Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Hogar

13 tips prácticos para no desperdiciar nada de comida

El desecho de alimentos es una de las principales causas de contaminación del planeta, además de ser perjudicial para tu economía. Te mostramos de qué manera puedes evitarlo.

Micol Camporesi

27/08/2018

Hogar

13 tips prácticos para no desperdiciar nada de comida

El desecho de alimentos es una de las principales causas de contaminación del planeta, además de ser perjudicial para tu economía. Te mostramos de qué manera puedes evitarlo.

Micol Camporesi

En el mundo se desecha un tercio del total de la comida producida para consumo humano. En América Latina, los alimentos que se desperdician podrían servirle a más de 300 millones de personas. Estas cantidades provienen de lo que todos tiramos al cesto en nuestro día a día: las sobras de nuestro plato, los productos que se vencen en la heladera, las frutas y verduras que no llegamos a comer.

Afortunadamente, existen muchas maneras de aprovechar al máximo cada uno de los alimentos que compramos. Siguiendo estos prácticos tips, entre todos podemos ayudar a reducir este desperdicio que no solamente contamina el planeta sino que además desaprovecha recursos valiosos en su producción.

1. Guardar el pan en el freezer

Este truco es la manera perfecta de evitar que el pan se arruine antes de llegar a comerlo entero. Cuando necesites una rebanada, sepárala del pan y luego déjala descongelar o métela directamente en la tostadora.

2. Anotar qué tiras a la basura

Si registras qué cosas estás tirando a la basura, la próxima vez que vayas al supermercado puedes ajustar las cantidades que compras para no desperdiciar nada.

3. Planea con anticipación tus comidas de la semana

Si entras al supermercado sin tener idea de lo que vas a comer durante los próximos días, saldrás con al menos cinco cosas que no necesitas, algunas de las cuales se pondrán feas antes de tener una oportunidad de usarlas.

4. No te fijes en la forma de las frutas

La gran mayoría de las veces esas frutas o verduras que tienen formas extrañas o que no son perfectas por fuera tienen el mismo sabor que las que si lo son. Lamentablemente, como tenemos una tendencia a comprar, por ejemplo, las manzanas más redondas, el resto terminan en el tacho de basura. Dale una oportunidad a esas frutas y verduras, siempre y cuando no estén podridas o golpeadas.

5. Evita servirte de más

Cuando estás en tu casa, evita servirte demasiada comida en el plato. Es mejor volver a la cocina por una segunda porción si no fue suficiente que servirte de más y que esas sobras terminen en la basura.

6. Aprovecha las sobras

Si notas que nunca comes las sobras que quedan en la heladera, intenta cocinar alimentos que puedan ser reutilizados en algo nuevo. Por ejemplo, las verduras cocidas o salteadas se pueden agregar fácilmente a ensaladas o tortillas.

7. Limpia tu heladera

Limpiar regularmente tu heladera y tu freezer hará que tomes consciencia de qué alimentos tienes antes de ir a comprar más.

8. Organiza tu alacena

Una despensa desorganizada hace que sea difícil saber qué cosas ya tienes y qué es lo que realmente necesitas. Si tienes espacio, mantén alimentos como cereales y galletas e ingredientes secos en recipientes herméticos que mantendrán alejados a los insectos y te ayudarán a recordar que están ahí.

9. Congela tus hierbas en aceite de oliva

Todos conocemos la lucha de comprar un paquete completo de hierbas frescas, solo para usar una o dos ramitas en una receta. Para no desperdiciarlas implementa este sencillo truco: corta las hojas, ponlas en cubeteras de hielo y cúbrelas con aceite. El resultado final es porciones frescas de hierbas listas para tirar en la sartén cuando sea necesario.

10. Compra frutas y verduras congeladas

Si cuando compras frutas o verduras frescas siempre una parte termina en la basura, puedes optar por comprarlas congeladas. Esto te da la libertad de utilizarlas durante más tiempo sin que se arruinen.

11. Utiliza los desechos para cultivar

Muchos vegetales como la cebolla, el apio y la lechuga se pueden volver a cultivar. El proceso para cada vegetal es diferente, pero la mayoría comienza poniéndolos unos días en agua antes de ser transferidos a la tierra.

12. Reutiliza el pan

Si creías que el pan deja de servir una vez que se endurece, estabas equivocado. Salpica unas gotitas de agua sobre una baguette seca y hornéala para revivirla.

13. Reutiliza la lechuga

Otra manera de darle una segunda oportunidad a un alimento es reviviendo la lechuga: cuando esté un poco seca, ponla en un recipiente con agua helada y verás como vuelve a estar fresca.

Siguiendo estos 13 pasos, tú también puedes sumar tu granito de arena para disminuir el desperdicio de alimentos.

Fuentes:

Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura


Otros

Entretenimiento

Esta es la razón por la que tu gato no puede resistir meterse en una caja

¿Has notado que los gatos tienen una fascinación con las cajas vacías? Esta es la razón por la que los gatos no pueden resistirse a esconderse en una caja.

Turismo

La contundente reflexión que te hará replantearte las fotos con niños en países africanos

¿Por qué nos tomamos fotos con niños en países de África pero no en París, Roma y Londres?

Salud

7 aspectos que debes de mantener en secreto siempre según la sabiduría Hindú

Estas son las cosas que por ningún motivo deberían ser reveladas a los demás para tener mayor prosperidad en nuestras vidas.

share