La mejor fotografía de World Press Photo 2021 fue tomada por Mads Nissen, quien acostumbra a captar momentos emotivos. Según el sitio oficial, la imagen se basa en la empatía, intimidad y comprensión humana. Hecho que conmueve aún más cuando conoces la historia que hay detrás.

El coronavirus es algo que nos ha golpeado a todos, nos ha hecho cambiar la forma de vivir, nos ha distanciado. Pero, ¿te has dado cuenta de que también han pasado cosas buenas? Ahora, sabemos darle a nuestros seres queridos el valor que tienen.

También sabemos cuán necesario es un abrazo, un beso, el contacto físico, que quizás antes no creíamos tan importante.

[También te puede interesar: Miles de aves coordinan su vuelo para crear un pájaro gigante]

manos-anciano

Capturadas en una fotografía

En la fotografía ganadora del World Press Photo 2021, se puede ver el conmovedor abrazo entre Rosa Luzia Lunardi, de 85 años de edad, y su enfermera Adriana Silva da Costa Souza.

Ambas mujeres se dan un cálido abrazo, a través de una cortina de plástico para evitar la propagación del virus. Esto es reflejo del amor, la cercanía, la manera en la que los seres humanos tratamos de mostrar solidaridad en los momentos más difíciles.

En la foto se puede notar el cariño entre ambas personas, a pesar de la complicada situación, el miedo, la barrera, el aislamiento. Tal como nos ha tocado vivirlo a todos. Es por ello, que la imagen contiene tanta realidad.

Aislamiento en pandemia

Las protagonistas de la fotografía forman parte del hogar para ancianos Viva Bem, en Brasil. Rosa es habitante del lugar mientras que Adriana es enfermera y cuidadora de la anciana. Aunque con un plástico de por medio, pudieron abrazarse después de mucho tiempo.

Ya que, como todos los hogares para ancianos de Brasil, este había sido cerrado. Con la finalidad de evitar la propagación del virus, así como el contagio de las personas mayores, que de enfermarse podrían no volver a recuperarse.

En este sentido, durante más de 6 meses, los ancianos de Viva Bem dejaron de tener contacto directo no solo con sus familiares, sino también con la gran mayoría de los trabajadores del lugar, como enfermeros y personal de limpieza.

No obstante, al reencontrarse, lo hicieron con muchas medidas de bioseguridad. Entre ellas, una cortina de plástico. La cual puede observarse en la fotografía tomada por Mads Nissen.

[También te puede interesar: Las asombrosas fotos que muestran al desierto del Sahara cubierto de nieve]

La persona más anciana de Europa, con 117 años, superó el coronavirus

Instituciones Públicas ante el COVID-19

En Brasil fueron los encargados de las instituciones públicas quienes decidieron tomar medidas de seguridad para ayudar en la prevención del COVID-19. Ya que el presidente de dicho país, Jair Bolsonaro, no advirtió en primera instancia el peligro del virus.

A pesar del esfuerzo por parte de muchos miembros de la población por implementar medidas de seguridad, Brasil fue el país más afectado por la pandemia en el 2020.

El año cerró con 300 mil muertos, más de 7 millones de casos registrados y el sistema de salud colapsado. Siendo el país con las peores cifras de afección por el coronavirus.

Sin embargo, así como esta mujer con mascarilla que sale en la foto, quien se encargó de cuidar de los más vulnerables, hubo millones de personas que hicieron lo mismo. Tras el anonimato de un cubrebocas, existen aún muchos héroes.

[También te puede interesar: La historia detrás de la foto más icónica de Albert Einstein]

¿Y a tí, también te conmueve esta foto? ¡cuéntanos en los comentarios!