a lo ordinario. Para ellos lo más importante son los sentimientos originales que se despiertan dentro del vínculo.

Eneatipo 5. Son sujetos fríos, distantes e individualistas. Buscan una pareja que los acompañe pero sin perder su independencia y privacidad.

Eneatipo 6. Al ser personas indecisas, con un nivel de inseguridad marcado, antes de buscar una relación o abrirse a alguien necesitan estar completamente seguros.

Eneatipo 7. Al ser personas que buscan sentirse a gusto en todas su relaciones, buscan que su vínculo sea estimulante, dinámico y que no le limite, con el que se sientan bien constantemente. Algo bastante idealista.

Eneatipo 8. Si reconoces ser una persona con seguridad muy marcada, que a veces puede resultar avasallante. Son controladores, por lo que son dominantes en sus relaciones.

Eneatipo 9. Quienes tienen este tipo de personalidad intentan evitar el conflicto todo el tiempo. Por eso buscan vínculos en los que se sientan cómodos y por sobre todo, tranquilos.

Formas de relacionarse

Ahora que se conoce el detalle de lo que cada eneatipo busca, hay algunas formas de relacionarse que detallaremos a continuación.

  • Parejas del mismo eneatipo. Aunque son poco habituales, y cuando se da suelen ser de subtipos diferentes. Como son bastante parecidos suelen llevarse bien, aunque también hay un punto negativo que es que tienen los mismos puntos débiles. Ven en el otro reflejado lo que les molesta de sí mismos.

  • Eneatipos diferentes, con subtipo de similar. Comparten el mismo instinto y buscan cosas parecidas aunque no iguales.

Teniendo en cuenta esto, algunas combinaciones podrían ser.

Polos opuestos

Eneatipos 2 y 5. El primero es más social, suele ser generoso y primordialmente emocional, mientras que el segundo es más retraído, frío y racional.

Eneatipos 4 y 7. Mientras que el primero se centra en el pasado y suelen ser personas melancólicas, los del segundo grupo son alegres y se concentran en lo que vendrá.

Eneatipos 8 y 4. Las personas del primer grupo son bastante egocéntricas, y no sienten culpa por saciar sus necesidades, las del segundo grupo sienten culpa constantemente por seguir sus placeres.

Polos similares

Eneatipo 1 y 6. Ambos son fríos, prejuiciosos y ordenados, además de estructurados.

Eneatipos 2 y 7. Son amables, seductores y manipuladores. Les gusta dar consejos y son rebeldes con las autoridades.

Teniendo en cuenta estos eneatipos compatibles es posible determinar y sacar conclusiones de cuáles no lo son.

¿Qué crees sobre estas compatibilidades?¿Qué otras relaciones similares podrías mencionar?


Fuente: Eneagrama de la personalidad