Dentro de la industria de las series y películas de naturaleza, cada vez existen más materiales que exponen grandes problemáticas con el objetivo de llamar a la reflexión y provocar impacto social. En este sentido, Salvemos el mar documental -también conocido como The End of the Line, un mundo sin peces- generó polémica al ser el primero en exponer el efecto destructor que causa la sobrepesca en los océanos y, por ende, en la vida marina.

Dirigida por el prestigioso Rupert Murray, con el apoyo de las fundaciones Marviva, Waitt Family y Channel 4 Britdoc -y con la producción de Arcane Pictures, Calm Productions y Dartmouth Films- Salvemos el mar documental se estrenó en el reconocido Festival Internacional de Cine de Sundance en 2009.

[También te puede interesar Por un océano sin plásticos: más de 100 voluntarios participaron de una jornada de limpieza]

¿Qué es lo que realmente expone este film? ¿Qué fue lo que investigó el periodista que inspiró a este documental? En este artículo te contamos todos los detalles.

Salvemos el mar resumen / The End of the Line resumen

The End of the Line documental está basado en el libro del periodista de investigación inglés Charles Clover, quien se desempeña como editor de medio ambiente del periódico Daily Telegraph de Londres.

En su libro llamado “The End of the Line: How Overfishing Is Changing the World And What We Eat”, en español, "El final de la línea: Cómo la sobrepesca está cambiando el mundo y lo que comemos", Clover explica cómo la pesca moderna destruye a los ecosistemas del océano. Entre muchos datos críticos, el periodista llega a la conclusión de que el consumo actual de pescado a nivel global es totalmente insostenible y plantea que, por esto, los países deberían empezar a regular la pesca en los océanos para que se haga de manera sostenible.

[También te puede interesar Perú, rumbo a la preservación marina con la creación de su primera área protegida]

Ahora bien, Salvemos el mar documental logró llevar a la pantalla grande esta profunda investigación de Clover y las consecuencias de la excesiva demanda de pescado quedaron más que expuestas. Durante casi una hora y media, el film aborda graves problemáticas: la posible extinción del atún rojo provocada por la alta demanda de sushi, cómo impacta en la vida marina la sobrepoblación de medusas y la hambruna que se desencadenaría en un futuro en un mundo sin peces.

salvemos el mar documental
La alta demanda de sushi es uno de los motivos que pueden llevar a la extinción del atún rojo

Para rodar este film, el equipo de Salvemos el mar documental siguió durante dos años a Clover, quien no duda en enfrentarse tanto con políticos como con los dueños de reconocidos restaurantes. El periodista explica que evidentemente estas personas no entienden que su futuro laboral también está en peligro. Pero de acuerdo con el documental, ellos no son los únicos responsables. También lo son los pescadores que realizan la actividad ilegalmente -porque violan las reglas-, quienes forman parte de la industria pesquera ya que no toman medidas al respecto y, además, aquellas personas que consumen especies amenazadas.

De todas formas, Clover no está solo: Roberto Mielgo es un ex pescador que ahora se dedica a exponer la pesca ilegal y acompaña al periodista en este movimiento constante que tiene por objetivo cuidar las especies que habitan debajo de los océanos.

Por otro lado, lo curioso del documental es que el rodaje se hizo en prácticamente todo el mundo: en el Estrecho de Gibraltar, en las costas de Senegal y de Alaska, hasta en Tokio.

Salvemos el mar documental


The End of the Line documental completo / Salvemos el mar documental completo

El documental completo revela datos que realmente invitan a la reflexión: de acuerdo con los científicos consultados, los peces y crustáceos se habrán agotado en 2048 si continúa aumentando la sobrepesca. Esto sucedería por diversos motivos, por ejemplo:

- la aniquilación de la población de bacalao más abundante del mundo

- la inminente extinción del atún rojo provocada por el consumo de sushi

- la destrucción de la forma de vida de comunidades de pescadores locales

- las consecuencias por devolver al mar siete millones de toneladas de peces muertos por año, capturados con redes de arrastre, al no tener salida comercial.

Sin dudas, se trata de una producción que ha movilizado a cientos de personas, como Claire Lewis -productora de cine- que sostuvo que Salvemos el mar le ha cambiado la vida y su forma de comer.

Es que, ese es el objetivo de Clover, generar un antes y un después en aquellas personas que ven el documental: “Hemos de dejar de pensar que nuestros océanos son una fábrica ilimitada de alimentos y ser conscientes de que se trata de entornos marinos enormes y complejos. Debemos actuar ahora para proteger el mar de la sobrepesca desenfrenada e incontrolada a fin de que haya pescado en el mar para nuestros nietos y bisnietos”.

Y tú, ¿ya has visto SALVEMOS EL MAR?

Fuentes: Sosteniblepedia y Ocean Sentry.