La función y objetivo de los días internacionales es visibilizar y hacernos tomar conciencia sobre temáticas importantes para la humanidad. Cada 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño, no solo para celebrarlos, sino también para que pongamos el foco en difundir sus derechos y concienciar sobre la importancia de trabajar todos los días por su desarrollo y bienestar.

¿Cuál es el objetivo de este día?

El objetivo principal de este día es el de recordarnos que el colectivo que más sufre los problemas y crisis del mundo son los niños. Es decir que son el grupo más vulnerable a cualquier evento negativo que suceda en nuestro planeta, desde guerras hasta el cambio climático.

Los derechos inherentes a cada niño, sin importar dónde nacieron, son a la salud, a la educación y a la protección. Estos tres se recalcan especialmente en este día, así también como la labor de todos aquellos que luchan y trabajan para que cada pequeño tenga un mejor futuro y más oportunidades.

Los Derechos de la Infancia y el Ambiente

Muchos efectos del cambio climático y la contaminación afectan de manera negativa a niños y niñas. Algunos ejemplos de esto son:

Contaminación del aire: los niños respiran más rápido que los adultos, absorbiendo más cantidad de tóxicos en el aire. Esto quiere decir que tienen mayor probabilidad de contraer enfermedades respiratorias de las que, además, les cuesta más recuperarse que a un adulto.

Cambio climático: uno de los efectos causados por el cambio climático son las inundaciones que se dan de manera más seguida y fuerte. A causa de ellas muchos niños y niñas deben abandonar sus hogares, muchas veces siendo separados de sus familias. Esto los hace más vulnerables.

Contaminación del agua: tomar agua contaminada puede contagiar varias enfermedades. En el mundo 1 de cada 4 personas toma agua sucia, no adecuada para que la consuma una persona.

Químicos y desechos: en algunos países niños y niñas reciclan teléfonos celulares sin contar con el equipo de seguridad para realizarlo, exponiéndose a distintos químicos nocivos.

Ecosistemas desequilibrados: un ecosistema en equilibrio tiene muchas ventajas para los niños. No solo les permite estar en contacto con la naturaleza, sino que también los expone a distintos tipos de gérmenes necesarios para desarrollar su sistema inmunológico de manera adecuada.

niña arbol

¿Qué derechos de los niños se ven afectados por los problemas ambientales?

A partir de los problemas medioambientales que existen hoy en día, hay varios derechos de los niños y niñas que se ven afectados. Los principales son:

Derecho a la salud: este derecho se basa en que todo niño o niña debe poder acceder a atención en salud de alta calidad y a un ambiente limpio. Cuando hay niños que no pueden acceder a agua limpia para lavarse las manos aumenta la posibilidad de contraer distintos tipos de enfermedades, vulnerando este derecho.

Derecho a la vida y el desarrollo: frenar los riesgos ambientales causados por la contaminación y el cambio climático puede frenar la muerte de más de 1,5 millones de niños y niñas menores de 5 años.

Derecho a un nivel de vida adecuado: alimentación adecuada, vivienda y agua limpia son los tres derechos principales dentro de lo que es un nivel de vida adecuado. Al carecer de uno o más de estos derechos los niños pueden enfermarse, pasar hambre y desnutrirse.

Derecho al juego y la recreación: si bien jugar, descansar y participar de actividades variadas es un derecho inherente de los niños, esto no siempre se cumple. Hay muchos niños y niñas alrededor del planeta que peligran cuando juegan, por el agua contaminada y los basurales al aire libre, o porque sufren de explotación laboral, por ejemplo.

¡Cuidar el planeta para preservar estos derechos de los más pequeños es tarea de todos!