Tendencias

Cosas que solo disfrutas cuando llegas a adulta

Se habla mucho de cómo el cuerpo va cambiando en la adultez; la calvicie, la flacidez, las arrugas, etc, como si eso fuera todo. Pero no es así. Hay cosas que sólo disfrutamos al crecer y aquí va una lista para que las recuerdes y dejes de pensar un poco que todo pasado fue mejor.

Vera Juárez

22/10/2018

Tendencias

Cosas que solo disfrutas cuando llegas a adulta

Se habla mucho de cómo el cuerpo va cambiando en la adultez; la calvicie, la flacidez, las arrugas, etc, como si eso fuera todo. Pero no es así. Hay cosas que sólo disfrutamos al crecer y aquí va una lista para que las recuerdes y dejes de pensar un poco que todo pasado fue mejor.

Vera Juárez

Cuando somos pequeños, soñamos con ser “grandes”, jugamos a imitar a los adultos que nos rodean, a ejercer profesiones, a tener hijos, etc, etc.

Pero a medida que crecemos nos damos cuenta de que no todo es tan idílico, que a veces nos toca atravesar procesos que son dolorosos, y que ser “grande” implica muchas responsabilidades.

[También te puede interesar: 6 cosas que debes considerar si planeas casarte después de los 30]

Se habla mucho de cómo el cuerpo va cambiando en la vida de adulto; la calvicie, la flacidez, las arrugas, etc, como si eso fuera todo. Pero no es así. Hay cosas que sólo disfrutamos al crecer y aquí va una lista para que las recuerdes y dejes de pensar un poco que todo pasado fue mejor.

[También te puede interesar: 5 cosas sobre sexualidad que una persona de 60 años le puede enseñar a una de 20]

1. Tus propias reglas

Ya no te acuerdas, pero cuando eras un niño estabas sujeto a las reglas de los adultos que estaban contigo. Ahora, eres tú quien elige qué vida llevar. Las reglas existen, claro, más allá de ti, pero tu vida puedes organizarla y desorganizarla cuántas veces quieras.

2. Tu cuerpo

A medida que pasan los años aprendes a tener una relación distinta con tu cuerpo. No te importa tanto qué piensan de ti, o si te ven con imperfecciones en traje de baño. Buscas cada vez más sentirte cómodo/a y auténtico/a por sobre todas las cosas.

3. La buena comida

Cuánto más grande te pones más aprendes a diferenciar lo que te gusta y lo que no. Ya no te da igual comer cualquier cosa cuando te juntas con tus amigos/as, por ejemplo. Quieres disfrutar de una comida rica (si es posible algo que te sorprenda) y una copa de vino.

4. El tiempo a solas

Si cuando eras más joven creías que tenías que estar siempre con tus amigos/as, a medida que creces también empiezas a valorar el tiempo a solas; más aún cuando ya estás en familia y es más difícil encontrar un momento para ti. Ya sea leyendo, escuchando música, mirando una película, o saliendo a correr... Tú sabes que ese momento es vital para ti.

5. Los vínculos reales

Cuánto más grande te pones, aprendes a valorar los vínculos reales. Si alguien te hace daño, simplemente te alejas, y ya. Sabes cuál es tu lugar y lo haces valer. Ya no dudas tanto.

Además, a medida que creces la relación con tu familia de base también suele cambiar. Dejas de ver a tus padres como ogros que quieren reprimirte y posiblemente empieces a pensar en disfrutar tiempo con ellos.

¿Qué otras cosas sumarías?


Otros

Tendencias

¿Realmente el pelo crece con la luna? Las matemáticas lo confirmarán o tirarán la hipótesis por la borda

Una vieja hipótesis dice que el cabello humano crece (o crece más lento) con determinadas fases de la luna, ¿Es realmente cierto?

Tendencias

Tu horóscopo sexual para este fin de semana

Descubre qué te deparan los astros en el plano amoroso.

Tendencias

Donald Trump reconoció que el cambio climático es real

Donald Trump, quien en algún momento aseguró que el cambio climático era un “engaño” que dejaba en desventaja a su país, al parecer está cambiando de opinión.

share