Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

Cuanto más alto seas, más probable es que desarrolles varices

Una reciente investigación realizada entre Estados Unidos y el Reino Unido muestra una posible relación entre la altura de una persona y sus posibilidades de desarrollar varices.

Salud

Cuanto más alto seas, más probable es que desarrolles varices

Una reciente investigación realizada entre Estados Unidos y el Reino Unido muestra una posible relación entre la altura de una persona y sus posibilidades de desarrollar varices.

Mónica Correa

30/10/2018

Una reciente investigación realizada entre Estados Unidos y el Reino Unido muestra una posible relación entre la altura de una persona y sus posibilidades de desarrollar varices. Este sería el estudio más grande sobre el tema realizado hasta la fecha.

[También te puede interesar: Mes del ACV: cómo estar informados para prevenirlo]

¿Qué dice el estudio?

La altura de una persona y ciertos genes que predicen la altura están asociados con las venas varicosas y pueden proporcionar pistas sobre las causas de esta afección y las formas de prevenirla y tratarla, según una nueva investigación en la revista Circulation de American Heart Association.

"Podemos ser capaces de aprovechar lo que sabemos sobre la biología que subyace en la altura humana y usarla para descubrir las causas fundamentales de la enfermedad de la vena varicosa", dijo el autor principal, Nicholas J. Leeper, MD, de la División de Cirugía Vascular y Medicina Cardiovascular de Universidad de Stanford en California. "En última instancia, esto puede ayudar a los investigadores a descubrir una terapia que puede prevenir o revertir esta enfermedad común".

Estadísticas

Se estima que más de 30 millones de personas de los Estados Unidos tienen venas varicosas, que es una condición común que se asocia cada vez más con graves riesgos para la salud, como la ulceración que limita la vida y el tromboembolismo venoso, que es cuando se forma un coágulo de sangre dentro de una vena. Sin embargo, poco se sabe sobre qué causa esta enfermedad o cómo tratarla.

La investigación

Los investigadores utilizaron datos de un estudio masivo a largo plazo, el Biobanco del Reino Unido, para buscar factores de riesgo de venas varicosas entre 413.519 personas. Además, los investigadores evaluaron los marcadores genéticos entre 337,536 personas, 9,577 de las cuales tenían enfermedad de la vena varicosa.

Con esta investigación, los expertos confirmaron que la edad, el sexo, la obesidad, el embarazo y la historia de trombosis venosa profunda son factores de riesgo para las várices, y también se encontraron:

  • El aumento de la altura aumenta el riesgo de varice
  • Los genes que determinan la altura también influyen en el desarrollo de las venas varicosas
  • Existe una fuerte correlación genética entre la trombosis venosa profunda y las venas varicosas.

¿Cómo prevenirlas?

Es difícil actuar antes de que las varices aparezcan: simplemente porque las vemos demasiado tarde. Pero si sabemos que tenemos factores de riesgo, como la altura, hay algunas precauciones que podemos tomar:

  • Hacer una vida más sana, cambiando los hábitos de dieta (menos calorías, menos grasas, más fibra y fruta, mayor hidratación y menos sal y aditivos). Acercarnos a nuestro peso ideal es beneficioso no sólo para nuestras venas, sino también para nuestras arterias, corazón y articulaciones.
  • Cambiar nuestros hábitos de ejercicio, andar por la playa (con los tobillos en el agua donde rompen las olas) y sobre la arena es muy adecuado, ya que combina el masaje de las olas con la acción de la bomba venosa plantar, que activa vigorosamente el retorno venoso.
  • Hay un ejercicio muy adecuado para el retorno venoso, la natación. Durante la natación ejercitamos los músculos de todo el cuerpo, estamos en situación casi horizontal (la que mejor permite el retorno de las venas al corazón) y el agua a nuestro alrededor produce un masaje continuo con una temperatura que mejora el tono venoso.
  • Aplicación de cremas de efecto frío(o masajes directamente con crema fría, metiendo cualquier tipo de crema hidratante en la nevera), ya que activa el retorno venoso y disminuye la congestión, hinchazón y cansancio de las piernas que producen el calor y la inmovilidad.
  • Parar dos o tres veces al día para tumbarse con los pies en alto, sobre algunos cojines o sobre los apoyabrazos del sofá, ya que, gracias a estos descansos, el edema sufrirá menos y no tiene que aguantar todo el día.
  • En el caso de las embarazadas se deberán extremar estas medidas, ya que el calor, junto con las modificaciones del embarazo (influjo hormonal, compresión del bebé dentro de la pelvis, aumento del peso, relajación de la musculatura lisa…), aumentan la aparición de las varices.

Fuentes:

American Heart Association


Otros

Alimentación

¿Cuáles son los beneficios de comer aceite de oliva en ayunas?

El aceite de oliva es un gran aliado de las salud, y más aún si tomas en ayunas.

Ambiente

Polémico: una gran matanza de aves a pedido de los pescadores

En España, la viceconsejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias ha autorizado la muerte de 230 cormoranes.

Salud

Por qué deberías dejar de usar tu celular como tu alarma

Es más perjudicial de lo que crees.

share