Puede que este término sea poco visibilizado, sin embargo para abordar las problemáticas ambientales actuales es importante hacer referencia a la sostenibilidad corporativa, puntualmente esto engloba al conjunto de acciones que las industrias deben planificar e implementar para hacer frente a los impactos climáticos que amenazan la supervivencia en el planeta.

Como mencionábamos anteriormente, ser parte de una generación que apela a la responsabilidad y a realizar cambios positivos en nuestro medio ambiente será una alternativa posible que tiene como objetivo promover nuevos paradigmas relacionados a los modelos de consumo y producción.

También te puede interesar: 6 acciones individuales y en comunidad para cuidar el ambiente

Un enfoque responsable del negocio: Europa incorpora reglas sustentables

Tanto las organizaciones privadas como públicas deben contar con nuevas acciones que estén alineadas a propósitos amigables con el planeta. Bajo esa misma óptica, los eurodiputados y los gobiernos de la UE llegaron a un acuerdo provisional relacionadas a las nuevas normas de presentación de reportes para las grandes empresas.

Por consiguiente, la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) dio a conocer que obligará a las corporaciones a revelar el impacto de sus actividades tanto en las personas como en el planeta.

A través de un profundo entendimiento del contexto político, económico, social, tecnológico, legal y ambiental, tiene como objetivo acabar con el greenwashing y sentar las bases para los estándares de reportes de sostenibilidad a nivel mundial.

certificaciones-sustentables
Foto: Adobe Stock

En otras palabras, anunciaron que partir de 2024, las empresas deberán divulgar públicamente información sobre la forma en que operan y gestionan los riesgos sociales y ambientales. Es decir, tendrán que cumplir requisitos tales como comunicar y demostrar el por qué de sus acciones.

Un detalle no menor es que esto se aplicará a las instituciones que cuenten con más de 250 empleados y facturen más 40 millones de euros. Como así también, las pymes que cotizan en los mercados públicos anunciaron que estarán sujetas a normas de información menos estrictas.

Cabe reflexionar en lo siguiente: ¿Esto ayudará a mitigar los efectos del cambio climático? ¿Realmente será viable?

Pascal Durand (Renew Europe, FR), autoridad que llevó a cabo las negociaciones para el Parlamento, fue contundente en sus dichos:

“Hoy en día, la información sobre el impacto de una empresa en el medio ambiente, los derechos humanos y la ética laboral es irregular, poco confiable y se abusa fácilmente de ella. Algunas empresas no informan. Otros informan sobre lo que quieren. Los inversores, los consumidores y los accionistas están perdidos. De ahora en adelante, tener un historial limpio de derechos humanos será tan importante como tener un balance limpio.”

Por otro lado, hizo énfasis en lo siguiente: “El mercado europeo de auditoría extrafinanciera será estandarizado, mucho más riguroso y transparente. El parlamento logró asegurar una apertura del mercado de auditoría por parte de los estados miembros para dejar espacio para que los nuevos jugadores certificados se conviertan en miembros importantes y no solo lo dejen en manos de los auditores financieros, en particular los cuatro grandes”.

Para finalizar, incrementar medidas y regulaciones estrictas mediante criterios ambientales se torna en un gran desafío en miras a potenciar una economía global verde. Esto permitiría adoptar y redefinir un liderazgo empresarial que genere, como resultado, un efecto positivo en el planeta respetando los principios básicos de la protección y la preservación de los ecosistemas y la biodiversidad.

Otro artículo para leer: Nació la primera cría albina de una tortuga gigante de Galápagos