Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entretenimiento

10 palabras que necesitas eliminar de tu vida y tu vocabulario hoy mismo

Las palabras tienen más poder del que imaginas. Y estas 10 son palabras tóxicas de tu vocabulario que te alejan del éxito.

Entretenimiento

10 palabras que necesitas eliminar de tu vida y tu vocabulario hoy mismo

Las palabras tienen más poder del que imaginas. Y estas 10 son palabras tóxicas de tu vocabulario que te alejan del éxito.

Rocío Belén Suárez

03/08/2018

La palabra tiene más poder del que puedes imaginar. Los seres humanos tenemos la capacidad de pensar en palabras, y eso nos distingue como especie. Por eso, ellas determinan nuestros pensamientos y, por lo tanto, nuestras acciones.

Si realmente quieres un cambio en tu vida, si ansías alcanzar el éxito, lo primero que deberías hacer es revisar tu lenguaje. Seguramente, usas a menudo algunas palabras tóxicas que te impiden ser feliz.

Todos lo hacemos, pero ser consciente de ello es el primer paso para cambiar. Por eso, si quieres mejores cosas en tu vida, debes eliminar de tu vocabulario estas 10 palabras hoy mismo.

1. Espero que esto suceda

La vida no se trata de sentarte cómodamente a la espera de que las cosas sucedan solas. Si usas mucho la palabra “esperar”, te quedarás haciendo eso: esperando.

Si quieres que algo suceda, debes trabajar para ello. Cambia esta palabra por “haré todo lo que me sea posible para que esto suceda”. ¿Puedes fallar? Claro. Pero nunca funcionará si te quedas quieto.

2. Algún día haré…

Ese algún día quizá no llegue nunca. Está bien tener fantasías, pero si todo te lo propones para más adelante, en un tiempo indeterminado, lo más probable es que se te vaya la vida y ese día nunca suceda.

Algún día empieza ahora.

3. Esto es un problema

Mejor que ver problemas en todos lados, es ver desafíos. O, en el peor de los casos, dificultades. Que las cosas se pongan difíciles no significa que no se puedan cambiar.

En cambio, la palabra problema nos genera ansiedad, y en general, nos paraliza. Piensa en todo lo que suceda como una posibilidad de aprender y mejorar y verás que vives mucho más tranquilo.

4. Jamás lo haré

Ya sabes lo que dice la famosa frase: nunca digas nunca. Cuando te impones límites estrictos estás cercenando la posibilidad de crecer, de mejorar, de obtener una mejor versión de ti mismo.

Algo que hoy te parece aberrante, quizá mañana lo veas con otros ojos. Una cosa que hoy crees que está fuera de tu alcance puede no estarlo mañana. Siempre debes dejar lugar a la flexibilidad.

5. Odio eso

El odio es un sentimiento muy tóxico y por lo tanto, también entra en la lista de palabras tóxicas.

Mencionar que odias algo te carga de esa energía, te altera y, como si fuera poco, te aleja de tus logros. Nada bueno sale del resentimiento y los malos sentimientos.

6. Esto es imposible

Generalmente decimos que algo es imposible cuando no estamos dispuestos a aceptar lo que tenemos que hacer para conseguirlo.

Si para hacer el viaje de tus sueños debes vender tu casa, romper con tu pareja y alejarte de tu familia, puede que prefieras no hacerlo, pues el costo es demasiado alto. Pero imposible no es.

Elimina la palabra imposible de tu vocabuario y empieza a pensar las cosas en términos de costos/ beneficios. Descubrirás rápido que las cosas que llamabas “imposibles” no están tan lejos.

7. Debería hacerlo…

La palabra debería es una de las que mayor ansiedad generan. Es que muchas veces crees que debes hacer algo que en realidad quieres hacer. Y entonces, ese deseo se convierte en obligación y no cumplirlo se convierte en fracaso.

En realidad, no debes hacer nada. En todo caso, deseas hacer algo, prefieres hacer algo. Notarás que si empiezas a quitar la palabra “debería” de tu vocabulario, reduces notablemente la culpa con la que cargas siempre.

8. Las cosas han salido mal por mi culpa

En relación con lo anterior, la palabra culpa también debería ser eliminada. Pues no cargas en tus espaldas la clave para que el mundo siga girando.

Las cosas suceden, a veces salen bien y otras mal. Nunca es tu culpa. En todo caso, podrías haberlo hecho mejor: siempre se puede mejorar.
Acepta lo que sucede, aprende de los errores, pero nunca te cargues con todas las responsabilidades.

9. Ha sido un fracaso

Creo que a esta altura ya has comprendido que las palabras tóxicas que debes quitar de tu vida suelen ser determinantes. Pues fracaso es una de ellas.

¿Un fracaso de acuerdo a qué parámetros? ¿De verdad no has logrado sacar ni una sola cosa buena de ello?

Mejor que decir que algo ha fracasado es pensar que no ha salido como esperabas. Pues eso, además, te lleva a revisar otra cosa. ¿Lo que estuvo mal fue lo que sucedió, o fueron tus expectativas?

10. Esto es así siempre

Para finalizar, la otra palabra determinante que debes eliminar de tu vocabulario es “siempre”. “Siempre ha sido así y tan mal no nos ha ido”, “amaré esto para siempre”, etc., son frases que te limitan. De nuevo, no dejan lugar al cambio.

Al final, todos estos cambios en tu vocabulario tienen que ver con rever que las cosas que das por sentado con certeza, quizá son diferentes.

Evaluar tu vocabulario es una gran manera de pensar diferente.

¿Estás dispuesto a intentarlo?

Fuentes:

Salud por Día


Otros

Salud

Guía práctica: cómo tener una mente ganadora

Todo está en tu cabeza: sigue esta guía práctica para lograr tener en pocos pasos una mente ganadora y que ningún éxito se te resista.

Entretenimiento

5 cosas que tienes que saber para sacar un proyecto adelante

Siempre hay que prepararse para hacer el mejor trabajo.

Entretenimiento

5 hábitos que la gente productiva practica todos los días

Empieza poco a poco hasta que cumplas tus sueños.

share