Hogar

Cultivo de piña en casa: todo lo que hay que saber

Todos los que adoran esta fruta, deben saber que el cultivo de la piña es algo relativamente simple. Conoce cómo llevarlo a cabo.

Cinthya Ortega

29/07/2020

Hogar

Cultivo de piña en casa: todo lo que hay que saber

Todos los que adoran esta fruta, deben saber que el cultivo de la piña es algo relativamente simple. Conoce cómo llevarlo a cabo.

Cinthya Ortega

La piña es el fruto que proviene de una planta tropical. No requiere de excesivos cuidados y se encuentra más que todo en países de América del Sur. Este es un detalle muy importante que hay que saber cuando se trata del cultivo de la piña en casa, puesto que va a crecer mucho mejor cuando el clima es templado o tropical.

Esta exótica fruta es muy común en cualquier parte del mundo, y puede ser cultivada sin problemas en el jardín o también en macetas. En este último caso, se debe tener presente que la planta es un poco grande, por eso será conveniente que la maceta sea de buen tamaño.

¿Cómo hacer para cultivar piñas en casa?

Será necesario tener presente ciertas cosas antes de proceder a sembrar una piña. Una planta de piña no requiere de grandes cantidades de agua, esto se debe a que sus hojas poseen una gran fortaleza y no perderán tanta agua. Tampoco será necesario que el suelo tenga la mejor calidad. Al ser parte de la familia de bromelias, no genera demasiadas raíces.

piña

Conseguir una piña bastante madura

Encontrar una piña no es algo muy complicado, es posible encontrar esta fruta en los supermercados o en los mercados de los agricultores. Solo hay que escoger una piña con un aspecto agradable y que esté madura. Hecho esto, la piña que se elija será la ideal para empezar el proceso de cultivo.

Cortar la corona de la piña

Con la fruta debidamente seleccionada, ahora solo hay que tomar la corona y cortarla usando un cuchillo. La corona son las hojas que se encuentran arriba de la piña, específicamente a unos 3 cm sobre la pulpa. Es muy importante que las hojas de esta piña no posean un color marrón, tengan alguna enfermedad o estén muertas. De lo contrario, el cultivo de la piña no se podrá realizar correctamente.

Quitar todas las hojas que quedan en el tallo

Suelen quedar unas cuantas hojas en el tallo, las cuales deben ser retiradas y al hacerlo, el tallo quedará unos 3 cm aproximadamente sin nada, es decir, quedará desnudo.

Secar el tallo

Entre las cosas que hacen características a las plantas de piña, es la sensibilidad que poseen a las heridas. Debido a este factor, será necesario colocar el tallo a secar por unos días. Cuando se hace esto, se evita que se pudra si se coloca directamente en la tierra.

Colocar a secar es tallo es bastante sencillo, solo se debe poner al revés por una semana cerca de alguna ventana. Con esto, todas las heridas se cerrarán y el tarro se va a secar correctamente. Transcurridas las semanas correspondientes, ya será posible sembrar la corona en alguna maceta. Sin embargo, hay quienes prefieren dejarlo en remojo.

Siembra el tallo

Se debe escoger una maceta que tenga entre unos 12 a unos 14 cm en profundidad. Una vez que se tenga la maceta, lo siguiente será colocar tierra de dos tipos distintos. Arena blanca y un poco de tierra fértil, también se pueden colocar piedritas. Esto último hará que la tierra tenga un excelente drenaje. Lo que evitará la formación de encharcamientos, que provocarían daños en la planta.

Si se quiere, se utiliza un poco de hormona de enraizamiento antes de sembrar el tallo. Lo recomendable cuando se trata de cultivar piñas, es sembrar el tallo por lo menos a unos 3 cm en profundidad. Es necesario compactar levemente el suelo que rodea el tallo en la maceta.

piña

Regar ligeramente el tallo

Para regar el tallo de la piña, habrá que hacerlo con poca agua. Será más que suficiente con mantener húmedo el suelo. Un gran recurso para esta tarea es llenar con agua un atomizador. Plantas como esta tienen un mejor desarrollo cuando reciben suficiente luz, por esto se debe colocar la maceta en un sitio donde reciba mucho sol.

Otro de los aspectos a tener en cuenta para el cultivo de la piña, es que son plantas que no toleran las bajas temperaturas.

Asentamiento de la piña

Después de haber sembrado el tallo de la planta, habrá que esperar al menos un par de meses, permitiendo que la planta se asiente en el suelo correctamente. Pasado los dos meses, para tener la seguridad de que la piña se ha asentado, hay que jalar con suavidad la corona. No se debe jalar con demasiada fuerza, puesto que las raíces se romperían y el cultivo de la piña se vería interrumpido.

Hacer el cambio de maceta

Con el tiempo, la planta de piña desarrollará más hojas, y cuando esto suceda habrá que hacer un cambio de maceta. Esta debe ser un poco más grande que la primera, de entre unos 20 a unos 25 cm respecto al diámetro. La preparación de la tierra es igual que con la primera maceta, aunque las piedras deberán ser un poco más pequeñas. En el transcurso de un año, si se desea, se puede sembrar la planta en el jardín.

Cultivar piñas dejando en remojo el tallo

Como ya se ha mencionado, otra de las alternativas al momento de cultivar piñas es dejar en remojo el tallo. Si se desea hacer esto, es necesario escoger un recipiente donde quepa muy bien la corona de la piña. Aunque debe tener una boca pequeña para evitar que quede sumergida por completo.

Lo siguiente será clavar unos palillos en el tallo para que se sujete al recipiente. Tienen que ser colocados bajo las hojas, de tal forma que sirvan como un apoyo. El tallo solo debe quedar sumergido dos dedos aproximadamente, y sus hojas tienen que sobresalir por sobre la superficie.

Una vez que el tallo está correctamente colocado en el envase, hay que situarlo en un lugar que reciba suficiente luz solar. Serán más que suficientes algunas semanas para que las raíces se desarrollen. Evitar las temperaturas frías es fundamental, pero además de eso habrá que cambiar el agua. Esto se tiene que hacer cada tres días, evitando así la formación moho en la parte del tallo que está sumergida.

Al pasar las semanas correspondientes, ya habrán salido las raíces y se procederá a plantar el tallo en una maceta.

Las piñas se siembran sin importar la época del año, aunque sería ideal que este procedimiento se hiciera entre los meses de septiembre a noviembre. Esto se debe a que esta es la época en la que abundan las lluvias, facilitando el crecimiento para las raíces de la planta.

piña

¿Cómo es el crecimiento de las piñas?

En su mayoría, la fruta de la piña no posee semilla en su interior. Por esta razón, para cultivar piñas se requiere de la corona o tallo. Cuando se hace este proceso se obtienen mayores posibilidades de obtener una planta saludable. Cosa que no sucede igual al usar una semilla para que crezca la planta.

El crecimiento de las flores se demora algunos años, una vez que se ha sembrado la planta. Pero cuando aparezcan las flores, se observarán como un cono de color rojo que sale de las hojas. Después se volverán de un color azul y aparecerá finalmente el fruto, que se tardará aproximadamente seis meses en desarrollarse por completo.

Existe un método más rápido para obtener piñas, y ese es contactar con una persona que ya tenga las plantas. De esta manera, se consigue un retoño, que será extraído de la planta principal. Este retoño tiene que ser plantado dentro de una maceta o si se prefiere, puede ser dentro de un semillero. Cuando la planta haya crecido lo suficiente se debe cambiar de maceta o pasar al jardín.

Fertilización de la piña

Las piñas al ser bromelias, poseen unas hojas muy duras y con una impresionante resistencia. Es por esta característica que no se debe regar demasiado estas plantas. Sumado a esto, necesitará de material orgánico como fertilizante, por lo ameno una vez en el mes. El fertilizante debe contener mucho potasio y suficiente nitrógeno, para garantizar un buen desarrollo de la planta.

Entre los fertilizantes que más se utilizan para el cultivo de la piña, es el extracto de las algas o la emulsión del pescado. Usar una regadera para esparcir el fertilizante es la mejor herramienta. Otro de los fertilizantes usados, es el estiércol del pollo. Para su aplicación, solo hay que agregar un poco en el suelo cerca del tallo.

Enfermedades que afectan a las piñas

Algunas de las enfermedades que afectan habitualmente los sembradíos de piñas, son los conocidos nematodos y los ácaros. Lo que causa la aparición de estas enfermedades son los climas invernales, por eso se recomienda que la temperatura para el cultivo sea cálida.

Si se humedece en exceso la tierra de la planta, podría ocasionar daños importantes, como enfermedades que descompongan el cogollo, aparición de las cochinillas y también de escarabajos.

Otro de los aspectos importantes que hay que tener en cuenta al momento de cultivar piñas, es no regar la planta directamente en la tierra. Si llega a ocurrir lo contrario, ocasionaría que las raíces se pudran y la planta muera.

piña

Cosechar la piña

Probablemente el fruto de la planta aparezca después de algunos años; sin embargo, el tiempo aproximado para cosechar las piñas es entre unos 15 o 24 meses, luego de que la planta haya sido sembrada. Además de esto, la planta desarrollará retoños, los cuales nacerán desde los laterales y podrán ser trasplantados si se desea.

La piña tiene que ser cosechada cuando se observe que está madura, puesto que no va a madurar más después de quitarla de la planta. Después de haber quitado la piña de la planta, esta morirá y habrá que repetir el procedimiento nuevamente.

Al haber cosechado la piña, vale la pena tener presente que es posible conservarla por unas cuantas semanas. Para eso, es importante que el lugar se mantenga fresco y con suficiente sombra. Es importante no olvidar, que las piñas sufren mucho daño cuando se almacenan en lugares muy fríos.

[También te puede interesar: Descubre las propiedades de la piña]

piña

Consejos para escoger piñas maduras

En su mayoría, las personas han pasado por esto en cualquier momento cuando compra piña en la tienda. Sin embargo, mencionaremos algunos consejos para escoger las mejores piñas:

1. El color ideal de una piña generalmente es dorado, con unos ligeros toques de verde y son tonos que siguen desde abajo hasta arriba. Al observar que la parte superior tiene un ligero color dorado, significa que es una buena señal de madurez en la fruta.

2. Observar detenidamente la coloración de las hojas en la corona es importante. Esto es lo que determina si la fruta tiene una buena salud, y es un aspecto que se relaciona con el sabor de la piña.

3. Lo que sigue será comprobar la madurez de la fruta a través del tacto. Para esto hay que sujetar la piña firmemente, palparla y notar si existe alguna parte que esté algo blanda. Aunque también habrá que fijarse en el peso de la fruta. Si el peso es bastante bajo y sumado a eso posee una parte blanda, quiere decir que la fruta no está en condiciones óptimas.

4. Una de las cosas que de seguro es fácil de notar, es el olor de una piña. Este olor es cítrico con un toque de dulzor, pero si este es un olor añejo la fruta no está buena para consumir.

Fuente:

El español

Buena granja

Portal frutícula

Plantas y flores


Otros

Ambiente

Abejas vestidas con mochilas cuidan de los cultivos de los agricultores

Monitorear los cultivos es esencial para los agricultores. Y en esa tarea, las abejas podrían ser los ojos y los oídos de los responsables de los cultivos.

Hogar

Conoce los distintos tipos de semillas y elije el mejor para tu huerto

Si quieres cultivar tus propios alimentos en casa, entonces debes saber que la elección de las semillas es fundamental. Conoce los distintos tipos que existen para escoger a consciencia.

Hogar

5 tipos de plantas que actúan como protectoras del huerto

Existen algunas especies que pueden ayudarnos en algunas cuestiones clave para la salud del huerto.

share