Todavía se practica el sacrificio de animales con fines religiosos. La tradición proviene de Europa y Medio Oriente, donde se lo hacía para ganar el favor de alguna deidad o evitar su ira al no presentarle sacrificios.

Entre los lugares donde todavía se preactica, se encuentra el templo de Gadhimai, localizado en el pueblo Bariyarpur, al sur de Nepal, cerca de la frontera con India. Se trata de un templo hindú dedicado a la adoración de la diosa del mismo nombre, que representa el poder.

Cada cinco años, en diciembre, en el templo se realiza el festival de Gadhimai, que atrae a aproximadamente 5 millones de creyentes que se reúnen para realizar, entre otros actos religiosos, entre 300 000 y 500 000 sacrificios animales.

Los activistas por los derechos de los animales están preocupados por que este año pueda producirse una nueva matanza.

El templo de Gadhimai

250.000 sacrificios animales

En la edición de 2009, se estima que los participantes sacrificaron alrededor de 250.000 animales, entre los que se encontraron búfalos, cerdos, cabras, gallinas, ratas, palomas y pichones. Otros creyentes ofrecieron cocos, dulces, prendas de ropa de color, y más.

En 2015, el fondo que gestiona los eventos del templo de Gadhimai trabajó con la ayuda de la organización Animal Welfare Network Nepal para anunciar la decisión de suspender los sacrificios de animales en los festivales. A pesar del anuncio de las autoridades del tempo, diversos grupos animalistas de India y Nepal temen que la masacre puede repetirse este año.

La campaña Stop Masacre de Gadhimai comenzó a finales de noviembre. Se celebraron manifestaciones incluso ante la Embajada de Nepal en Madrid para reclamar el fin del enorme sacrificio.

Otros grupos también han solicitado al Gobierno de India que envíe funcionarios de seguridad para impedir la matanza, que Nepal imponga una ley que prohíba el sacrificio y que se anime a los devotos a donar sangre o practicar sacrificios simbólicos en lugar de matar animales.

cabra

Los grupos animalistas critican no solo la matanza de animales, sino también que la práctica actual del sacrificio masivo no tiene nada que ver con el concepto original del festival. Fue creado hace aproximadamente 260 por el señor feudal Bhagwan Chaudhary, quien adquirió fama como sanador devoto del hinduismo.

Bhagwan Chaudhary tuvo un sueño en el que todos sus problemas se resolverían si hacía un sacrificio de sangre a la diosa Gadhimai. Sin embargo, él sacrificó su propia sangre, y no por medio de la muerte, sino que usó unas pocas gotas de sangre que brotaron de cinco heridas en distintas partes del cuerpo. De alguna manera, el festival evolucionó hasta convertirse en la matanza que conocemos hoy.

Se calcula que 200.000 animales destinados al sacrificio son vendidos en la frontera con India. El activismo de los grupos animalistas logró que en el evento de 2014 las autoridades locales bloquearan el transporte de animales a Nepal durante el festival. Ese año, la matanza se redujo en un 70% respecto a la edición de 2009, pero eso significa que aun así se sacrificaron alrededor de 75.000 animales.

El fondo del templo no ha prohibido por completo su práctica, por lo que se espera que este año también ocurran sacrificios.

Fuente:

El País

BBC News