La contaminación de los mares y océanos, especialmente con plásticos, es uno de los problemas más importantes que hoy en día tenemos que enfrentar. Gran parte de la biodiversidad marina se ve afectada por la contaminación de las aguas, tanto química como físicamente ya que muchos animales quedan atrapados entre los plásticos. La pérdida y degradación de este enorme ecosistema nos afecta profundamente.

El plástico es un material que no es biodegradable, por lo que se va desintegrando en pedazos cada vez más pequeños, llegando incluso hasta la cadena alimenticia, y se encuentra en casi todo lo que utilizamos día a día.

Ya son 5 las islas de plástico que se encuentran a la deriva en los océanos, siendo la más conocida el Gran Parche de Basura del Pacífico, con aproximadamente 100 millones de toneladas de basura ocupando 700 mil kilómetros cuadrados.

Cómo hacían tus abuelos para vivir sin plástico

Las corrientes marinas son las que recogen la basura que los humanos desechan en las costas o en los barcos, y permiten que recorran grandes distancias hasta ir formando estas islas de plástico. Plastic Oceans, una organización sin fines de lucro que busca concientizar sobre la contaminación generada a partir del plástico, afirma que aproximadamente 8 millones de toneladas de plástico son tiradas al océano cada año.

Además, otras organizaciones estiman que aproximadamente un 49% de los residuos marinos son plásticos de un solo uso y según investigaciones, se cree que para el año 2050, habrá más plástico que peces en los océanos.

El objetivo principal de este día es la recolección de residuos y desechos de todo tipo en las costas de las playas y ríos. Se buscar generar y difundir una conciencia ambiental en las personas, ya que la abundante cantidad de residuos que se encuentran en las costas traen graves consecuencias para todos los seres vivos y el ambiente.

Greenpeace

La jornada permite que los ciudadanos comprendan de dónde provienen los desechos que encuentran, y de esa forma, fomentar el cambio de hábitos y comportamientos que llevan a la contaminación.

Desde la página de Oceans Conservancy, estiman que se juntaron 152.922,58 toneladas (337.136.576 libras) de basura y que participaron 16.421.207 de voluntarios desde 1986. Además, explican cómo debemos llevar a cabo la jornada teniendo las precauciones sobre el COVID y presentan una aplicación gratuita llamada “Clean Swell”.

Cada voluntario se puede descargar esta app y completar qué tipos de residuos recolectó, la cantidad, el lugar en dónde estuvo y todo tipo de información relevante. Estos datos, se cargan instantáneamente a la base de datos de Oceans Conservancy, proporcionando una noción global de la basura en los océanos, que luego puede ser utilizada para futuras investigaciones.

¡Todos pueden participar! Desde un día en familia, hasta grupos provenientes de establecimientos educacionales, ONG´s, empresas, universidades y otras agrupaciones.

¡Contribuyamos a la preservación de nuestros océanos!