Estas afirmaciones se basan en arduas investigaciones basadas en datos y en evidencias científicas recabadas a lo largo de décadas. Las mismas han sido desarrolladas en diferentes sitios del planeta con el fin de estudiar rigurosamente el impacto de la actividad humana.

En ese sentido, se dio a conocer un nuevo informe que fue publicado en la revista Environmental Studies Letters. Tal como develan los expertos, casi la mitad de los bosques del mundo se han perdido, en los últimos 8.000 años. ¿Cuál es la razón? Las personas destruimos los hábitats naturales, vaciamos y dañamos los bosques y, por ende, las especies extinguen.

¡El planeta corre peligro!

Durante los últimos 60 años, la superficie forestal mundial ha disminuido en 81,7 millones de hectáreas. Esta pérdida de biodiversidad desencadena una reducción de más del 60% de la superficie forestal mundial per cápita y afecta la vida de 1600 millones de personas en todo el mundo.

El equipo de científicos dirigido por Ronald S. Estac del Centro para la Biodiversidad y el Cambio Climático del Instituto de Investigación Forestal y de Productos Forestales (FFPRI) en Japón brindó un hallazgo inédito.

Constatan que el área forestal mundial se redujo en 81,7 millones de hectáreas entre 1960 y 2019, esto equivale a un área de más del 10% de toda la isla de Borneo, con una pérdida forestal bruta (437,3 millones de hectáreas) superior a la ganancia forestal bruta (355,6 millones de hectáreas) explican los estudiosos.

A lo largo del tiempo los estudiosos han materializado su preocupación en posibles soluciones y alternativas para mitigar los efectos del cambio climático.

También te puede interesar: Crudo informe advierte sobre el impacto socioambiental de las colillas de cigarrillo

calentamiento global

¡No hay tiempo que perder! Los informes notifican que vamos rumbo a la sexta extinción masiva debido al insostenible uso de la tierra, del agua y la energía.

Por otro lado, urge la necesidad de mencionar que la disminución de recursos es consecuencia del aumento de la población mundial.

Tomando como referencia las palabras de Ronald S. Estac: “La continua pérdida y degradación de los bosques afecta la integridad de los ecosistemas forestales, reduciendo su capacidad para crear y proporcionar servicios esenciales y sostener la biodiversidad. También afecta la vida de al menos 1600 millones de personas en todo el mundo, principalmente en países en desarrollo, que dependen de los bosques para diversos fines”, expresó.

ÁRBOLES COMO FUENTE DE VIDA Y ESPERANZA

Según Estock, también autor principal del estudio, señaló: “La pérdida de bosques se está desplazando hacia los países menos desarrollados, especialmente en los trópicos”.

Y enfatizó: “Hoy, monitorear los bosques del mundo es una parte integral de varias iniciativas ambientales y sociales globales, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo Climático de París y el Marco Global de Biodiversidad Post-2020.

Para ayudar a lograr estos objetivos, existe una necesidad urgente de revertir o al menos aplanar la curva de la pérdida forestal neta global conservando los bosques restantes del mundo y restaurando y rehabilitando los paisajes forestales degradados”, apuntó el especialista.

Te puede interesar: Sostenibilidad corporativa: Europa obligará a las empresas a revelar su impacto en el planeta

En definitiva, las advertencias están dadas. Solo queda concientizar y generar una transición que posibilite un modelo de producción más sustentable y respetuoso con el ambiente. ¡Llegará un día en que el dinero no será la alternativa para revertir el colapso!

¿hasta cuándo ignoraremos los datos y evidencias que aporta la ciencia?