Los pies nos mantienen conectados a la tierra, son el eje de nuestra estabilidad junto con la columna, sostienen nuestro peso y nos permiten desplazarnos. Pero, ¿realmente les prestamos la atención que se merecen?

Muchas veces apretamos los pies en zapatos incómodos pero vistosos, o no los dejamos descansar todo lo que necesitan.

¿Cuál es el resultado? Los tan frecuentes dolores de pie, a los que se suman otros malestares asociados, pues los dedos de los pies están unidos al hueso del talón que a su vez se conecta con la pantorrilla, el muslo y así sucesivamente. Todo en nuestro cuerpo está integrado y cuando algo nos molesta, repercute en otras zonas, incluso alejadas físicamente de ese foco de dolor.

[También te puede interesar: 4 cosas saludables que pasarán si sumerges tus pies en vinagre por 15 minutos]

[También te puede interesar: Conoce el significado de los problemas en los dedos de los pies]

Otras causas del dolor de pie pueden ser: artritis, juanetes, dedos superpuestos, callos, uñas encarnadas, pie de atleta, entre otras.

¿Cómo aliviar el dolor de pies? Aquí te compartimos algunos ejercicios simples para que pongas en práctica en tu casa.

Quizas pueda interesarte éste ebook:

El Arte de Escuchar el Cuerpo: Descodificación Biológica.

Durante toda nuestra vida vivimos situaciones desestabilizantes que nuestro cuerpo debe reequilibrar. Pero ¿nos afecta a todos por igual el mismo momento de estrés? ¿Qué diferencia hay entre un conflicto biológico de uno psicológico? ¿Cómo aprender a escuchar nuestro cuerpo de forma eficiente e inteligente?

1. Flexiona los dedos

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas y apoya las manos a los lados del cuerpo. Mantén la espalda bien recta. Flexiona los dedos de los pies, estirándolos hacia atrás y doblándolos hacia adelante. Repite diez veces.

2. Rota los tobillos

Para hacer este ejercicio, puedes quedarte en el piso y levantar una pierna a 90°, sosteniéndola por detrás de la rodilla. Tal vez te resulte más cómodo sentarte en una silla.

Simplemente debes rotar los tobillos en el sentido de las agujas del reloj, y luego en sentido contrario. Repite diez veces en cada dirección.

3. Equilibra el peso

Ponte de pie y balancea lentamente el peso de tu cuerpo, cambiando de los talones a los dedos de los pies. Hazlo por unos minutos y luego vuelve al centro, apoyando toda la planta.

Intenta tomar conciencia de cómo repartes el peso de tu cuerpo sobre tus pies, y la importancia del equilibrio para no sobrecargar ninguna parte en especial.

4. Estira también las piernas

Como dijimos al principio, todo en el cuerpo está conectado. Entonces, para aliviar también la tensión de las piernas, siéntate en el suelo, estira las piernas por delante de ti e intenta tomarte los pies o las pantorrillas con las manos. Lleva tus dedos hacia ti, como si quisieras empujar con el talón hacia afuera, activando los muslos. Luego, relaja.

baño vinagre pies
Fuente: Shutterstock

Otra buena idea para relajar y aliviar el dolor es sumergir los pies en vinagre. Aquí puedes ver cómo hacerlo.

¿Conoces otros ejercicios para aliviar el dolor de los pies? Compártelos en los comentarios.

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

Conocer salud

Healthline

Quizas pueda interesarte éste ebook:

El Arte de Escuchar el Cuerpo: Descodificación Biológica.

Durante toda nuestra vida vivimos situaciones desestabilizantes que nuestro cuerpo debe reequilibrar. Pero ¿nos afecta a todos por igual el mismo momento de estrés? ¿Qué diferencia hay entre un conflicto biológico de uno psicológico? ¿Cómo aprender a escuchar nuestro cuerpo de forma eficiente e inteligente?