Si nunca habías escuchado el término cumplimiento normativo, no te preocupes porque en Bioguia te vamos a explicar todo lo que tenés que saber al respecto y de dónde surge este término que engloba una nueva forma de cuidar el medioambiente.

Según un estudio de la Asociasión Española de Compliance el incremento en el volumen, la complejidad y la variabilidad de las obligaciones de cumplimiento que afectan a las organizaciones se ha multiplicado en los últimos años, de modo que disponer tanto de estructuras para facilitar su cumplimiento como de personal cualificado para operarlas ha dejado de ser una prioridad exclusiva de las grandes corporaciones.

Frente a este contexto, el estudio explica que fenómenos como la globalización de la economía o la necesidad de trascender las obligaciones legales para asumir los compromisos éticos que reclama la sociedad, han contribuido a incrementar las necesidades de Compliance, acelerando la evolución en la curva de madurez de una función que se percibe como factor clave de buen gobierno corporativo.

Comunidades sustentables: ¿qué son, cómo se crean y ejemplos?

cumplimiento normativo: compliance

¿El cumplimiento normativo que es? Conocido como Corporate Compliance, el cumplimiento normativo es un conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.

De hecho, el Compliance en la actualidad dejó de ser una opción voluntaria para muchas organizaciones y ha pasado a ser un requisito a integrar dentro de su estrategia y estructuras internas a fin de dar cumplimientos a los preceptos legales o bien poder protegerse ante situaciones de riesgo que pondrían en serios problemas la estabilidad y continuidad de la actividad de la organización.

Si bien, el responsable cumplimiento normativo no es un término nuevo en el mundo empresarial, la rápida y reciente evolución de la legislación internacional, combinada con el endurecimiento de las sanciones así como la relevancia que la propia legislación otorga hacia la toma de acciones preventivas de cumplimiento por parte de las organizaciones generó que el compliance sea una de las cuestiones más novedosas a incorporar en las estrategias de gestión y visión de cualquier organización.

empresa verde

Por qué es importante el cumplimiento normativo ambiental

El entorno legislativo en el que una compañía desarrolla sus actividades es, con el correr de los años, más abarcativo y multifascetico. Este elemento llevó a que las autoridades (tanto a nivel nacional como internacional) y a los organismos regulatorios a que incrementen sus controles y normas.

Si a esto se le suma el innegable aumento la sensibilidad social respecto de la ética de los negocios a raíz de la conciencia ambiental, las organizaciones no tuvieron otra opción que estar a la altura de los nuevos estándares éticos y legales.

¿Por qué? Porque abstenerse puede derivar en consecuencias tales como un daño irreversible en la reputación de la empresa, multas y sanciones económicas, caídas de contratos de negocios, pérdidas de subsidios estatales y ser excluido de licitaciones, entre otros.

También te puede interesar Polémica en el sur argentino por una ley que prohíbe proteger la naturaleza

Ser responsable ahora no es solo una opción

El cumplimiento normativo llevó a que ser respetuoso con el medio ambiente deje de ser una opción y pase a transformarse en una obligación por parte de las empresas al rededor del mundo y de todos los empleados que allí trabajan.

De hecho, países como España incorporaron en la última reforma del Código Penal un gran impulso al concepto de compliance: introdujeron en el ordenamiento la responsabilidad penal de las personas jurídicas en sumatoria a las cuantiosas sanciones a las que la empresa puede verse obligada a abonar.

Esto se traduce en que si una empresa quiere evitar ser responsables de ciertos delitos, tener buena reputación y ser objeto de concursos públicos deben sostener en el tiempo una imagen de seguridad y respeto para con la legalidad.

[No te pierdas de leer Canarias prohíbe los plásticos de un solo uso y apuesta por el reciclaje]

conceptos del cumplimiento normativo

Por lo general un cumplimiento normativo bien desarrollado debe estar a cargo de un departamento específico y tiene también que considerar algunos de los siguientes conceptos:

- Identificar los posibles riesgos a los que se enfrenta la empresa. Para ello, la entidad puede acudir a la consultoría de un profesional en la materia que asesore a los directivos.

- Prevenir los riesgos mediante el diseño y la implementación de protocolos de control que protejan a la empresa.

- Es necesario también supervisar la efectividad de las medidas mediante auditorías periódicas y, por supuesto, se recomienda informar los resultados de las mismas tanto a los trabajadores como a los clientes.

- Si por algún motivo existe un incumplimiento es importante que la compañía trabaje en la solución del problema.

- Asesoramiento y formación continua: los directivos y trabajadores deben recibir toda la información necesaria para llevar a cabo su trabajo de acuerdo con la normativa vigente.

Esto quiere decir que las empresas tienen que ser capaces de demostrar que, por ejemplo, sus empleados asisten a cursos de formación; que la compañía se preocupa por sancionar actuaciones incorrectas y que sobre todo existe una organización planificada de fondo.